Cajeros automáticos en China entregan dinero falso

Dinero falso en China

China es el paraíso para aquellos que buscan cualquier tipo de producto a un precio muy barato. Incluso, sus características físicas hacen dudar si estamos frente a un original o una copia. Recientemente, el gigante asíatico ha sido noticia por dos cargadores falsos de iPhone que le causaron la muerte a una azafata y dejaron en estado de coma a un hombre. En ambos casos, los accidentes se produjeron cuando las personas iban a contestar el teléfono mientras se estaba cargando. 

Ahora, un grupo de estudiantes japoneses han recibido dinero falso de un cajero automático. El monto total retirado por los estudiantes, 3.000 yuanes o 490 dólares, contenía un total de 7 billetes falsos.

A principios de esta semana Yahoo! Japón publicó un artículo acerca de cómo el uso de facturas falsas por valor de 100 yuanes es cada vez mayor. Las personas que manejan una gran cantidad de dinero en su día a día, como taxistas y empleados de tiendas, probablemente estén acostumbrados y sean capaces de identificar los billetes falso con relativa facilidad, sin embargo, la gran calidad de las falsificaciones es tan buena que incluso las máquinas destinadas a tal efecvto son incapaces, en muchos casos, de detectar la falsificación

Cuando fueron a pedir explicación al banco, los empleados del mismo les dijeron que no era posible que el banco distribuyese dinero falso. Poco después se informó que otro grupo de estudiantes, también japoneses, sufrieron el mismo problema y se encontraron con la misma respuesta del banco, que aseguró que no estaban en capacidad de distribuir dinero falso. 

La existencia de estas técnicas de falsificación y circulación de billetes y dinero falso en China no es una novedad, sin embargo, lo que sí llama la atención es la pasividad de los bancos y cómo estos parecen estar inmersos en una política un tanto fraudulenta dejando totalmente indefensos a los usuarios de a pie.

No se sabe aún con certeza cuál puede ser el alcance de esta práctica, pero las autoridades internacionales se comienzan a preocupar por el posible lavado de dinero o colapsos en una de las economías más importantes del mundo.