Fallo de seguridad en iPhone y iPad también afecta a los Mac

Detectan vulnerabilidad seguridad de Macs

Han sido unos días difíciles para la reconocida reputación de seguridad de Apple después de que se detectara un gran fallo en el software de iPhone que exponía datos confidenciales de los usuarios en las redes Wifi públicas al ataque de hacker.

Ahora, el agujero de seguridad parece extenderse para incluir también a los ordenadores Mac.

El viernes pasado Apple anunció un fallo en la seguridad de iPhone que permitía a los piratas informáticos interceptar datos sin encriptar de usuarios de iPhone mientras sus dispositivos se conectan a una red Wifi pública, dejando a los datos (como correos electrónicos, información de acceso e incluso datos de tarjeta de crédito) vulnerables al robo.

El fallo, que al parecer es resultado de un error de copiado y pegado en una sola línea de código, permite a los hackers interceptar cualquier dato e incluso alterarlo durante la transmisión.

Apple contrata al famoso hacker winocm, creador de jailbreak.

Apple lanzó una actualización de software el mismo día, animando a los usuarios de iPhone para actualizar sus dispositivos lo antes posible.

Poco después, investigadores de seguridad en CrowdStrike encontraron el mismo error en los ordenadores Mac funcionando con el software más reciente de Apple OS X, que permitía el mismo hackeo de información sensible mientras se está conectado a una red Wifi pública. Según los investigadores, datos seguros enviados desde el navegador Safari del Mac podían ser interceptados, modificados o ambos entre el ordenador y la web de destino.

La vulnerabilidad ha sido descubierta en las apps de Calendario, Facetime, iBooks, Keynote, Mail, Twitter e incluso en la aplicación de Actualización de Software OS X.

Según The Daily CallerApple dijo el lunes que estaba trabajando en un parche, y que sería lanzado muy pronto. Una actualización de software para reparar el problema en iPads ya ha sido distribuido.

Mientras, se recomienda que Macs con OS X permanezcan desconectados de las redes WiFi públicas hasta que la actualización de software sea lanzada.