El Nexus 6 podría llamarse Moto S, el primer Android Silver

El Nexus 6 o Shamu podría llamarse Moto S, el primer Android Silver.

Poco a poco se va aclarando la confusión que rodea al esperado Nexus 6, el supuesto nuevo smartphone de Google.

Actualmente codificado con el nombre en clave Shamu, finalmente podría perder el apelativo Nexus, para llamarse Moto S, y convertirse en el primer smartphone que estrene la gama Android Silver.

Al menos eso es lo que opina la web Talk Android, en base a esta imagen que se ha filtrado hace unas horas:

Moto S

Características del Moto X+1 desveladas en un benchmark

Vamos a tratar de explicar la complicada trama.

El pasado mes de mayo, surgió un rumor que afirmaba que Google había cancelado su gama de smartphones Nexus. A partir de ahora se centraría en una nueva familia de smartphones Premium, fabricada por otras marcas, llamada Android Silver. La intención sería crear los mejores móviles Android, para competir de tu a tu, en potencia, diseño, e innovación, con los iPhone de Apple.

Sin embargo, un mes después Google desmintió que la gama Nexus estuviese muerta. Y comenzaron a surgir filtraciones de un Nexus 6 fabricado por Motorola, con el nombre en clave Shamu.

El protector de pantalla que puedes ver en la imagen anterior, con el nombre de Moto S, lo cambia todo, y permite atar cabos.

Al parecer, según las fuentes de Talk Android, el Nexus 6 o Shamu no se llamará así, sino que adoptará el nombre de Moto S, y será el primer smartphone de la gama Android Silver. Es decir, será un móvil de gama alta, Premium, con el sistema operativo Android L de serie, pensado para plantar cara al iPhone 6, en todos los aspectos.

Sus especificaciones siguen siendo contradictorias, según a quién preguntes.

Una fuente afirma que usará una pantalla de 5.2 pulgadas con resolución QHD (2560x1440 píxeles), mientras que otra asegura que el panel será de 5.9 pulgadas con resolución 2K.

En el resto del hardware sí hay consenso: usará un procesador Qualcomm SnapDragon 805 de cuatro núcleos a 2.6 GHz cada uno, con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno.

La cámara trasera será de 13 MP, con posibilidad de grabar vídeo 4K. La frontal, de 2.1 MP.

En todo caso, esta noticia no deja de ser una interpretación de los rumores. Google y Motorola no han confirmado ningún dato, así que habrá que esperar a otoño para descubrir cómo se desvela el enigma.