Samsung demandado en Brasil por malas condiciones laborales

Sobre con citación

¿Qué tiene Brasil que no tengan otros países? Para empezar, tiene más de una Copa del Mundo en fútbol. Tiene un panorama de crecimiento económico inmejorable. Unas playas de ensueño, música preciosa, mujeres bellas y algunos de los platillos más deliciosos de la región, como feijoada o picanha

Lamentablemente, a esa lista hay que sumarle un nubarrón: la demanda de abogados brasileños a Samsung por pésimas condiciones laborales en una de sus plantas de ensamblaje al norte del país.

De acuerdo con un informe publicado por 9to5Google, la orden judicial contra la compañía surcoreana fue instaurada después de dos inspecciones aparentemente rutinarias del Ministerio de Trabajo y Empleo a una fábrica ubicada en la Zona Franca de Manaus, en el estado del Amazonas.

Las inspecciones se llevaron a cabo en Mayo del 2011 y en el mismo mes de este año. 

La planta de ensamblaje en cuestión fabrica todos los móviles de Samsung utilizados en América del Sur, uno de los mercados con mayor potencial de expansión en el mundo. 

El informe daba cuenta de las pésimas condiciones laborales a las que se ven sometidos los trabajadores de la planta, estimados en 5.600: se les obliga a trabajar hasta 15 horas de pie sin descanso alguno, y este ritmo se podía mantener hasta por 27 días seguidos.

Además, debían ensamblar los móviles a una velocidad mayor a la que se consideraría segura. 

Bajo estas condiciones, las dolencias físicas como tendinitis y bursitis, además de dolores crónicos en la espalda y articulaciones aumentaron y más de 2.000 trabajadores pidieron retirarse de su empleo. Por este motivo, abogados brasileños han demandado a la empresa surcoreana por 110 millones de dólares por daños y perjuicios causados a sus empleados. 

Samsung asegura que una vez que reciba notificación de la demanda hará todo lo posible por mejorar las condiciones laborales y cooperará con las autoridades brasileñas para cumplir con lo exigido.

Desafortunadamente, esta no es la primera demanda que recibe la empresa por ofrecer un ambiente laboral poco óptimo para sus empleados: además de ser acusados de contratar niños para trabajar en sus plantas de ensamblaje, también le cobran a sus mismos empleados multas por llegar tarde. 

Adicionalmente a esta demanda, unos 1.200 trabajadores de la planta en Manaus han instaurado quejas contra Samsung por el mismo motivo. 

Apple, el rival más importante de la compañía surcoreana, también ha estado bajo la mira de las autoridades dedicadas a la protección laboral, después que se destaparon las terribles condiciones bajo las que tienen que laborar los empleados en China, e incluso casos de suicidios dentro de la misma empresa por este motivo. 

Fuente: 9to5Google.