Android N, nueva versión de Android resumida en 5 puntos

Resumen de las novedades de la actualización de Android N

La actualización de Android N ya es una realidad en los Nexus. Los propietarios de móviles como el Nexus 6, el Nexus 6P o el Nexus 5X ya pueden disfrutar -en forma de versión de pruebas, eso sí- de todas las novedades de Android N, la nueva versión de Android. Te contamos, en cinco puntos, los cambios que trae Android 7.0 N.

Para empezar, una de las grandes sorpresas de la nueva versión del sistema operativo móvil de Google ha sido la llegada de Android Beta Program, una nueva herramienta que facilita enormemente la tarea de probar las versiones beta de Android.

Ahora, en lugar de tener que instalar manualmente los archivos de las actualizaciones, los usuarios pueden dirigirse a la página web de la herramienta en cuestión (google.com/android/beta) para solicitar la participación en la actualización. Para realizar la solicitud únicamente es necesario disponer de un dispositivo compatible (Nexus 6, Nexus 9, Nexus 5X, Nexus 6P, Nexus Player o Pixel C) y, una vez aprobada, la actualización llega directamente al móvil en forma de OTA (Over-The-Air). Pero ese es solamente el principio.

1. Lavado de cara en las notificaciones

El centro de notificaciones de la actualización de Android N

Ya iba siendo hora de que Google se decidiera a actualizar el aspecto del centro de notificaciones de Android. Tal y como ya adelantó una filtración, el centro de notificaciones de Android incorpora un diseño ligeramente modificado, con un aspecto que facilita el acceso a los ajustes rápidos del teléfono.

Ahora, al desplegar una vez el centro de notificaciones solamente se muestra una fila de iconos (con cinco accesos directos) que, por supuesto, sigue siendo personalizable. Después, si queremos tener acceso a todos los iconos solamente debemos deslizar de nuevo hacia abajo el centro de notificaciones.

Pero, más allá del diseño, quizás la novedad más destacable en este apartado reside en que Android N se lo pone mucho más fácil a los desarrolladores para integrar la respuesta rápida en las aplicaciones. De esta forma, es muy probable que en el futuro veamos muchas más aplicaciones compatibles con la respuesta rápida desde la notificación, lo que permitirá contestar a los mensajes sin necesidad de abrir la aplicación en cuestión.

2. Multi-ventana, por fin aquí

La multi-ventana en Android N

Google no ha tenido más remedio que asimilar que, a día de hoy, el mercado de la telefonía móvil está concentrado en unos tamaños de pantalla cada vez más grandes (y no es algo que haya pillado a la compañía por sorpresa, ya que no hay que olvidar que el Nexus 6P incorpora una pantalla de nada menos que 5,7 pulgadas). Y si algo es imprescindible en una pantalla grande eso es, sin lugar a dudas, una interfaz que permita aprovechar al máximo las dimensiones del panel.

Por ello, Android N trae consigo un sistema de multi-ventana que permite aprovechar al máximo el tamaño de una pantalla de grandes dimensiones. Es un sistema sencillo, abierto e intuitivo, y todo su funcionamiento se basa en permitir el uso simultáneo de dos aplicaciones en la pantalla. Android N nos permite, por ejemplo, consultar el navegador web al mismo tiempo que entramos en la aplicación de YouTube para reproducir un vídeo.

3. Más autonomía, y esta vez de verdad

Llevamos meses haciéndonos eco de las promesas de mejoras de autonomía que acompañan a todas las actualizaciones de Android. Y aunque Marshmallow ha supuesto un punto de inflexión en la autonomía de los móviles, mejorando significativamente las horas de pantalla de los terminales (a excepción de los problemas que trajeron las primeras versiones, claro está), Android 7.0 N tiene la misión de terminar de asentar las mejoras en el consumo de batería. Y lo hará poniendo el foco en Doze.

Doze, para aquellos que no lo recuerden, es la función de Android que optimiza el consumo de la batería cuando el móvil está inactivo, reduciendo la actividad de las aplicaciones abiertas en segundo plano mientras el usuario no utiliza la pantalla. El problema es que esta función solamente entra en marcha cuando el móvil está apoyado en una superficie, y Android N hará que Doze entre en funcionamiento siempre que la pantalla esté apagada, incluso aunque el móvil se encuentre en movimiento.

En resumidas cuentas, lo que supondrá esta novedad es que nuestro móvil tendrá un consumo de batería significativamente inferior en los momentos en los que no lo estemos utilizando. Todo ello, por supuesto, sin afectar al rendimiento del terminal mientras está en uso.

4. El Modo Noche

El modo nocturno de Android N

Tenía que haber llegado con Android 6.0 Marshmallow, pero Google decidió dejarlo para más adelante. Ahora, tal y como ya reveló alguna que otra pista poco discreta, la actualización de Android N por fin incorpora un modo nocturno en la interfaz.

El modo nocturno permite modificar con un toque en la pantalla los colores de la interfaz hacia unas tonalidades oscuras, y está pensado para permitir el uso del móvil durante la noche sin que el brillo y los colores fríos de la pantalla causen fatiga ocular en la vista. Teniendo en cuenta que el uso del móvil por la noche es uno de los grandes responsables de los problemas de sueño, la función probablemente será recibida con los brazos abiertos por los usuarios que utilicen el terminal antes de dormir.

5. Tamaño personalizable en la interfaz

Aunque hasta ahora Android ofrecía la posibilidad de modificar el tamaño de la fuente, no ha sido hasta Android N cuando finalmente ha llegado una opción que realmente permite modificar el tamaño de la interfaz. A través de una barra deslizable, los usuarios pueden aumentar o disminuir el tamaño de toda la pantalla, lo que puede resultar de utilidad para las personas que tengan problemas de visión.

[Primera imagen publicada originalmente por HowToGeek]