Los diez delitos informáticos más comunes en España

Los diez delitos informáticos más comunes en España

Los delitos informáticos han experimentado un enorme incremento durante los últimos años en nuestro país. Según las cifras que maneja la Fiscalía General del Estado, de los 6.532 procesos judiciales que se presentaron en 2011, hemos pasado a 11.990 en 2013 y de ahí a los 20.534 procedimientos que se abrieron durante el año pasado. Por tanto, en sólo cuatro años este tipo de delitos han aumentado un 210%, y sólo el crecimiento de 2013 a 2014 ha supuesto un escalofriante 71%.

Pero, ¿a qué se debe este incremento tan elevado? Según Carlos Aldama, perito informático y director de Aldama Informática Legal, la causa principal es que "cada vez existen más usuarios conectados a las redes sociales y, debido al abaratamiento de las conexiones, tienen un mayor acceso a Internet. Esto es el gancho perfecto para los estafadores, quienes, de manera cada vez más sofisticada, usan técnicas de suplantación o acceden ilícitamente a equipos que controlan remotamente y tienen el control de un gran número de usuarios noveles”.

De todos los procedimientos judiciales abiertos durante el año pasado, los diez delitos informáticos más comunes en España han sido los que te detallamos a continuación:

1. Estafa. Es el más popular con 17.328 casos, que equivalen al 84,39% del total. Las prácticas más extendidas son el phishing, el carding o acceso a las tarjetas de crédito sin el consentimiento del propietario, la contratación fraudulenta de líneas de teléfono, así como las actividades relacionadas con juegos en línea. 

2. Delito contra la intimidad de menores y acoso. En 2014 se abrieron 641 procedimientos judiciales de este tipo, de los que 581 fueron delitos de pornografía infantil y/o de personas con discapacidad, y 60 por acoso a menores. Las prácticas más habituales son foros privados, conversaciones o grupos de WhatsApp o Skype y almacenamiento en la nube. 

3. Revelación y descubrimiento de secretos. Es uno de los delitos que está creciendo con mayor velocidad: los 858 casos registrados en 2014 suponen un aumento del 60% respecto al año anterior. De éstos, 561 son por descubrimiento y revelación de secretos, y 297 corresponden a acceso ilegal a los sistemas, como el uso no autorizado de e-mails o la entrada ilegítima en perfiles de redes sociales.

10 imprudencias que ponen en riesgo tu seguridad en Internet

4. Amenazas y coacciones. Este delito también está repuntando con gran velocidad: se han presentado este año 527 casos, un 111% más en relación con 2013. 

5. Falsificación documental. Se han abierto 156 casos relacionados con la manipulación de contratos, correos electrónicos o fotografías, entre otros elementos.

6. Daños y sabotaje informático. En 2014 se registraron 143 casos, aunque se estima que esta cifra puede ser mucho mayor según los datos de otras instituciones. Contempla la destrucción de información con el borrado de datos, la rotura de equipos y la manipulación de información.

7. Suplantación de identidad. Hubo un total de 117 delitos en los que se suplantó la identidad principalmente a través de correos electrónicos o redes sociales. 

¿Cuánto sabes de seguridad informática? ¡Supera el test!

8. Incumplimiento de contrato. Se produce cuando se incumple por alguna de las dos partes la contratación para el desarrollo de aplicaciones o webs.

9. Delitos contra la propiedad intelectual. Se recogieron 58 casos que se basan en la divulgación de contenidos a través de medios electrónicos y plagios. 

10. Descargas ilegales. No se manejan datos concretos, pero gran parte de la población realiza descargas ilegales de contenidos con derechos de autor. Tanto es así que según el estudio “Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales 2014” de GFK, el 87,94 % los contenidos digitales consumidos en España en 2014 fueron piratas.