Los genios más precoces de la tecnología

Los genios más precoces de la tecnología. Niños prodigio de la informática.

La ciencia considera un niño prodigio a un joven menor de 15 años que demuestra una habilidad propia de adultos, en una determinada disciplina.

Existen muchos genios precoces conocidos mundialmente, desde Beethoven a Pablo Picasso. Pero la mayoría permanecen en el anonimato toda su vida. Su compleja y, a veces, incomprendida personalidad, o la presión de su entorno por ser superdotados, impiden que lleguen a ser algo en la vida cuando son adultos.

Los niños prodigio de la tecnología

Hoy en día, gracias a Internet, resulta sencillo encontrar a niños prodigios en cualquier disciplina.

Es fácil sorprenderse al conocer la historia de Alexis Martin, una niña californiana de 3 años que aprendió español solamente con la ayuda de un iPad. Recita de memoria, completos, los cuentos que su madre le lee una sola vez.

O Jamie Edwards, un británico de tan sólo 13 años que ha conseguido construir su propio reactor de fusión nuclear.

Basta con buscar un poco en YouTube para hallar docenas de vídeos con niños de apenas 3 o 4 años que cantan, bailan o tocan el violín como un adulto.

Ante estos fenómenos, los expertos aclaran que la mayoría no son niños prodigio. Simplemente son precoces. Solamente se les da bien una cosa. Los niños prodigio se caracterizan porque son buenos en casi todas las ciencias o retos que se les planteen.

Vamos a conocer a algunos de los niños prodigios de la tecnología. Muchos de ellos pasaron a la historia. Otros se han hecho multimillonarios. Pero a un puñado, por desgracia, su extrema inteligencia mal encauzada les llevó al suicido, la prostitución, o la cárcel.

LOS ORÍGENES DE LA INFORMÁTICA

Aunque los ordenadores apenas tienen 50 o 60 años, parte de su tecnología comenzó a desarrollarse mucho antes.

Uno de los primeros niños prodigio más conocidos en el mundo de la informática es Blaise Pascal, que vivió en el siglo XVII. Con tan sólo 12 años ya proponía teoremas matemáticos.

A los 17 años formuló el Teorema de Pascal, y a los 19 años fabricó la Pascalina, una de las primeras calculadoras mecánicas que se conocen. Capaz de hacer sumas y restas, se la considera la precursora de los ordenadores:

Genios precoces de la informática

Las excentricidades de los pioneros de Internet

El húngaro John von Neumann es otra de las figuras más conocidas. Con tan sólo 8 años hacía divisiones mentales de hasta ocho cifras, y se aprendió de memoria la guía telefónica.

El Premio Nobel de Física Eugene Wigner, que estudió con él, renunció a ser matemático y se pasó a la Física porque veía que Neumann estaba muy por encima de él.

Von Neumann fue uno de los padres de la bomba atómica. En el campo de la informática, desarrolló la arquitectura de Von Neumann, en la que se basan  todos los ordenadores actuales.

Genios precoces de la informática

También es, junto con Alan Turing (otro niño prodigio, aprendió a leer él solo en tres semanas), uno de los inventores de los algoritmos informáticos. Contribuyó a crear algunos de los primeros ordenadores de la historia, como el ENIAC y el UNIVAC I (1951).

Programadores precoces

El nacimiento de los ordenadores supone una pausa de tres décadas a la hora de encontrar niños prodigio asociados a la informática.

La razón es sencilla. Las primeras computadoras, en los años 60 y 70 del pasado siglo, sólo existían en las universidades, centros militares y grandes empresas, debido a su tamaño y alto precio. Por tanto, la gente que tenía acceso a ellas eran científicos, militares, o universitarios. Pioneros como Bill Gates o Steve Jobs ya eran universitarios en la veintena cuando alcanzaron el éxito.

Hay que esperar hasta los años 80 para que las computadoras lleguen a los hogares y las escuelas. Máquinas míticas de 8 bits como el Apple II, el Commodore 64, o el ZX Spectrum fueron el regalo de Reyes de millones de niños en 1982 o 1983, dando a conocer la informática a los más jóvenes.

Y puesto que eran máquinas pensadas, principalmente, para jugar, la primera generación europea de videojuegos fue creada por jóvenes de 16 o 17 años que diseñaban los juegos en su habitación y luego los vendían por miles en toda Europa.

Matthew Smith o Raffaele Cecco, con clásicos como Manic Miner o Equinox, copaban las listas de ventas con 17 o 18 años. Pero no hace falta irse fuera para encontrar genios adolescentes. En España programadores como el mítico Paco Menéndez (Sir Fred, La Abadía del Crimen), o los hermanos Ruiz, fundadores de Dinamic (ahora FX Interactive) ya vendían sus juegos a nivel europeo siendo estudiantes universitarios.

Genios precoces de los videojuegos

 

VIDAS DESAPROVECHADAS

Ser un superdotado no garantiza tener éxito, o ser feliz. Es muchos casos, es un impedimento para asimilar la presión social que supone que los demás esperen lo máximo de tí.

De Harvard a terrorista

Genios precoces de la informática

Theodore Kaczynski era un niño prodigio que fue aceptado en Harvard con sólo 16 años. Se doctoró en matemáticas en la Universidad de Michigan con una tesis que ni sus profesores eran capaces de seguir.

Llegó a ser el profesor más joven de la historia de la Universidad de Berkeley, pero a los 27 años se retiró a una cabaña en el bosque y se convirtió en el terrorista Unabomber.

Durante 20 años se dedicó a enviar cartas bomba que mataron a tres personas e hirieron a 23. Actualmente cumple cadena perpetua.

Prostituta superdotada

Sufiah Yusof copó las portadas de los periódicos en 1997, al ser admitida en la Universidad de Oxford con tan sólo 13 años.

Pero con 15 años abandonó su carrera y a su familia, aduciendo una presión que no podía soportar.

Con 23 años un periodista la localizó trabajando como prostituta en una página de Internet. Al parecer, consiguió encauzar su vida y ahora trabaja como asistente social.

NATIVOS DE INTERNET

A medida que los ordenadores fueron creciendo en complejidad, y la industria se profesionalizó, la barrera de entrada a la tecnología se fue haciendo cada vez mayor. Los niños prodigios aún seguirán surgiendo, pero se requiere un mínimo de experiencia y conocimiento para causar impacto en la industria.

Programadores infantiles

Está demostrado científicamente que los niños tienen una capacidad de aprendizaje mayor que los adultos, en ciertas áreas como el lenguaje. Y puesto que la programación no deja de ser un lenguaje más, no es extraño encontrar pequeños genios capaces de crear programas como si fuesen licenciados informáticos.

Es el caso de Marko Calasan, un joven macedonio que con sólo 6 años ya era administrador de sistemas.

Niños prodigio de la informática

Con 9 años recibió un certificado de Ingeniero de Sistemas de Microsoft. Actualmente estudia en una escuela de superdotados de Estados Unidos.

Un caso similar, pero mucho más triste, es el de Arfa Karim, una joven pakistaní que con sólo 9 años fue la persona más joven en obtener un Certificado Profesional de Microsoft.

Niños prodigio de la tecnología

Bill Gates la invitó a visitar la sede de la compañía. Por desgracia, con tan sólo 16 años sufrió un infarto cerebral que la dejó en coma. El propio Gates envió a médicos de su confianza, pero no pudieron hacer nada. Arfa falleció a las pocas semanas.

Con 19 años inventó el P2P... y cambió la industria musical

Genios precoces de la tecnología

Shawn Fanning sólo quería ayudar a un amigo que tenía dificultades para conseguir un fichero de música que necesitaba.

Con apenas 19 años, inventó un sistema para intercambiar música a través de Internet, conectando directamente los ordenadores de los usuarios.

Así, en 1999 nació Napster, el software de descarga de música P2P que hizo tambalear a la industria musical, y puso en marcha un cambio sociológico a la hora de compartir ficheros en Internet.

Jóvenes contra la piratería

Frente al gratis total que proponía Napster, Spotify se ha convertido en el servicio de referencia a la hora de aunar la música digital y los derechos de autor.

Su fundador, el sueco Daniel Ek, fundó su primera empresa a los 14 años. Tras crear Advertigo y trabajar en Tradera, Evertigo y uTorrent, lanzó Spotify en 2008. Actualmente tiene más de 20 millones de clientes, un 25% de pago.

Zuckerberg, y la internet social

Genios precoces de Internet

Es el último joven precoz que ha cambiado el mundo. Mark Zuckerberg creó Facebook con tan sólo 19 años, en 2004.

Su idea de diseñar una red para compartir gustos, ideas, amigos o hobbies no es nueva, pues ya existían propuestas similares como Geocities.

Zuckerberg comenzó diseñando una red universitaria para sus compañeros de Harvard, pero poco a poco se fue ampliando mediante admisiones externas a través del correo electrónico. El resto, como suele decirse, ya es historia...

El rey del microblogging

Genios precoces de Internet

Con 11 años, David Karp ya era un genio precoz de la tecnología que programaba en HTML y diseñaba páginas web. Con 14 años frecuentaba el estudio de animación digital Frederator Studios.

Entonces aprendió japonés y a los 17 años, aunque ya trabajaba para Urbanbaby, se marcó a vivir a Japón. Consiguió ocultarlo a sus jefes durante tres meses.

Con 20 años creó la plataforma de microblogging Tumblr, que vendió a Yahoo! hace un año por 1.100 millones de dólares.

Una app muy rentable

Las apps, pequeños programas para móviles, son el equivalente a los primeros programas que se desarrollaban en la era de los 8 bits, hace 30 años.

El mercado de las apps aún es joven, y hay hueco para que chavales con buenas ideas se hagan multimillonarios.

Es lo que le ha ocurrido a Nick D'Aloisio, un británico que con sólo 15 años creó una app para resumir noticias, llamada Summly.

Niños prodigio de Internet

La aplicación llamó la atención de Yahoo!, que la compró por “docenas de millones de libras” (la cifra no se ha revelado).

Summly fue cerrada, pero su tecnología será utilizada por Yahoo! en sus proyectos internos.  Nick D'Aloisio ya ha entrado a trabajar en la compañía.

HACKERS BARBILAMPIÑOS

Por su propia naturaleza, el mundo de los hackers siempre ha sido autodidacta y protectivo, lo que ha obligado a muchos de ellos a aprender por su cuenta desde edades tempranas.

Condenado a los 12 años

El pasado mes de octubre, un niño de 12 años del distrito Notre Dame de Grace en Quebec (Canadá), fue declarado culpable de hackear varias webs gobernamentales y policiales, causando su desactivación durante varios días, y pérdidas por valor de 60.000 dólares.

Entre otras, hackeó la web de la policía de Montreal, el Instituto de Salud Pública de Quebec, y el gobierno chileno.

Lo más sorprendente de todo es que trabajaba para el grupo de hackers Anonymous, a cambio de videojuegos. Llegó a declarar que "es fácil hackear, pero no hay que ir demasiado lejos, porque acabarán encontrándote".

Contratado por Apple

Niños prodigio de la tecnología

La Compañía de la Manzana es famosa por contratar a los hackers que rompen sus sistemas de seguridad. Ya lo hizo hace un tiempo con Peter Hayas y Comex.

El mes pasado repitió la jugada con el joven hacker winocm, de tan sólo 17 años. Winocm recibirá un curso formativo antes de incorporarse a Apple, a final de año.

Se hizo famoso al participar en la creación del jailbreak p0sixspwn para iOS 6. Un jailbreak es una ruptura de la protección del sistema operativo, que permite instalar apps y funciones no controladas por Apple.

Un luchador acorralado

Genios precoces de Internet

Quizá el hacker más famoso sea Aaron Swartz, defensor a ultranza de una Internet libre, que copó las portadas de los periódicos tras suicidarse, con sólo 26 años, poco antes de su juicio.

Aaron Swartz era un genio precoz que con 14 años creo la base del código RSS, que aún hoy se utiliza para compartir y difundir noticias. También es uno de los fundadores de la popular red informativa Reddit. Trabajó con Tim Berners-Lee, el inventor de las páginas web, en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Defensor a ultranza de una Internet Libre, hackeó la base de datos académica JSTOR y extrajo casi 5 millones de documentos que el MIT cobraba por usar, porque estaba convencido de que esa información debía ser libre y gratuita.

Se enfrentaba a cargos que sumaban casi 50 años de prisión, pero Swartz no aguantó la presión, y se suicidó antes del juicio, hace algo más de un año.

Recientemente se ha sabido que JSTOR va a liberar buena parte de esos documentos, para que todo el mundo pueda usarlos gratis.

Quizá sean jóvenes e inexpertos, y en algunos casos, algo inmaduros, propio de su edad. Pero demuestran que el genio humano no está en la edad, sino en las ganas de emprender, y de encontrar tu propio camino.

[Fuentes: Wikipedia, entrevistas, cuentas en redes sociales y biografías de los personajes citados]