iPhone 6: Apple tendrá que arriesgarse en su próximo iPhone

iphone 6

Pese a que estaba claro desde hace casi un mes que el nombre final del nuevo iPhone de Apple sería iPhone 5S, algo en el corazón de muchos seguidores de la empresa de la manzana pedía a gritos este pasado 10 de septiembre un iPhone 6, con un diseño nuevo y arriesgado que planteara algo más que sus competidores.

Apple, que sí intento innovar, en palabras de su diseñador jefe, Johnny Ive, con sus nuevos iPhone 5C, terminales de plástico y una ampliada gama de colores, decidió no arriesgar con su producto estrella y seguir la tónica que ha empleado desde 2009 hasta ahora: el lanzamiento de un dispositivo igual que el anterior en diseño y con mejoras en hardware, añadiendo la letra S pero sin modificar el número.

iphone 5c

Es lo que ya hizo cuando decidió, en junio de 2009, lanzar el iPhone 3GS, jugada que volvió a repetir en octubre de 2011 con el iPhone 4S, un terminal que ya fue muy criticado por buena parte de la prensa especializada y muchos usuarios, precisamente por la falta de información.

Empezaron entonces las referencias sarcásticas a lo que en Estados Unidos se refieren como "la nueva filosofía de Apple", esto es, sacar al mercado un nuevo terminal (iPhone 5S) para que sus usuarios lo compren, teniendo ya uno que funciona perfectamente y ahora queda descatalogado (iPhone 5) y mientras aún terminan de pagar el anterior (iPhone 4S), que compraron con contrato de 2 años de permanencia.

iphone 5s

Por esa razón, muchos esperaban un iPhone 6 como agua de mayo. Puestos a pagar de nuevo por un dispositivo de Apple, muchos fans esperaban un terminal que volviera a colocar a los de Cupertino a la vanguardia de la tecnología móvil, un mercado que cada vez se mueve más rápido y en el que sus rivales no se andan con tonterías.

Tendremos que seguir esperando para conocer la fecha de lanzamiento del iPhone 6 y, visto lo visto, tendrá que sorprendernos de nuevo. Son ya demasiadas las críticas a la decisión de Apple de incorporar el iPhone 5C a su gama de teléfonos inteligentes, y más al precio que lo ha hecho, y el iPhone 5S, aunque incorpora mejoras de hardware y Touch ID, no supone ninguna revolución en una empresa acostumbrada a sorprender a sus usuarios.

El tirón y la impronta de "innovadores" que acompaña a Apple desde sus inicios no durará siempre, y desde el lanzamiento del iPhone original en 2007 y el iPad en enero de 2010 no han vuelto a sorprendernos de la misma manera.

Un iPhone 6 rompedor hubiera ayudado. Ahora ya no hay vuelta atrás y sólo queda mirar al futuro y entretener la espera con los diseños conceptuales de los fans de Apple, algunos fantásticos.

Teniendo en cuenta el periodo que Apple suele esperar para lanzar un nuevo iPhone, bien podríamos esperar hasta después del verano de 2014, aunque algo me dice que no tardaremos tanto en ver un iPhone 6 en manos de Tim Cook.

historia del iphone