Confirman el hackeo de una central nuclear para robar uranio

Confirman el hackeo de una central nuclear para robar uranio

Todos los días desayunamos con algún hackeo masivo que pone en entredicho la seguridad y la profesionalidad de las compañías que manejan nuestros datos privados. Aunque luego nadie paga por ello, y las víctimas (nosotros) no son indemnizadas.

En las últimas fechas el hackeo de 3.000 millones de cuentas de Yahoo! está en boca de todos. En la mayoría de los casos este tipo de acciones consiguen robar datos personales: correos, nombres, direcciones, tarjetas de crédito, etc. Es una acción muy grave, pero no es el fin del mundo. El fin del mundo sería, por ejemplo, que alguien hackease una central nuclear para robar uranio con el que fabricar bombas atómicas. Un hackeo que ya se ha producido, aunque por fortuna se detuvo a tiempo, antes de que afectase al funcionamiento de la central nuclear ¿Pero qué ocurrirá la próxima vez?

No estamos hablando de una preocupante posibilidad, sino de un hecho consumado. El director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (IAEA) Yukiya Amano ha confirmado a la agencia Reuters que hace tres años una central nuclear, cuyo nombre no ha querido revelar, fue hackeada.

Los hackers podrían haber intentando robar uranio enriquecido, empleado para fabricar lo que se conoce con el nombre de bombas sucias. Este tipo de bombas combinan explosivos convencionales con material radioactivo, con el objetivo de contaminar con radioactividad la zona en donde cae la bomba.

Esta es la devastadora escala de todas las bombas nucleares

El ataque "causó algunos problemas", ha reconocido Yukiya Amano, y "la central nuclear tuvo que tomar algunas medidas de protección", aunque no detuvo su funcionamiento.

El director de la IAEA ha revelado este hackeo de una central nuclear para alertar sobre el peligro al que están expuestas las instalaciones críticas. "Los ciberataques a las centrales nucleares deben tomarse muy en serio. Nunca podemos estar seguros de que lo sabemos todo, o si sólo estamos viendo la punta del iceberg".

Este mismo año la Central Nuclear de Gundremmingen, en Alemania, fue infectada con malware, aunque no afectó a su funcionamiento.

[FuenteTechworm]

Estas son las 10 contraseñas más utilizadas para hackear