Primera imagen del Motorola DROID MAXX

Primera imagen Motorola DROID MAXX

Hace décadas fue una de los fabricantes de teléfonos más importantes e innovadores del mundo, hasta el punto de que muchas de las tecnologías que posibilitan el uso de los teléfonos móviles, son de Motorola. Cuando Google compró la compañía en 2011 y, en una segunda tanda, en 2012, mucho se especuló sobre su entrada en el mundo de la telefonía móvil con un smarpthone marca Google. El tiempo ha demostrado que no era esa su intención. Google no estaba interesada en fabricar smarphones, sino en controlar las patentes de Motorola para que nadie las pudiese utilizar contra Android. Las fábricas de Motorola han languidecido desde entonces, sostenidas mediante acuerdos con compañías de telefonía como Verizon. Pero parece que, poco a poco, los smartphones de Motorola comienzan a ver la luz, y tienen intención de competir con Apple y Samsung. El nuevo Motorola DROID MAXX es su última propuesta.

Hace unas semanas, el propio CEO de Motorola, Dennis Woodside, confirmaba oficialmente el Moto X, un smartphone de gama alta que saldrá en octubre. 100% fabricando en USA, en Texas concretamente, y posiblemente en exclusiva para Verizon. No se han anunciado características, pero Woodside confirma que dispondrá de algunas funciones innovadoras, haciendo honor al ADN de la compañía, y que se venderá a un precio muy competitivo.

Ahora, a través del twitter de @evleaks, una fuente fiable de información, nos llega la primera imagen de un nuevo modelo, el smartphone Motorola DROID MAXX. No hay datos técnicos, pero la imagen revela algunas pecularidades interesantes. No lleva el logo de Verizon presente en los móviles de Motorola estos últimos tiempos, y los botones están en la carcasa, no son botones virtuales en la pantalla como ocurría con anteriores smartphones de la compañía.

No sabemos si el Motorola DROID MAXX llegará a España, pues esta empresa no tiene distribuidor en nuestro país. Pero si el Moto X tiene éxito, seguramente Motorola comenzará la distribuición mundial, como en los viejos buenos tiempos.