El GamerGate se agrava: nuevas amenazas de muerte a mujeres

El GamerGate se agrava: nuevas amenazas de muerte a mujeres.

Anita Sarkessian, una conocida crítica de videojuegos, feminista militante, ha suspendido la conferencia que iba a realizar en la Universidad de Utah, tras recibir amenazas de muerte.

Un email anónimo recibido por la universidad amenaza con "provocar una masacre más grande que la de Montreal". En 1989, 14 mujeres fueron asesinadas en Montreal por un hombre que afirmaba "luchar contra el feminismo".

Hace cuatro días, la desarrolladora de juegos Brianna Wu tuvo que llamar a la policía y abandonar corriendo su casa cuando fue amenazada de muerte en Twitter, y el acosador publicó su dirección en la red social.

Una escalada de presión contra las mujeres que trabajan en el sector de los videojuegos, y que destacan por criticar las actitudes machistas y la humillación a las mujeres que se pueden ver en muchos videojuegos.

El asunto ya se conoce con el nombre de GamerGate, un movimiento que empezó como una exigencia de ética a la prensa del mundo de los videojuegos, pero que ha derivado en una caza de feministas que trabajan en el sector.

España, ¿país pirata? En el Top 10 de ventas de videojuegos

La desarrolladora Zoe Quinn es la creadora del juego Depression Quest, en donde refleja su lucha contra la depresión. Hace unas semanas, su novio despechado publicó en su blog que Quinn estaba saliendo con un periodista de la web de videojuegos Kotaku, que recientemente había evaluado positivamente dicho juego.

Aunque el medio aseguró que ese comentario se hizo antes de que iniciasen la relación, en las redes sociales surgió una corriente llamada GamerGate que pedía mayor ética e independencia a los periodistas.

Sin embargo, grupos misóginos comenzaron a utilizar GamerGate para cargar contra "las mujeres que se acuestan con periodistas para obtener buenas puntuaciones en sus juegos", persiguiendo a conocidas feministas del mundo de los videojuegos, que luchan para eliminar las actitudes sexistas y machistas en el sector.

Las amenazas han sido continuas a diversas mujeres a través de las redes sociales, hasta el punto de que conocidos desarrolladores firmaron una petición para que terminase el acoso.

El pasado 10 de octubre, Brianna Wu, Jefa de Desarrollo de la compañía Giant Spacekat, tuvo que llamar a la policía y abandonar precipitadamente su casa cuando ella y su marido fueron amenazados de muerte en Twitter, incluso llegaron a publicar su dirección. Brianna Wu había mostrado públicamente su apoyo a las mujeres amenazadas.

Anita Sarkessian publica en YouTube una serie llamada Tropes vs. Women in Videogames, en donde critica cómo se retrata a las mujeres en los juegos. Aquí puedes ver el último capítulo:

 

Ayer mismo, Anita tuvo que cancelar la conferencia que iba a llevar a cabo en la Universidad de Utah. Un email recibido en la universidad decía lo siguiente: "Tengo un rifle semiautomático, varias pistolas y bombas de tubo. Tienen 24 horas para cancelar la charla de Sarkessian". Tras unas serie de insultos y la promesa de escribir su próximo manifesto con la sangre de Anita, culpándola de "las mentiras y el veneno que las feministas han vertido sobre los hombres de América", amenaza con provocar "la matanza más sangrienta en la historia del país".

Según cuenta The Guardian, Anita Sarkessian ha cancelado la conferencia no por las amenazas en sí, sino porque debido a las leyes de Utah, las más permisivas del mundo con respecto a las armas, la policía no puede impedir que la gente acuda a la conferencia armados con pistolas...

Algunos de los jugadores que iniciaron el GamerGate defienden que era un movimiento en favor de la ética en la prensa, y lamentan que grupos antifeministas lo usen para sus fines, desvituando así su intención inicial.

Ahora que la policía y el FBI han tomado cartas en el asunto, estaremos atentos al desarrollo de las investigaciones.