El malware móvil aumentó un 135% en 2013

Malware

En 2013, el problema de la seguridad de los smartphones y las tablets se ha agravado mucho por el crecimiento cuantitativo y cualitativo de las amenazas móviles.

Si 2011 fue el año en el que se estableció el malware móvil y 2012 se convirtió en el del desarrollo de su variedad, 2013 ha sido el año del inicio de su madurez. 

Android continúa siendo el principal objetivo de los cibercriminales con el 98,05% de ataques a dispositivos móviles por tres motivos: el sistema operativo de Google sigue siendo líder en el mercado, existen muchas tiendas de aplicaciones independientes y su arquitectura es abierta, gracias a la cual tanto los desarrolladores como los ciberdelincuentes pueden crear programas con facilidad.

El número total de ejemplares de programas maliciosos móviles es de 148.778, de los cuales 104.427 se descubrieron en 2013, por lo que el crecimiento es de casi un 135%.

Las botnets se han convertido en una herramienta muy usada por los cibercriminales para ganar dinero

Los troyanos bancarios móviles han sido también uno de los métodos más usados por los cibercriminales. Estos ataques incluyen el phishing móvil, el robo de información sobre tarjetas de crédito y la transferencia de dinero.

En 2013 también aparecieron troyanos móviles capaces de comprobar el saldo de la cuenta de la víctima para que los “ingresos” de los delincuentes crezcan.

La mayoría de estas aplicaciones maliciosas móviles están orientadas al robo de dinero y sólo en segundo lugar, para robar información personal para venderla en el mercado negro

Los expertos de Kaspersky Lab detectaron diversos exploits para Android creados con tres objetivos diferentes: eludir la verificación del código de la aplicación durante la instalación, elevar los privilegios y dificultar el análisis de la aplicación.

Además otro de los ataques con mayor repercusión fue un programa malicioso para Android que infecta ordenadores personales cuando los dispositivos infectados se conectan al PC.

Todas las técnicas, mecanismos de infección y camuflaje de las actividades de los programas maliciosos pasan con mucha rapidez de los ordenadores personales a la plataforma Android.

Imagen: Kaspersky Blog