Moto G5 Plus, toma de contacto y primeras impresiones

Moto G5 Plus, análisis y toma de contacto

El Moto G5 Plus va a dar mucho de qué hablar a lo largo de todo este año. Lenovo acaba de presentar la renovación de la gama de los Moto G, la familia de teléfonos por debajo de los 300 euros que ya se ha convertido en un clásico en los móviles de gama media. Hemos podido hacer un análisis previo de este terminal, y en este artículo os contamos nuestras primeras impresiones con él.

Para empezar, empecemos por recordar que Lenovo ha llevado a cabo esta semana un evento de presentación en el marco del MWC 2017 que se está celebrando estos días en Barcelona (España). En él, la compañía ha introducido a los sucesores del Moto G4 y Moto G4 Plus, por lo que no ha sido uno sino dos móviles diferentes los que ha presentado la empresa asiática que actualmente controla la marca de Moto.

Esos dos móviles recién presentados son el Moto G5 y el Moto G5 Plus. En este caso venimos a hablar del segundo, el más grande y el más potente de los dos, y también el más caro: 279 euros. Lo hemos estado utilizando durante unas cuantas horas, así que permitidnos que en estas primeras impresiones del Lenovo Moto G5 entremos un poco más en detalle en cada una de las características que de por sí podéis ver en nuestra ficha oficial de este teléfono.

Descubre la tienda oficial de Lenovo Moto en Amazon

Diseño de metal y un poco de "joroba" en la cámara principal

Galería de fotosPrimeras impresiones del Moto G5 Plus en imágenesver las 11 fotos

Empecemos por el diseño del Moto G5 Plus. Para hablar del aspecto de este teléfono primero hay que hacer borrón y cuenta nueva de todo lo que recordamos del diseño del Moto G4 Plus: aquí no hay ni carcasa de plástico, ni un diseño vertical de cámara y ni siquiera un lector de huellas que sobresalga por encima del panel frontal. De hecho, cualquier parecido con los anteriores Moto G es pura casualidad.

Lo que tenemos aquí, en este nuevo Moto G5 Plus, es exactamente todo lo contrario a lo que en los últimos años nos tenía acostumbrados Motorola en su catálogo de teléfonos de gama media: encontramos un diseño de metal, una cámara circular y un lector de huellas al más puro estilo -en lo que a su diseño se refiere- del OnePlus 3.

Imagen frontal deMotoG5 Plus

G5 PlusMoto

  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 7.0
    Tamaño 5.2 pulgadas
    Resolución 1920x1080
    Cámaras 12/5 mpx
    Capacidad 3000 mAh
    Memoria Interna 32 GB

El diseño de metal es, con diferencia, la gran novedad en este dispositivo. Es un detalle que le da un acabado completamente diferente al teléfono, y os puedo asegurar que hay un mundo de diferencia entre cómo se sentía en la mano el G4 Plus del año pasado y en cómo se siente en la mano este Moto G5 Plus. Es un móvil que, en mi opinión, por fin tiene unos acabados que están a la altura de alternativas como el P8 Lite de 2017 o el Samsung Galaxy A5 en su versión de 2017.

Moto G5 Plus, así luce su diseño de metal en la mano

En la mano, el Moto G5 Plus transmite mucha sensación de firmeza. Salta a la vista que es un móvil robusto, aunque con eso no quiero decir que sea pesado: las cifras oficiales dicen que no supera los 155 gramos, por lo que su peso incluso está por debajo de lo que pesan terminales como el S7 Edge (por los pelos, 157 gramos), y tampoco se aleja tanto de lo que pesan otros móviles más "light" como el P8 Lite (también por los pelos, 147 gramos). Habiendo cacharreado con él, puedo confirmar que está muy lejos de ser un dispositivo pesado.

El Moto G5 Plus se siente muy bien en la mano

Tal y como se puede ver en las fotografías que adjuntamos en este artículo, el diseño del Moto G5 Plus no introduce ninguna "revelación" en lo que a la posición de los botones o las conectividades físicas se refiere: el botón de encendido y el botón de volumen están a la derecha, mientras que la salida minijack de audio y el puerto de carga microUSB (nada de USB Tipo-C, por desgracia) se encuentran en la parte inferior.

A diferencia del Moto G5, en el cual la carcasa sí es extraíble, en esta versión "Plus" no hay forma alguna de retirar la tapa trasera. Eso se traduce en que, también a diferencia del G5, los puertos de la tarjeta nanoSIM y microSD quedan ubicados en una bandeja situada en la parte superior. Hasta ahí, nada nuevo que no hayamos visto en otros teléfonos. Pero hay otros dos detalles que sí merece la pena analizar más en profundidad.

La bandeja de las tarjetas físicas está en la parte superior del móvil

Primero, el lector de huellas dactilares. Pude probar en su día el Moto G4 Plus, y uno de los mayores defectos que encontré en su diseño era precisamente el acabado del lector de huellas: el sensor sobresalía por encima de la carcasa, y eso hacía que lo pulsara de forma involuntaria cada vez que metía la mano en el bolsillo para sacar el teléfono.

Este año eso ha cambiado, o al menos esas son las primeras sensaciones que me ha transmitido el teléfono. El lector ya no sobresale tanto por encima del panel, y lo poco que queda por encima de la pantalla está rodeado de un diseño que por otra parte me ha dado la sensación de que debería evitar que se acumule la suciedad que atraía el lector del G4 Plus.

Lector de huellas del Moto G5 Plus

En el segundo puesto de las novedades de diseño está la cámara principal. Para conseguir los 7,7 milímetros de grosor, a Lenovo parece ser que no le ha quedado otra opción que dejar que la cámara sobresalga por encima de la carcasa. Así que, dicho de otra forma, lo que Lenovo nos ha dado por un lado (un lector de huellas que ya no sobresale tanto) al mismo tiempo nos lo ha quitado por el otro (una cámara principal que ahora sí sobresale, disparando el grosor en ese punto hasta los 9,7 milímetros).

Detalle de los laterales del Moto G5 Plus visto de frente

Para resumir las primeras sensaciones con el diseño del Moto G5 Plus, diré que es un dispositivo que sin duda se maneja fácilmente con una sola mano. La sensación que transmite es de robustez, y el hecho de que la cámara sobresalga por encima de la carcasa no me ha parecido un detalle especialmente molesto en las horas que he pasado con este teléfono.

Adiós al formato phablet: ahora el "Plus" es de 5,2 pulgadas

Pantalla del Moto G5 Plus

El Moto G4 Plus era un móvil grande, y para aquellos que no lo recuerden solamente diré que con sus 5,5" de pantalla alcanzaba los 153 milímetros de alto por 76,6 milímetros de ancho. En este nuevo Moto G5 Plus, la situación ha cambiado por completo: el modelo "Plus" ahora es de 5,2 pulgadas, y sus medidas se quedan en los 150,2 por 74 milímetros. Sigue siendo relativamente grande, pero desde luego ya no podemos hablar de un phablet como tal.

Moto G5 comparado con el G5 PlusMoto G5 (a la izquierda) comparado con el G5 Plus (a la derecha)

Esta decisión de Lenovo, la de eliminar de un plumazo la que hasta ahora era la alternativa de tipo phablet dentro del catálogo de los Moto G, probablemente se explica con un nombre propio: Moto Z (una pista: este otro móvil tiene una pantalla de 5,5 pulgadas). A partir de ahora, parece ser que si queremos un móvil Moto de pantalla grande no nos quedará más remedio que empezar a pensar en dar el salto a una gama más cara. Eso o contentarnos con las 5,2" de este G5 Plus.

Pero esa es una cuestión que dejaremos para la review final del Moto G5 Plus. De lo que hemos venido a hablar aquí es de primeras sensaciones, y sobre eso puedo decir que la pantalla de este móvil se ve realmente bien. Es pronto para dar un veredicto al respecto, pero las sensaciones generales han sido buenas. Estamos hablando, por cierto, de una pantalla con resolución Full HD (1.920 x 1.080 píxeles).

Detalle de la pantalla del G5 Plus

Procesador, interfaz, cámara...

El Moto G5 Plus se alimenta de un procesador Snapdragon 625 acompañado de una Adreno 506 y 3 GB de RAM. La elección del procesador no es una sorpresa para nadie (es el mismo modelo que el que traen móviles relativamente recientes como el Xiaomi Redmi 4 o el Huawei Nova), pero por encima de todo lo verdaderamente acertado por parte de Lenovo ha sido distribuir directamente en España la versión de 3 GB de RAM (hay otra con 2 GB, pero a estas alturas no tendría sentido lanzarla en el mercado español).

Es pronto para hablar de resultados de rendimiento, pero os podemos revelar un secreto que debería quedar entre vosotros y nosotros: en la toma de contacto hemos hecho una prueba de rendimiento del G5 Plus a través de la aplicación de AnTuTu, y el resultado que hemos obtenido ha sido de 62.804 puntos. La prueba final que haremos de este móvil nos dirá hasta qué punto deberíamos tener en cuenta esta cifra para comparar el terminal frente a sus alternativas del mismo rango de precio.

Estos fueron los móviles más potentes de 2016 según sus resultados en AnTuTu

A diferencia del Moto G5, el cual va a despertar más de una crítica con sus limitados 16 GB de almacenamiento interno (son ampliables, sí, pero una cosa no quita la otra), en este modelo tenemos 32 GB que, además, son ampliables a través de una tarjeta microSD de hasta 128 GB.

En cuanto a la interfaz, recordemos que el G5 Plus trae de fábrica la versión de Android 7.0 Nougat. Es una versión que no tiene ninguna personalización más allá de los toques característicos de Lenovo que incluyen, por ejemplo, la aplicación de Moto instalada de fábrica. Esta aplicación permite tanto añadir acciones a los gestos como configurar la pantalla de bloqueo, pero por encima de todo este año está la nueva opción de sustituir los botones virtuales de la pantalla por gestos en el lector de huellas.

Galería de fotosInterfaz del Moto G5 en las primeras impresionesver las 7 fotos

Resulta que este año podemos hacer que los tres botones virtuales de Android (Retroceso, Inicio y Menú) desaparezcan de la pantalla para llevar hasta el lector de huellas todo el control de la navegación por la interfaz. Si decidimos activar esta opción, nuestra navegación por los menús se hará de la siguiente forma: una pulsación en el lector para ir al Inicio, un deslizamiento del dedo sobre el lector de derecha a izquierda para ir hacia atrás y un deslizamiento de izquierda a derecha para abrir el menú de las aplicaciones en segundo plano.

La de poder eliminar los botones virtuales de la pantalla es una opción que nos ha parecido de lo más interesante, ya que permite exprimir al máximo las 5,2 pulgadas de pantalla de este Moto G5 Plus sin necesidad de sacrificar espacio para la franja que normalmente ocuparían los botones virtuales. Es difícil acostumbrarse a navegar así por la interfaz, pero imaginamos que con pocas horas de uso es una función que nos terminará convenciendo al cien por cien.

Comparativa entre el Moto G5 y el G5 Plus

Para terminar, también queremos hacer un repaso rápido a la cámara del G5 Plus. La aplicación de cámara que trae instalada este teléfono es idéntica a la que tenía el anterior Moto G, mientras que las características del sensor de la cámara principal se pueden resumir en los siguientes datos: 12 megapíxeles, apertura de f/1.7, autoenfoque y grabación de vídeo 4K. Hechas las presentaciones, vamos a por la realidad.

Pese a que han sido unas pocas las fotografías que hemos podido disparar con este móvil -y todas ellas en interiores-, las primeras sensaciones con la cámara han sido muy positivas (mucho mejor que con la cámara del Moto G5). La cámara funciona muy rápido, y es capaz de enfocar en un abrir y cerrar de ojos la escena sin necesidad de que pulsemos la pantalla. A continuación podéis ver una fotografía salida de la cámara de este teléfono.

Foto de la cámara del Moto G5 Plus

Hasta aquí llegan las sensaciones que nos ha transmitido el Lenovo Moto G5 Plus en el tiempo que hemos podido pasar con él. Lo desarrollaremos todo más a fondo en la prueba final del móvil (ahí hablaremos, entre otras cosas, del comportamiento de la batería de 3.000 mAh de capacidad), pero de momento estas son las opiniones que nos ha despertado este nuevo gama media de Lenovo en nuestra toma de contacto.

El Moto G5 Plus en España estará disponible durante los próximos meses a un precio de 279 euros para la versión de 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno. Habrá también otra versión más barata, la de 3 GB de RAM y 16 GB de memoria interna, por 209 euros.