Nuestra prueba express del Samsung Galaxy S5 en el MWC 2014

prueba samsung galaxy s5

Antes de nada, si estáis buscando las características técnicas del Samsung Galaxy S5, este no es vuestro artículo. Es este otro, con todas las especificaciones. Esto es otra cosa, otro rollo. Esto es lo que hemos dado en llamar 'una prueba express'.

Os estaréis preguntando qué narices es eso de una prueba express, y con razón. Os lo contamos: se trata de pasar una hora con un nuevo smartphone, en este caso el esperado Samsung Galaxy S5, sobándolo, trasteándolo e instalándole apps que no deberías instalar en una demo de producto, mientras un coreano muy amable con un polo de Samsung te echa miraditas desafiantes, con esos ojos que dicen "sé lo que estás haciendo y no me gusta un pelo".

samsung galaxy s5 prueba

A los que hayáis estado en un sarao parecido al de esta tarde no os voy a descubrir nada nuevo, pero a los que no tenéis la suerte de cubrir este tipo de eventos, igual os interesa conocer cómo es por dentro una presentación de una gran marca como Samsung, Apple, etc.

Allí estuvimos servidor y @cgombau, el redactor jefe nuestra revista Computer Hoy. Con la cobertura WiFi por los suelos, cargados de trastos y mochilas, con 2 MiFis, 4 tarjetas SIM, 2 cámaras y 5 smartphones encima. Sacando, que diría aquel, el friki que todos llevamos dentro, ese que es capaz de renuciar al jamón, a las croquetas y al vinito que servía Samsung en la planta superior del recinto con tal de pasar más tiempo con el terminal en la mano.

samsung galaxy s5 prueba

Pero vayamos por partes. Tras el traslado en autobús al recinto donde Samsung ha presentado su Galaxy S5, junto al Forum de Barcelona, geográficamente opuesto a la FIRA, donde se celebra el Mobile World Congress, nos recibieron con una cervecita y algún que otro canapé.

A nosotros nos dio igual, y nos pusimos directamente en la cola para intentar coger un buen sitio junto al escenario. ERROR, que diría el anuncio de Acierto.com.

Porque da igual cuánto te quejes de que Samsung te haga esperar más de una hora de pie, aguantando empujones de señores alemanes con pinta de aplastarte al menor amago de resistencia. Da lo mismo, porque como me decía Carlos, "parece que no aprenden, pero nosotros tampoco".

Más razón que un santo, oigan. Y es que si es cierto que no es la primera vez que en un unpacked de Samsung se monta semejante 'pifostio', también es verdad que los que allí nos desplazamos a cubrir estos eventos tenemos la santa manía de apelotonarnos a la entrada, cual ovejas sin pastor, esperando asegurar un buen sitio cerca del escenario.

Empiezan entonces esas nerviosas conversaciones entre compañeros de profesión, con frases tan míticas como "si nos hacen esperar media hora más nos presentan el Galaxy S6", "pues a mí no me va el maldito WiFi, parece mentira" o "paco enchufa el tethering y compárteme tu 4G que me he quedado sin datos". Y entre la falta de oxígeno y de señal de Internet, el pueblo se va poniendo cada vez más nervioso.

Sin embargo, la culpa de que el pueblo amague con rebelarse no es tanto del pastor que no organiza el rebaño como de las ovejas que no son capaces de aprender la lección y siguen empeñadas en entrar todas a la vez al redil o, en el caso que nos ocupa, a la presentación del Samsung Galaxy S5.

prueba galaxy s5

Después de más de una hora de sudores y achuchones con gente de toda etnia y procedencia, se abren las puertas y comienza el juego de las sillas, ese en el que intentas llegar al centro del auditorio para tener una mejor visión del escenario.

En el juego de las sillas gana el que consigue sentarse en la fila del pasillo, la que no tiene nadie delante, y justo en el centro del recinto. El truco está, eso sí, en sentarse antes de llegar a la posición ideal, la que hubieras elegido si te dejaran reservar los asientos como en Renfe.

Porque claro, si apuntas alto, si te la juegas, corres el riesgo de que el que va delante de ti se siente, el que va detrás también, y te quedes con cara de tonto y sin silla. Por eso siempre es mejor ir a lo seguro y asumir un poco de ángulo.

Una vez sentado, simplemente hay que esperar a que la orquesta que acompaña a los unpacked de Samsung termine de tocar 17 veces la misma melodía y empiece la función (aconsejo pinchar en el icono del altavoz del vídeo de Vine para disfrutar de tan ilustre melodía).

En esta ocasión, y pese a que hasta hace pocos días nadie daba por hecho que Samsung hubiera elegido Barcelona para presentar por primera vez un nuevo modelo de su gama estrella, los coreanos cumplieron con las expectativas y dieron a conocer el Galaxy S5.

La gala de presentación contó con la presencia de los actores habituales, entre ellos David Park y JK Shin, el CEO de Samsung, que levantó las risas del respetable tras repetir la palabra "Chic" varias veces al refererise a la nueva pulsera de Samsung, la Galaxy Gear Fit. Una pulsera, por cierto, que levantó casi más aplausos que el propio Galaxy S5.

Y es que, sinceramente, y aquí empieza la parte de opinión, yo esperaba más. El salto de calidad entre el Galaxy S4 y el Galaxy S5 no justifica el bombo que se le ha dado a este nuevo terminal desde hace ya varios meses, y en eso asumimos también nosotros nuestra parte de culpa.

Sí, el nuevo Galaxy S5 tiene certificación IP67, por lo que es resistente al agua y al polvo. También incorpora un sensor de pulsaciones cardíacas justo debajo de la cámara, por si eres de los que necesita medirse el pulso cada 10 minutos. El diseño de la parte trasera se ha modificado ligeramente -a mejor- y cuenta con un autoenfoque mejorado, tanto para fotos como para vídeo. Este último además cuenta por primera vez con modo HDR.

prueba galaxy s5

La interfaz TouchWiz también ha sufrido un lavado de cara que recuerda a la otra gran compañía, sí, la de la manzana, al igual que el sensor biométrico que incorpora el nuevo smartphone de Samsung.

Nos llamó la atención también su modo de ahorro de energía, que deja la pantalla en blanco y negro y las funciones al mínimo -solo admite llamadas y sms- y que según la compañía coreana hará que el Galaxy S5 aguante en stand-by durante 24 horas extra.

Pero como ya hemos dicho al principio de este artículo, hemos venido aquí a hablar de nuestro libro, y no de características técnicas. Si las quieres, aquí tienes toda la información y especificaciones técnicas completas del Galaxy S5.

Tras la gala, en la que también se presentó el Galaxy Gear 2, Galaxy Gear 2 Neo y Galaxy Gear Fit, comenzaron de nuevo las carreras y los empujones hasta llegar a las demos de producto, la sala donde te dejan por fin manosear los terminales presentados.

prueba galaxy s5

Y allí es donde salió la vena geek de nuestro redactor jefe, que nada más llegar, y tras las pertinentes fotografías de rigor, se dedicó a instalar todos los benchmarks habidos y por haber: Antutu, 3D Mark, GFXBench y toda la pesca, bajo la atenta mirada de nuestro amigo el coreano del polo azul, que decía que no con la mirada pero que no terminaba de atreverse a decirnos algo.

prueba galaxy s5

prueba galaxy s5

La gente tocó, acarició, palpó y manoseó todo lo que quiso durante una media hora hasta que se empezó a anunciar por megafonía que ya estaban disponibles los canapés y las cervecitas en la planta superior.

Es en ese momento en el que repasas con la mirada la sala y te das cuenta de quiénes son los que de verdad han venido a frikear -en el mejor sentido de la palabra-, en comparación con aquellos a los que les tira más lo culinario.

galaxy s5 pulsaciones

galaxy s5 health

Tras hora y pico de demo, recogimos bártulos y nos fuimos al hotel, que ya no eran horas, llevándose un servidor la sensación de que el Samsung Galaxy S5 no merece el hype que ha tenido. Las mejoras no son lo suficientemente atractivas como para justificar su precio -729€ en Amazon.es-, y desde luego no aporta ese factor wow que siempre esperamos de Samsung, al menos comparado con el Galaxy S4, que sigue siendo, dadas las circunstancias, un gran smartphone.

Sinceramente, esperaba más, aunque esto no deja de ser una opinión personal del que esto escribe, que podéis compartir o no. Espero que al menos este artículo os haya servido para conocer un poco más cómo es una de estas grandes presentaciones desde dentro, y al que haya llegado hasta aquí prometo regalarle una bolsa de sugus. No era fácil.

Mañana Carlos Gombau os ofrecerá en nuestra web sus primeras impresiones, más técnicas, y os hablará de las nuevas características y todas las mejoras que ofrece este nuevo Samsung Galaxy S5.