Árboles fluorescentes iluminarían las carreteras del futuro

Arboles fluorescentes iluminarían las carreteras del futuro

Un diseñador holandés ha tenido lo que podría ser una idea de una película de ciencia ficción.

Esta idea cambia la forma en la que emplearíamos la la luz la ciudad del futuro, cambiando las farolas por árboles que brillan en la oscuridad

Daan Roosegaarde, la mente detrás de este proyecto está colaborando con la Universidad Estatal de Nueva York para crear un tipo de plantas fluorescentes que iluminarían las carreteras del futuro.

En un video, filmado en el festival de Southwest, Roosegaarde explica su interés en la biomimética, o lo que es lo mismo,  tomar los modelos de la naturaleza y utilizarlos para resolver problemas humanos.

 

"¿Qué podemos aprender de la naturaleza y su aplicación al entorno urbano, las carreteras, los espacios públicos,etc... ?" afirma el joven holandés. Esta pregunta ha llevado Roosegaarde a observar el comportamiento de las medusas y otros organismos biológicos, como las luciérnagas, que generan su propia luz; lo que permitiría crear plantas que brillen en la oscuridad.

"Cuando una medusa, bajo aguas profundas, genera su propia luz no cuenta con una batería o un panel solar o un soporte energético que la ayude a crear esta luminosidad, lo hace de forma totalmente autónoma."

Roosegaard se ha asociado con la Universidad Estatal de Nueva York y una empresa de biotecnología llamada Bioglow para tener la posibilidad de crear plantas que brillen en la oscuridad, permitiendo dar origen a árboles fluorescentes que iluminarían las carreteras del futuro, además de otros espacios públicos.

En el video, Roosegaarde muestra una planta de interior modificada genéticamente que Bioglow dio a conocer a principios de este año. Su tallo y hojas emiten luz gracias a que la planta se ha creado mediante la combinación del ADN de bacterias marinas que brillan en la oscuridad con el genoma de la planta de interior. 

La carretera con árboles fluorescentes de Roosegarde será una realidad dentro de unas semanas gracias a la colaboración con el fabricante de caminos Heymans y el gobierno de su país. Tendrá una longitud de un kilómetro y estará iluminado entre seis y ocho horas durante la noche.