Google ataca a las extensiones de Chrome que se vuelven spam

Google elimina extensiones de Chrome que se convierten en spam

Extensiones de Chrome que tienen éxito están siendo compradas por empresas de spam para inundar con anuncios a sus usuarios.

Es un fenómeno creciente y cada vez más preocupante, por eso Google ha decidido intervenir.

Add to Feedly, y Tweet to This Page, dos útiles extensiones de Chrome que te permitían añadir una web a Feedly, y tuitear una página web de forma sencilla, respectivamente, han sido borradas por Google tras convertirse en una fuente de spam.

De repente, comenzaron a mostrar anuncios en lugares no autorizados de las webs, incluso en el buscador de Google.

Cómo evitar el spam en tu correo Gmail u Outlook

No es un fenómeno nuevo, pero se ha incrementado en los últimos tiempos. El autor de una extensión de Chrome de éxito es contactado por una empresa de oscura procedencia, que le ofrece comprar la extensión.

Lo describe muy gráficamente el autor de Add to Feedly, en The Verge: "contactaron conmigo por email y me ofrecieron una cifra de 4 dígitos por una extensión que había tardado una hora en hacer".

Lógicamente, la vendió. ¿Cómo resistirse a semejante oferta?

Pero al cabo de un mes, se dió cuenta de que habían convertido su extensión en un servidor de spam que escondía los anuncios y los insertaba sin avisar en las webs, reemplazando los enlaces originales.

Otros dueños de extensiones, como Honey, han confirmado que también han intentado contactar con ellos empresas de origen dudoso, para comprar su software.

Estas tácticas publicitarias son posibles porque Google permite actualizar una extensión directamente por el dueño, sin pasar un control.

Recientemente ha endurecido las reglas publicitarias que deben cumplir las extensiones de Chrome, y aunque no son obligatorias hasta el próximo junio, parece que ha decidido cortar por lo sano en algunos casos, eliminando directamente extensiones que se convierten en spam, como es el caso de Add to Feedly y Tweet Ths Page.