Snapdragon 835: resultados de las pruebas y benchmarks

Prueba del Snapdragon 835 y resultados en AnTuTu

A unos cuantos días de que se estrene el Samsung Galaxy S8, en ComputerHoy hemos tenido la excelente oportunidad de poner a prueba el nuevo procesador de Qualcomm, el más potente del mundo. Se trata del Snapdragon 835, que podría estrenarse con el móvil de los coreanos o con el ya presentado Sony Xperia XZ Premium.

En un evento celebrado en San Diego, Estados Unidos, pudimos medir el rendimiento y las prestaciones del Snapdragon 835, un chip cuyas características pueden no ser revolucionarias, pero que suponen un importante paso adelante con respecto a la generación anterior.

Buena parte de sus prestaciones ya fueron introducidas con el modelo 821, desvelado a mediados de 2016. No obstante, ahora se mejoran sus capacidades en cuanto a conectividad, potencia y sobre todo arquitectura. Por ejemplo se pasa a la FINFet de 10 nanómetros, que permite miniaturizar aún más el procesador para dar espacio a mayores baterías y a otros componentes mejorados, además de permitir una mejor disipación del calor. Hablamos en concreto de un 35% menos de tamaño con respecto al 820.

La CPU y la GPU, los dos elementos más importantes de cualquier SoC móvil que se precie, son Kryo 280 de ocho núcleos a 2,45GHz y Adreno 540 respectivamente. Ambos mejoran a la generación anterior en cuanto a rendimiento y sobre todo en cuanto a eficiencia, o al menos así lo dice Qualcomm. Nosotros pudimos comprobar si dicen la verdad o no in situ.

Aprovecha ahora para comprar más baratos los móviles con Snapdragon 820

Antes de pasar a los benchmark y resultados del Snapdragon 835, hay que hacer una aclaración. Los test se han realizado en unos dispositivos de prueba creado por Qualcomm, por lo que puede haber cambios una vez que este chipset se equipe en dispositivos a la venta, sobre todo debido a la adaptación -o la falta de ella- al software y el hardware de los fabricantes. La compañía con base en California pone el procesador, al que los fabricantes deben sacarle partido.

Estas son algunas de las especificaciones del móvil de prueba con el que ejecutamos los Benchmarks. Evidentemente, la compañía ha querido poner el listón alto en este sentido para adaptarse a los móviles de gama alta que se lanzarán al mercado en este 2017, los principales candidatos a equipar este procesador.

  • Pantalla de 5,5” con resolución 2560x1440p (560dpi)
  • Memoria RAM 5GB
  • 3800 mAh

Este nuevo SoC tiene entre sus características un Modem X16 LTE y WiFi AC/AD, lo que en teoría supone una mejora, al menos en datos móviles. El WiFi AC ya estaba presente en Snapdragon 820, aunque no la arquitectura Kryo 280 de la CPU ni Adreno 540, la nueva generación de GPU gráfica que viene a mejorar aún más la experiencia en gaming móvil.

Todas estas novedades son públicas. Ya lo eran desde hace tiempo, y las puedes consultar en la web de Qualcomm.

AnTuTu y Octane: bien, aunque con matices

Si nos atenemos a los resultados mostrados en AnTuTu Benchmark 6.2.7 por el Snapdragon 835, podemos afirmar que es el procesador más potente del mundo sin miedo a equivocarnos. Sin embargo, una vez más debemos insistir en que la prueba se ha realizado en un prototipo.

¿Por qué es esto importante? Porque se trata de hardware creado por Qualcomm para testar sus chips, que en el ranking de AnTuTu se sitúa por encima del A10 de Apple que incorpora el iPhone 7 Plus, aunque por poco. Una vez que los fabricantes lo adapten a sus smartphones, puede que veamos cierta pérdida de potencia por el camino.

Ranking de móviles en AnTuTu con el 835 en cabezaRanking de móviles en AnTuTu con el 835 en cabeza

Hoy por hoy, el Snapdragon 835 ocupa el top, aunque puede que de aquí a unos meses vuelva a cederlo a Apple. Puede considerarse como una decepción si sólo tenemos en cuenta los tres aspectos que cuentifica un test de rendimiento: CPU, GPU y memoria. Hay que ir más allá, y es que el chip más reciente aporta mejoras en cuanto a conectividad, reconocimiento de voz y carga rápida que no entran se valoran en aplicaciones como AnTuTu.

Sin embargo, si nos atenemos a los puros números, por potencia no es un salto cualitativo. Eso sí, hay que tener en cuenta que Qualcomm hizo en todo momento durante la muestra especial hincapié en que hay que ir más allá de la capacidad de procesado, valorando todo lo que tiene que ver con el procesador y que no se engloba dentro de esta palabra.

Así es 821, el chip intermedio anunciado por Qualcomm hace unos meses

Es un cambio de branding o imagen de marca que puede tener consecuencias a largo plazo, pero que deja hueco para que otros se lancen a ocupar continuamente un apellido de “procesador más potente” que a los estadounidenses parece saberle a poco a estas alturas.

Para poner un poco en relación este chipset, incluimos en el siguiente ranking el resultado que obtuvo su predecesor cuando fue presentado hace un año, también en un dispositivo de testeo.

DispositivoProcesadorResultado
Prototipo Qualcomm 2017Snapdragon 835184.428
iPhone 7 PlusApple A10183.106
LG G6Snapdragon 821141.835
Sony Xperia XZSnapdragon 820
141.737
Oneplus 3Snapdragon 820
140.690
Huawei P10Kirin 960
134.132
Prototipo Qualcomm 2016Snapdragon 820132.566
Samsung Galaxy S7 EdgeExynos 8890129.282

Para más señas, en el benchmark de Octane, que mide el rendimiento durante la navegación en web, aumenta unos 10.000 puntos con respecto a la anterior generación, llegando a los 121.113, batiendo otro récord un año más.

Este es el desglose de los distintos apartados a los que pertenece la puntuación de AnTuTu:

  • 3D: 76691
  • UX: 57675
  • CPU: 39187
  • RAM: 10875

GeekBench y GFXBench: datos y más datos

GeekBench 4.0, al igual que ocurre con GFXBench 4.0, aporta una serie de datos e información distintos a los de AnTuTu. Un ejemplo es la posibilidad de medir los resultados y dividirlos por single-core o multi-core, que en este caso fueron 2049 y 6452 puntos respectivamente. También otros interesantes como el procesado de imagen en HDR (36,3MP) o de reconocimiento de voz (4,6 palabras por segundo).

Todo esto es difícil ponerlo en perspectiva ante la práctica imposibilidad de comparalo con otros chipsets, comparativa que además quedaría rápidamente desfasada ante la realidad de la implementación del SoC en los distintos smartphones.

DispositivoProcesadorSingle CoreMulti Core
Prototipo Qualcomm 2017Snapdragon 8352.0496.452
iPhone 7 PlusApple A103.4505.576
Samsung Galaxy S7 EdgeExynos 8890 1.7895.216
Huawei P10Kirin 9601.9215.452
LG G6Snapdragon 8211.7324.036
Sony Xperia XZSnapdragon 8201.5893.868

Por su parte, de GFXBench el 835 salió bien parado. Estos fueron sus resultados en las distintas pruebas.

  • Manhattan ES 3.1: 1370 frames - 22 fps
  • 1080p Manhattan Offscreen ES 3.1: 2642 frames - 43 fps
  • T-Rex ES 2.0: 3328 frames - 59 fps
  • 1080p T-Rex Offscreen ES 2.0: 6573 - 117 fps
  • Render Quality ES 2.0 sobre Adreno 540: 2510

3DMark: sin sobrecalentamientos

Uno de los test más populares, el Sling Shot ES 3.1 de 3DMark, puede no hablar por sí mismo. Lo que sí nos aporta detalles clave es la gráfica detallada del desarrollo de la prueba. Si nos fijamos en la parte final de la misma, en la que la velocidad del reloj de la CPU sube como la espuma y también el uso de la misma, podemos ver que ni la temperatura ni la batería notan el impacto.

Sí, es cierto que el uso de capacidad de procesado aumenta durante un período de tiempo demasiado breve, pero podríamos estar ante un indicativo de la eficiencia del Snapdragon 835 frente a versiones anterior y, sobre todo, frente a la competencia.

DispositivoProcesadorResultado
Prototipo Qualcomm 2017Snapdragon 8353.463
Huawei P10Kirin 960
2.656
iPhone 7 PlusApple A10 2.548
Sony Xperia XZ Snapdragon 820
2.363
Samsung Galaxy S7 EdgeExynos 88902.272

El resultado en la prueba de Sling Shot ES 3.1 fue de 3463. Adicionalmente ejecutamos el benchmark de navegación web de PCMark, con un resultado de 7944 e idénticas conclusiones en cuanto a disipación del calor y gestión de la batería.

Eficiencia y batería progresan adecuadamente

Más allá del consumo de batería y los distintos problemas que haya una vez que salgan al mercado dispositivos con este SoC, en ComputerHoy hemos podido comprobar que es un chip más eficiente que su predecesores, el 821 y 820.

Hablamos de una diferencia notable, como mínimo del 25% que señala la compañía, si no mayor. En los test de energía realizados en el laboratorio -a los que asistimos en directo-, pudimos ver consumos de 1.200 a 900 en favor del 835. Además, durante las dos horas en las que pudimos probar el chipset, con todo tipo de test y juegos, sólo se consumió el 30% de la batería.

La gestión del consumo es importante para extender la autonomía, aunque la relación entre mejoras y autonomía no es directa. Hay que comprender que los móviles cada vez tienen más características, y con ellas más consumo. Por eso, pese a las sucesivas reducciones en consumo energético -del 50% desde que Qualcomm inició la serie 800- no se han visto reflejadas en un aumento significativo de la duración de las baterías.

Esto es todo lo que debes saber sobre la carga rápida, una característica que necesitas ya en tu móvil

Quickcharge 4.0: más carga rápida

Lo que sí ha supuesto una mejora importante en la experiencia de usuario es la carga rápida, que se ve dominada de forma clara por la QuickCharge de Qualcomm, ahora en su versión 4.0. Esta edición se estrena con el Snapdragon 835. En nuestras pruebas, sólo tuvimos la oportunidad de conectarlo a la corriente durante unos escasos diez minutos con el cargador oficial del fabricante.

Para medir correctamente la velocidad de carga, apagamos la pantalla y esperamos, partiendo desde el 70%. En esos diez minutos, llegamos hasta el 90%. Es difícil trasladar estos datos a un ciclo completo de batería, pero si lo hacemos directamente hablamos de unos 40-50 minutos para una carga completa.

Para ilustrar gráficamente estas conclusiones, adjuntamos la siguiente imagen. En ella se ven los picos de consumo en cada uno de los benchmark y cómo estos afectan a la temperatura y la batería del dispositivo. La línea celeste (temperatura) y la verde (batería) son las dos más interesantes.

Evolución de los parámetros durante nuestros testEvolución de los parámetros durante nuestros test

Otro tema que valoramos de primera mano, con el Snapdragon 835 en la mano, es la temperatura. Es uno de los motivos que más enfadan a los usuarios de ciertos teléfonos, los que más se sobrecalientan. No sólo es peligroso sino que reduce la eficiencia de un smartphone. Tras ejecutar todas las pruebas que hemos mencionado y jugar a Asphalt 8 Airborne durante 10 minutos, la temperatura de la batería se mantuvo en unos muy aceptables 33º según AnTuTu. Teniendo en cuenta que los primeros meses del 820 fueron duros en este aspecto, parece que Qualcomm ha trabajado con especial ahínco para mejorar.

Pues bien, aquí hay otra noticia positiva. Aunque el smartphone de prueba al que pudimos echarle el guante se calentó durante los benchmark, no lo hizo demasiado. ¿Qué significa esto? Como se puede ver en la fotografía que adjuntamos, hay varios picos de temperatura que se suceden, cada uno de ellos correspondiente a los Benchmark que hemos nombrado (en perfecto orden cronológico). Poco a poco aumenta la temperatura, pero también lentamente desciende tras realizarlo, evitando así sobrecalentamientos innecesarios.

Dispositivo de prueba creado por Qualcomm para el Snapdragon 835Dispositivo de prueba creado por Qualcomm para el Snapdragon 835

¿Por qué la disipación del calor funciona tan bien? Puede deberse a los 10nm en los que está fabricado este chipset, además de en las diversas mejoras en cuanto a estructura. Lo que está claro es que, la diferencia en cuanto a software no exige mucho más que cuando se anunció el 820 hace un año, así que una mejora del 25% en cuanto a consumo puede traducirse inmediatamente, si no en autonomía, sí en temperatura.

Y por último y no menos importante: Spectra. Es el procesador de imagen que hace posible las fotografías en los móviles con Snapdragon 835. En esta edición nos encontramos con ISP Spectra 180 de 14 bits, el nuevo estabilizador digital, además de una versión remozada del estabilizador óptico.

La calidad de la imagen va de la mano de una mejora en cuanto a consumo, sobre todo grabando vídeo en 4K. La adaptación al nuevo formato de vídeo también se refleja en los hasta 32MP que soporta la última versión de Spectra, en contraposición a los 28 del anterior modelo.

Galería de fotosResultados del Snapdragon 835 en los benchmarksver las 14 fotos