iPhone Low Cost: ¿Debe Apple lanzar un iPhone 5C barato?

Debate iPhone Low Cost

En septiembre esperamos un nuevo modelo de iPhone y, según las filtraciones, Apple podría estar planeando una auténtica revolución en el mercado de los móviles de gama media, media-baja con el posible lanzamiento de su iPhone Low Cost o iPhone barato. Con este nuevo smartphone, bautizado como iPhone 5C, la compañía de Cupertino podría estar buscando recuperar el terreno perdido frente a otros fabricantes y aumentar su portfolio de móviles.

Todavía no hay confirmación de ningún tipo por parte de la empresa dirigida por Tim Cook, pero la realidad es que en Internet corren muchos rumores acerca del iPhone Low Cost y sus posibles especificaciones e imágenes. Incluso se puede reservar ya en algunas tiendas chinas.

iphone 5c

Características:

Según los analistas, el iPhone 5C estará fabricado con una carcasa de plástico, más concretamente de policarbonato, para abaratar costes. Apple podría incluir muchas de las especificaciones de los modelos anteriores.

Esto supondría que el iPhone Low Cost tenga una pantalla retina de 4 pulgadas con resolución 1.136 x 640 píxeles con una densidad de pantallla de 326ppp. Además, podría contar con una cámara trasera iSight de 8 megapíxeles y cámara frontal FaceTime de 1,2 megapíxeles con grabación de vídeo en HD.

Según los rumores, el nuevo modelo de iPhone de la empresa de Cupertino podría salir al mercado en tres versiones distintas; 16, 32 y 64GB. Los precios que se manejan para el iPhone barato van desde los 150 dólares hasta los 200 dólares en su versión más cara, aunque hay quien ha llegado a hablar de más de 300$.

La redacción opina:

Por el momento todo son especulaciones, y lo más probable es que en septiembre salgamos de dudas sobre qué será lo que presente Apple, sin embargo, hasta que eso suceda, es imposible no entrar a opinar acerca de los planes de Apple, por ello hemos querido analizar si los de Cupertino aciertan en su apuesta por un iPhone Low Cost.

Esa es precisamente la pregunta que le hemos hecho a nuestros redactores y compañeros, y estas son sus respuestas:

 

ivan muñoz

Sinceramente, quien se sienta especial o diferente por llevar un iPhone 5, Galaxy S4 o Nexus One, que se lo haga mirar. Lo dije, y me reafirmo, me seduce la idea de un iPhone Low Cost.

Un modelo con las prestaciones del actual iPhone 5 con un precio asequible abriría el universo Apple a un mayor número de usuarios potenciales, e incrementaría de forma exponencial el consumo de contenidos en la App Store. Lo mires por donde lo mires, un negocio redondo para Apple.

Además, por primera vez, podríamos ver un verdadero cara a cara entre iOS y Android, ya que serían muchos los que tendrían la posibilidad de probar ambos sistemas, no sólo de forma puntual, y de esta forma poder decidir con cuál se quedan definitivamente… ¿alguien ha dicho miedo?

Desde luego, Apple necesita un iPhone 5C (low cost) si quiere competir en el mercado de consumo actual, que se encuentra absolutamente eclipsado por Android y las marcas que lo apoyan, que ya cuentan con smartphones asequibles para la mayoría del público.

Pero esta estrategia no parece encajar con la filosofía tradicional de Apple, que abogaba por crear productos muy exclusivos, bien terminados, y capaces de cubrir las necesidades de su público potencial, que es bastante exigente. Esto implica un precio elevado. Además, puede ser difícil que sus números cuadren, de forma que se mantenga el margen de beneficios que suele manejar la marca.

No todos los fabricantes pueden asumir pérdidas en la venta de sus dispositivos, como ocurre con Google y sus terminales Nexus. Como se ha demostrado en muchos sectores, la guerra de precios puede pasar factura a los fabricantes que no están acostumbrados a ese “juego”. Incluso puede suponer el hundimiento de una marca. Si Steve Jobs levantara la cabeza…

Apple no necesita un iPhone barato, low cost, de plástico, de colorines o con purpurina. Ni es su filosofía ni le hace falta. Precisamente el hecho de centrarse en unos pocos dispositivos, y no ampliar la gama innecesariamente, es su marca de identidad.

Cualquier otra cosa sería una puñalada por la espalda a la imagen corporativa de Apple y a la memoria de Steve Jobs. Si me dijérais que se están jugando el futuro económico de la empresa, todavía, pero en el tercer trimestre de este 2013 Apple ha sacado un beneficio neto de 5.219 millones de euros, que se dice pronto. Sí, es un 21% menos que en el mismo trimestre del año anterior, pero sigue siendo un pastizal.

Si Apple quiere frenar la caída, lo que debe hacer es centrarse en investigar y jugársela con un producto nuevo, innovador, no ponerse a la altura de los demás, que tienen otra estrategia y juegan con ventaja, porque llevan años con ella.

Un iPhone barato o low cost se vendería como churros, no me cabe duda, pero no dejaría de ser pan para hoy y hambre para mañana. Yo espero (mejor dicho, me gustaría) un iPhone 6 sin plásticos, sin reducción de rendimiento y verdaderamente innovador.

A la hora de plantearme si Apple acierta lanzando un iPhone Low Cost, me surge la pregunta de ¿qué es Apple? Bajo mi punto de vista Apple es una empresa elitista donde la marca está por encima del producto, porque así nos lo ha vendido durante los últimos años.

Es más, podríamos decir que Apple no sólo nos ha vendido productos, nos ha vendido necesidades, ideas, emociones y sentimientos. La empresa de Cupertino no necesita un mayor mercado. Necesita volver a innovar, volver a crear, diferenciarse de la competencia y volver a ilusionar a todos sus fanboys. 

Si finalmente la empresa de Cupertino lanza un iPhone barato, adiós al halo de exclusividad. Si todo el mundo puede tener un iPhone, adiós a su principal seña de identidad. Si lanza un iPhone económico, adiós a Apple.

La necesidad de Apple de lanzar un nuevo iPhone de bajo coste se corresponde básicamente a dos motivos, el primero de ellos: hacer frente al extenso catálogo de las marcas competidoras.

Apple está perdiendo cuota de mercado de manera progresiva. En la actualidad este mercado está liderado por Samsung gracias a la gran cantidad de modelos diferentes de smartphones, que ofrecen al cliente un amplio abanico de posibilidades según sea su presupuesto y necesidades. Apple debe lanzar nuevos modelos de sus dispositivos si quiere competir en la misma liga donde otras marcas llevan jugando (y dominando) varios años.

Acercar el iPhone a economías más desfavorecidas es la segunda idea. Tal es la necesidad de los usuarios de poseer un iPhone que el iPhone 5 ha llegado a convertirse en el móvil más robado en la ciudad de Nueva York. Con el lanzamiento de un terminal de gama media y un precio más ajustado, la compañía de Cupertino vería incrementadas sus ventas en países en desarrollo y, especialmente, en aquellos mercados donde la crisis está haciendo mella en la clase media, viéndose obligada a rechazar gastos innecesarios.

¿Por qué no? Hablando en números, sería una decisión inteligente. Si un mercado ya está copado (como sucede con el mercado de smartphones en países desarrollados), ¿por qué no entrar en otro donde sí hay oportunidad para crecer?

La tecnología ya la tiene y además cuenta con años de experiencia siendo pionero en la revolución de dispositivos móviles inteligentes. El mercado de smartphones económicos está casi sin explotar, así que si Apple desea incrementar el número de ventas de iPhone, ya sabe lo que tiene que hacer.

Por supuesto que Apple necesita sacar un iPhone 'low cost'. Más allá del aura de marca 'guay' que emanan los de Cupertino, la triste realidad es que la economía manda. Y los últimos resultados recién publicados no dan demasiados motivos para la alegría.

Además, marcas como Samsung le están 'comiendo la oreja' a Apple y no creo que sea solo por casualidad. ¿Cuántos modelos 'Galaxy' hay en su gama? La Historia está repleta de ejemplos que demuestran que no es muy buena idea tener todos los huevos en la misma cesta.

Mirad por ejemplo la marca Porsche: durante demasiados años el 911 era el único modelo en su gama. Resultado: una situación económica... digamos 'justita'. Ahora hay 'roadster' como el Boxster, deportivos pequeños como el Cayman, superdeportivos como el 918, grandes berlinas diésel y hasta un todoterreno. Aunque muchos apasionados de la marca pusieron el grito en el cielo, lo cierto es que gracias a todos estos modelos se puede seguir disfrutando de un icono entre los deportivos: el 911.

Por eso creo que Apple debería sacar un teléfono más barato: si se hinchan a vender iPhone 'low cost', iPhone 5C o iPhone barato, llamadlo como queráis, posiblemente los más apasionados seguidores podrán seguir disfrutando del iPhone como lo conocemos ahora. Y del iPad, y de la futura tele... y de todo lo que podrán inventar y desarrollar gracias a su mejor situación económica.

Si no se quieren quedar atrás, Apple debería apostar por un iPhone de bajo coste sí o sí... pero de verdad, con toda su artillería y no a medias tintas. Se rumorea que su terminal "barato"o iPhone 5C podría costar unos 380 euros, cifra que lo aleja bastante de lo que entendemos por "ecónomico".

Hoy en día, bajo el manto de Android, es posible encontrar terminales muy competentes en cuanto a rendimiento por debajo de los 200 euros, como algunos de la marca española Bq. Es decir, cualquier marca puede crear un terminal "barato". Otra cosa es que quiera o le interese. Y que a los usuarios les guste, claro, porque no todo es el precio, y si no que se lo digan a Sony y Microsoft con la guerra de precios y prestaciones entre PS4 y Xbox One.

Estas son nuestras opiniones, pero queremos saber las tuyas. ¿Necesita Apple un iPhone low cost? Los mejores comentarios los añadiremos al debate.