El malware de Android crece un 180% en 2013

El malware para Android aumenta un 180% en los primeros meses de 2013

La mayoría de los usuarios de tablets y smartphones Android solventamos el tema de la seguridad instalando un antivirus. Y entonces nos olvidamos de ello. Pero los últimos troyanos identificados por la empresa de seguridad alemana G Data Security Labs demuestran que puede no ser suficiente con los chequeos automáticos del antivirus. Es necesario realizar chequeos manuales de vez en cuando.

Con más de 900 millones de dispositivos instalados, y casi un millón de apps, creciendo a un ritmo constante, Android es el sistema operativo móvil más goloso para los ciberdelincuentes.

Crecimiento de Android

 

Durante los seis primeros meses de 2013, G Data ha detectado 519.095 nuevos programas maliciosos para Android, lo que representa un incremento del 180% en comparación con el mismo periodo del año pasado. Si se mantiene el ritmo actual, dichas amenazas se habrán triplicado en el segundo trimestre de 2013.

El 52% de las amenazas se agrupan en familias de malware similar, cuyo número también se ha incrementado, hasta alcanzar las 454. El 86% de todas ellas son troyanos.

Familias de troyanos Android

 

Una de las causas de este incremento es la proliferación de Kits de Malware: un conjunto de herramientas que permiten a personas con pocos conocimientos técnicos usar malware para prácticas delictivas o poco éticas. Estos kits se venden a buen precio y son lucrativos para sus creadores.

El aumento de las amenazas no es el único problema. G Data también ha detectado que las funciones maliciosas de las apps malignas están cada vez más camufladas en el código, lo que hace más complicado su detección. Los troyanos intentan permanecer el mayor tiempo posible sin ser detectados en la tablet o el smartphone, para poder realizar su actividad.

Tal como se descubrió el pasado mes de abril con el troyano FakeSite.A, alias Perkele, el malware ya es capaz de realizar ataques multiplataforma, combinando troyanos bancarios a través de webs con la intercepción de SMS de confirmación emitidos en las transacciones bancarias en línea.

Además, algunos ataques maliciosos tratan de evadir los análisis automáticos de los antivirus, por lo que G Data aconseja realizar chequeos manuales para detectarlos.