El hackeo del iPhone de San Bernardino explicado por el FBI

FBI desclasifica un documento de 100 páginas

El atentado de San Bernardino dejó 16 muertos y 24 heridos la mañana del 2 de diciembre de 2015 en California. Tras el caos inicial, la policía consiguió hacerse con el teléfono del responsable, Syed Rizwan Farook, y pidió a Apple que desbloqueara la información que había en el terminal para obtener pruebas.

Ante la negativa de los de Cupertino, el FBI comenzó a contactar con diferentes empresas que fueran capaces de hackear el iPhone 5C del tirador y así obtener el material que estaban buscando. Ahora, tras más de un año desde que se perpetuó la matanza, la agencia estatal desclasifica un documento de 100 páginas en el que explica cómo consiguieron saltarse la seguridad de Apple.

Poco después de conocerse que el FBI había conseguido desencriptar los archivos del iPhone 5C del tirador, numerosas empresas de seguridad de todo el mundo se pusieron en contacto con ellos para conocer de primera mano cómo lo habían conseguido. Las demandas no obtuvieron la respuesta esperada, ya que la agencia de seguridad prefirió no desvelar los detalles.

Tras la publicación de este documento de 100 páginas, firmas de todo el mundo esperaban que el FBI diese a conocer todos los detalles sobre qué herramientas había utilizado, con qué compañías había contactado y cómo se había desarrollado todo. Todas estas preguntas han quedado sin respuesta debido a que, en realidad, la agencia estatal de seguridad americana no ha dado a conocer en el documento los detalles exactos de los pasos que siguió para romper la seguridad del teléfono.

Lo que sí se ha podido sacar del informe es que el FBI utilizó servicios de terceros para desencriptar los archivos del terminal del tirador y que sin esta ayuda externa, los servicios estatales seguramente no hubiesen podido descifrar los documentos.

¿Cómo encriptar tu ordenador, móvil o tablet?

Tras desvelarse que un tercero ha sido capaz de desencriptar los archivos guardados en el iPhone nos podemos preguntar si la seguridad de la compañía es la adecuada o si a partir de este momento Apple aplicará un mayor nivel de encriptación para sus usuarios. La compañía, recordemos, utiliza un sistema de encriptación que impide que incluso la propia Apple pueda recuperar los datos de un teléfono bloqueado por el usuario.

El documento pone sobre la mesa un gran debate y es el de si las agencias de seguridad estatales deberían tener la ayuda de empresas privadas como Apple en situaciones extraordinarias como lo es esta. ¿Qué pensáis al respecto? ¿Debería haber colaborado Apple desde un principio con el FBI?

[Fuente: wccftech]