¿Aceptas vender tu privacidad a cambio de correo gratuito?

Aceptas vender tu privacidad a cambio de correo gratuito

En Internet hay muchas cosas gratis, o eso, al menos, es lo que nos creemos. Y es que, como reza el dicho: "nadie da duros a cuatro pesetas".

Servicios como Gmail, que a priori son gratis, no lo son tanto. Detrás llevan un modelo de negocio, en este caso el de la publicidad contextual. Es decir, te ofrecern información comercial relevante en función de tus hábitos de navegación y ahora, en función de tus correos.

Quizá ya lo sabías, o quizá no. Son muchos lo usuarios que no leen la letra pequeña de todo lo que firman, y en Internet este porcentaje es mucho mayor.

Algunos defienden este modelo "fremium" otros en cambio se echan las manos a la cabeza una vez se enteran de esta política y condiciones del servicio.

Hoy debatimos acerca de este modelo de negocio. ¿Aceptas vender tu privacidad a cambio de un servicio gratis?

Carlos Gombau

Los términos de uso de Google son claros: "Utilizamos la información que recopilamos de todos nuestros servicios [...] para ofrecerte contenido personalizado como, por ejemplo, resultados de búsqueda y anuncios más relevantes.

Además, también nos indica que "pueden combinar información personal de un servicio con otro tipo de información, incluida información personal [...]."

La mayoría de la gente desconoce esta condiciones, pero desde el momento que te abres una cuenta 'gratuita' en Gmail o activas un móvil Android, entras a formar parte de su negocio.

Sí, los usuarios obtenemos el beneficio de tener acceso a un sinfín de aplicaciones y servicios, pero ¿son gratuitos? Ni mucho menos. Sin ir más lejos, Gmail revisa todos los correos que llegan a nuestra bandeja de entrada y, poder cruzar datos de millones de usuarios, ha convertido a Google en el nuevo Rey Midas tecnológico.

Además, si es un ordenador el que 'lee' mis correos en vez de una persona, ¿realmente se está respetando mi privacidad? No me queda tan claro. La información es poder y Google es muy poderoso... pero no queda otra.

 

Fuencisla Mira

El tema de la privacidad de nuestros datos es algo que preocupa a los usuarios. Por lo tanto, que determinados servicios web utilicen nuestros correos para ofrecernos información comercial, es algo que también inquieta.

En cualquier caso, al usar uno de estos servicios, siempre hay que leer las condiciones generales de privacidad de la plataforma y estar atentos a sus posibles cambios, para poder decidir si vale la pena o no ofrecer parte de nuestra información a cambio del servicio gratuito. Si no es así, lo mejor es recurrir a servicios de pago.

En parte, todo ello dependerá del uso que le demos a esa cuenta de correo.

 

De ninguna manera estoy de acuerdo con la nueva política de Google con su gestor de correo. Puedo aceptar que utilice mi historial de navegación para mostrarme anuncios relacionados, pero de ahí a leer mis conversaciones, que no olvidemos son privadas y/o profesionales, me parece una intromisión en mi privacidad en toda regla

Me pueden vender que lo hace un robot, me da igual. Me pueden vender que es por mi propio bien, para fácilitarme la búsqueda de determinados productos o ofertas de mi interés, me da igual. Me siento suficientemente capacitado para hacer esa búsqueda por mis propias fuentes.

Además, quién me dice a mí que no utiliza esta información para otros usos. Ah, bueno sí, me lo dice Google... pero no nos olvidemos que hasta no hace mucho, ellos defendían que no leían estas conversaciones privadas. Quizá mañana nos sosrprenda con un nuevo cámbio de política y nos digan que ahora también leen nuestras transacciones online para ofrecernos productos más baratos. Mi intimidad es mía.

Así no Google, así no.