Nokia está frustrada con la lenta evolución de Windows Phone

Nokia está frustrada con la lenta evolución de Windows Phone

Las primeras muestras de desencanto por parte de Nokia con respecto al sistema operativo Windows Phone comienza a salir a la luz. Esta desaprobación por parte de la compañía sueca sobre el OS del gigante informático Microsoft se debe a su mínimo crecimiento en los últimos tiempos, y por consecuencia, la dificultad que tienen para vender sus terminales.

Como ya comentábamos ayer, el Lumia 1020, que pretendía suponer todo un impulso para Nokia, al final se ha quedado en un mediocre dispositivo en cuanto a ventas se refiere, siendo el sistema operativo uno de los principales problemas que se reportaban ante la negativa de la compra del buque insignia de la marca.

De esta manera, lo que Nokia parece tener entre manos es una vuelta de tuerca en cuanto a sus dispositivos. Lo que la empresa nórdica parece estar dispuesta a hacer es, poner a disposición de los desarrolladores nuevas herramientas y licencias para desarrollar Windows Phone en sus dispositivos y crear nuevas e innovadoras aplicaciones, y de esta forma, atraer nuevos clientes.

Según comentaba Bryan Biniak, vicepresidente de la compañía finlandesa, "No puedes vender un smartphone sin aplicaciones, simplemente es imposible. Estamos intentando hacer comprender a Microsoft que no podemos esperar al final del año fiscal, porque nosotros tenemos que vender teléfonos móviles ya".

Estas declaraciones de Biniak tienen, además, su fundamento, y es que, los usuarios de Windows Phone tan solo tienen a su disposición la posibilidad de descargar alrededor de 165.000 aplicaciones, mientras que la App Store sobrepasa las 900.000 y la Google Play Store supera el millón.

Aunque también hay que destacar que Microsoft ha escuchado la mayoría de las peticiones de sus usuarios y ha conseguido traer a su sistema operativo aplicaciones más que populares como Spotify, Evernote y Flipboard. Pero por su parte, Nokia, pretende que se amplíe este espectro con otras como Instagram, SnapChat o RunKeeper, que todavía no se encuentra disponibles.

En definitiva, aunque a principios de año se conociera que Windows Phone adelantaba al sistema operativo de BlackBerry, parece ser que todavía no es suficiente.

Imagen: eleconomista