Samsung absorbe casi todas las ganancias de Android

CEO Samsung

Strategy Analytics ha publicado los resultados de su último estudio realizado durante el primer trimestre de 2013, el cual afirma que Samsung es la marca que más dispositivos Android ha vendido durante este año. Según este estudio, el 75% de los smartphones vendidos en este período de tiempo eran Android, lo que le convierte en el sistema operativo más popular.

Según esta consultora, el 94,7% de los ingresos de Android fueron para Samsung, mientras que LG se queda en el segundo lugar con un 2,5%  y todas las demás marcas acumulan un total del 2,7% (HTC, Sony, ZTE, etc)

Este estudio demuestra el claro liderazgo de Samsung como marca preferida de los usuarios para su smartphone Android. En resultados operativos, la surcoreana ha ganado 5.100 millones de dólares, lo que significa que incluso podría tener más ingresos que el sistema operativo que viene incluído en sus smartphones, según Neil Mawston, experto de esta consultora.

Sam Grobart, analista de Bloomberg BusinessWeek, afirma que cuando Google (dueño de Android) decidió liberar Android a los fabricantes de dispositivos, nunca pensó que uno de ellos (en este caso Samsung) se impondría en el mercado y por lo tanto, Google seguiría teniendo el control.

¿Qué consecuencias pueden tener estos resultados? La soberanía de Samsung puede que no sea demasiado positiva para Android, ya que el fabricante surcoreano podría intentar influenciar en la orientación futura del ecosistema del sistema operativo. Por ejemplo: “Samsung podría solicitar actualizaciones de primera o tener la exclusividad de un nuevo software antes que sus rivales fabricantes” según Mawston.

A pesar de estos resultados, el CEO de Google, Eric Schmidt, señaló hace poco que no existe ningún tipo de tensión entre su empresa y Samsung. Recordemos que Google también tiene su propia gama de smartphones, los Nexus. Se avecinan tiempos de cambios para estos dos grandes de la tecnología, y quién sabe, tal vez exista incluso la posibilidad de lanzar un Galaxy con un Nexus en su interior, como señalan algunas fuentes.