Apple y Microsoft, posturas opuestas en financiar patentes

intellectual ventures patentes

Intellectual Ventures ha conseguido que Microsoft y Sony inviertan en su última adquisición de patentes, no así Apple e Intel, que aunque sí que han invertido con anterioridad, se negaron a participar en esta ocasión, según las fuentes de Reuters.

"Las inversiones de Microsoft y Sony llegan a Intellectual Ventures como agua fresca para comprar nuevas patentes", dijo Kevin Jakel, director ejecutivo de Patentes Unificadas. Sin embargo, la decisión de Apple y de Intel son significativas ya que sí que apoyaron compras como ésta en el pasado, "Esto sería un cambio drástico", aseguró Jakel. 

Creada en 2000, Intellectual Ventures ha recaudado casi 6 mil millones de dólares y ha adquirido un total de más de 70.000 patentes y otros activos de propiedad intelectual. Ahora, la compañía está tratando de recaudar 3.000 millones más.

A lo largo del año, Intellectual Ventures y otras empresas similares se han enfrentado a fuertes críticas por parte de algunos miembros de la industria tecnológica, que sostienen que empresas como éstas, que no crean productos, se aprovechan del sistema de patentes para exigir el pago de derechos y empezar juicios eternos.

Intellectual Ventures, sin embargo, asegura que mediante la compra de patentes se crea un mecanismo para que se pueda sacar provecho de sus ideas. Varias grandes empresas de tecnología han invertido en compras de patentes, lo que les daba derecho a acceder a costes bajos a las cartera de patentes de la compañía, así como una parte de los beneficios por derechos recogidos.

La recaudación de fondos tiene como objetivo conseguir que sea más fácil luchar contra la nueva ley de demandas por patentes aprobada por la Cámara de Representantes de EE.UU. el año pasado. Algunas empresas como Google apoyaron públicamente el proyecto de ley, que incluía una disposición para que sea más fácil para el ganador de una demanda de patentes recuperar los honorarios legales. Google invirtió en el primer fondo de Intellectual Ventures en 2003, pero se ha negado a participar en otras posteriores.

Amy Landers, profesor de propiedad intelectual en la Universidad Pacific McGeorge School of Law, dijo que la decisión de Apple y de Intel en el último fondo de inversión probablemente no tiene relación con el debate político en torno a la reforma de patentes. "Las empresas que no están invirtiendo en el fondo será porque probablemente acaban de encontrar mejores usos para su dinero", dijo Landers.