La tecnología 4G, imposible para 6,5 millones de usuarios

La tecnología 4G, imposible para 6,5 millones de usuarios

En la actualidad, existen casi medio centenar de operadoras virtuales, que cuentan con cerca de 6,5 millones de clientes

Sin embargo, los usuarios de estas compañías no tienen acceso a las redes 4G debido a que las Operadoras Móviles con Red (OMR) se niegan a alquilarles su red, según un análisis de la web de ahorro Kelisto.es.

Hace ocho años que surgieron en España las primeras Operadoras Móviles Virtuales (OMV) y, desde entonces, su crecimiento ha sido imparable.

Se trata de operadoras que no disponen de una infraestructura propia y, para poder prestar sus servicios, alquilan las redes a las que sí cuentan con ellas.

En España, las principales OMR son Movistar, Vodafone y Orange, además de Yoigo, que asegura llegar ya al 75% de la población con su propia red.

Pepephone rompe con Vodafone y se va a Yoigo.

De momento esta operadora no presta su red a ninguna otra, aunque comenzará a alquilársela en unos meses a Pepephone, que ha decidido abandonar Vodafone.

El crecimiento en número de usuarios que están experimentando las OMV está haciendo que las operadoras con red hayan visto cómo disminuye notablemente su cuota de mercado.

De hecho, sólo en el pasado mes de enero, las tres grandes operadoras registraron números negativos en sus portabilidades netas: 172.000 líneas menos, mientras que las OMV continúan ganando clientes y representan cerca del 12,5% del sector, con un total de 6,45 millones de líneas.

Este incremento de usuarios se debe a que, al no tener una red propia, las OMV reducen notablemente sus costes operativos, por lo que pueden ofrecer precios muy competitivos.

Para frenar la pérdida de usuarios, las operadoras con red propia están negando el servicio 4G a las operadoras virtuales, generalmente argumentando problemas técnicos en la implantación o en la red, lo que priva a 6,5 millones de usuarios poder acceder a dicha tecnología, a pesar de que la prestación de los servicios está reflejada en muchos de los acuerdos entre las operadoras.

De hecho, un gran número de operadoras virtuales opinan que existe un pacto no escrito entre las 3 grandes de la telefonía móvil para retrasar al máximo la prestación del servicio 4G.

Es el caso de Pepephone ó MásMóvil que coinciden en admitir a Kelisto.es que las OMR “están tensando la cuerda de lo legal todo cuanto pueden para dificultar la incorporación de nuevos servicios y tecnologías a los pequeños”.

Ante esta situación, algunas operadoras virtuales están actuando para poder ofrecer 4G a sus clientes. Es el caso de Pepephone, que ha anunciado recientemente su ruptura con Vodafone por la negativa de la compañía británica a ofrecerle el servicio 4G.

La decisión de Pepephone puede suponer un cambio de tendencia. En caso de prosperar la denuncia a favor de Pepephone, las grandes operadoras podrían verse obligadas a cumplir con lo reflejado en los contratos firmados con las OMV sin poner más excusas.