Huawei podría comprar Nokia, pero sin Windows Phone

Huawei podría comprar Nokia, pero sin Windows Phone

Actualización: Un reporte de la agencia Reuters informa que Bill Plummer, el vice presidente de asuntos externos de Huawei, ha negado que la compañía china especializada en equipos para redes y manufactura de dispositivos móviles tenga planes de adquirir Nokia respondiendo así a las declaraciones de Richard Yu sobre una posible adquisición.

Nokia no ha hecho ningún comentario al respecto. 


Los últimos tiempos han sido difíciles para Nokia. La compañía se ha visto acorralada por un creciente número de competidores que minan su ya mermada parte en el mercado.

Una de las compañías que asedian las puertas de los finlandeses es Huawei. La compañía china, que recientemente ha lanzado el smartphone más fino del mundo, se encuentra en una muy buena racha. Tanto es así, que Richard Yu, encargado del grupo de negocios para el consumidor del gigante de la electrónica ha manifestado que existe interés, y de hecho una muy buena posibilidad de que Huawei proponga a Nokia una fusión.

Sin embargo, una de las condiciones presentadas por los chinos puede ser un firme obstáculo en el plan que podría salvar a la compañía finlandesa: Yu ha dejado muy claro que Huawei no tiene ningún interés en conservar la exclusividad que Nokia ha venido manteniendo en el uso de Windows Phone como plataforma para sus teléfonos. Uno de los motivos por los cuales Yu y Huawei no consideran que Windows Phone sea una buena alternativa es que la plataforma no ha mostrado una tendencia al aumento en su porción del mercado, a pesar de que Windows Phone 8 tiene ya más de ocho meses en el mercado.

Las palabras del ejecutivo chino no dejan lugar a dudas: "Decir si Windows Phone va a ser exitoso o no es difícil. Tiene una participación en el mercado muy baja. [Los móviles que usan Windows] son débiles, pero aún así requieren el pago de una licencia de software. Eso no es bueno. Android es gratuito"

Ante la manifestación de interés por parte de Huawei, las acciones de Nokia presentaron una subida en el mercado de valores; sin embargo, la concrecion de la transacción está todavía en duda, pues, a pesar de todas las dificultades por las que ha estado pasando, la compañía finlandesa continúa aferrada a su plan de negocios que gira alrededor de la construcción de smartphones que utilicen de manera exclusiva Windows Phone como sistema operativo.