Rompen la pantalla de zafiro del iPhone 6... con un coche

Sólo un coche pasándole por encima puede romper la pantalla de zafiro del iPhone 6.

La pantalla de zafiro del iPhone 6 no es irrompible. Es cierto que hace falta que un coche de una tonelada le pase por encima para resquebrajarla, pero al fin alguien lo ha conseguido.

Y no será porque no lo han intentado, de todas las formas posibles.

Puesto que su fabricación no corresponde a Apple, y la seguridad en empresas de terceros no es tan fuerte como en las instalaciones de la compañía de Cupertino, desde hace unos días la pantalla de zafiro que llevará el iPhone 6 se ha filtrado a diferentes medios.

Además de demostrar su total transparencia, la han sometido a todo tipo de torturas, para ver si es tan resistente como afirman. El zafiro es el segundo material más resistente de la naturaleza, tras el diamante.

Hace unos días te mostramos un vídeo en donde la pantalla de zafiro del iPhone 6 era martilleada, rasgada y doblada. No pudieron hacerle ni un rasguño.

Hoy, un medio chino la ha sometido a variados tormentos, dignos de una película de terror:

Test pantalla zafiro iPhone 6

Han comenzado con una sesión de raspado con una moneda, sin efecto. El acuchillamento con un cutter tampoco ha conseguido dañar la pantalla:

Pantalla zafiro iPhone 6

Las cosas se ponen serias, A continuación prueban con unos martillazos y unos clavos. Sin resultado:

Pantalla zafiro iPhone 6

Todas las noticias del iPhone 6

Parece que ningún instrumento puntiagudo puede dañar la pantalla de zafiro del iPhone 6, así que cambian de estrategia. ¿Se romperá al doblarse? Parece que no...

Pantalla zafiro iPhone 6

¿Y con fuego? Nada, que no hay manera...

Pantalla zafiro iPhone 6

La última prueba, resulta ser la definitiva: no puede resistir el peso de un coche, y termina rota en mil pedazos, tal como se puede ver en la foto de apertura de la noticia.

Aquí tienes el vídeo completo, para que observes toda la secuencia:

En todo caso, lo interesante de estas pruebas es que parece que con un uso normal del iPhone 6, resultará imposible arañarlo con las llaves u objetos punzantes. También será resistente a los golpes.

Pero cuidado con meterlo debajo de las ruedas de un coche...