Así se roba un coche Tesla ofreciendo una hamburguesa gratis

Cómo hackear un coche Tesla

Una de las particularidades de un coche Tesla es que pueden controlarse gracias a una aplicación para iOS y Android, y eso tiene muchos riesgos. Tantos riesgos que un equipo de investigadores ha demostrado que es posible robar un coche Tesla Model S haciendo uso de un malware y a cambio de una grasienta hamburguesa, algo a los que pocos pueden resistirse.

Para hackear un coche Tesla los investigadores simplemente han creado una app maliciosa que se encargue de robar las credenciales de Tesla de la víctima, y el resto se lo han dejado a la ingeniería social ofreciendo como cebo una hamburguesa gratis. El proceso no tiene desperdicio y demuestra lo sencillo que es infectar un terminal móvil sin necesidad apenas de programación.

La app de Tesla que se pone a disposición de los compradores de su coche eléctrico permite, entre otras cosas, abrir el vehículo sin necesidad de llave, ver el estado de la batería o localizar el coche con GPS, y ello basándose sólo en conexión a Internet y en unas credenciales de cada usuario. La firma de seguridad Proman AS ha demostrado lo sencillo que es robar un coche Tesla Model S infectando el terminal del dueño, ¿y cómo? Pues regalándole una hamburguesa.

¿Cómo es el proceso? Los atacantes ofrecen una zona red WiFi gratuita en una estación de carga de Tesla, para que sea más ameno a los conductores la espera. Al conectarse a dicha zona de WiFi gratuita, se le pide a la víctima que, si se instala una simple app, se llevará una hamburguesa gratuita en uno de los establecimientos cercanos a dicha estación de carga. La víctima pica, y se instala una app que contiene un malware que roba sus credenciales de Tesla.

Así funciona el piloto automático de Tesla en las ciudades

Con ello, los atacantes ya tienen las credenciales de la víctima y, entrando con las mismas a la app de Tesla, podrán saber dónde se encuentra el vehículo. Una vez localizado por la función de GPS, pueden hacer uso de la apertura de puertas sin necesidad de llave y encender el coche. Con este procedimiento, la víctima habría perdido un coche eléctrico por comerse una simple y grasienta hamburguesa gratis.

El futuro según Tesla: techo solar, Powerwall 2 y nueva batería

[Fuente: Fossbytes]