Mandar correos sin copia oculta puede salirte muy caro

Hábitos ilegales de las empresas en Internet que salen caros

Las empresas realizan actividades habituales dentro de Internet que son ilegales o poco seguras. El envío de emails sin copia oculta es una de ellas, este y otros hábitos podrían salirle muy caros a las empresas si algún usuario les denuncia.

Por despiste o por desconocimiento, tu empresa puede estar a punto de enfrentarse a una multa considerable. Uno de los motivos es el envío de correos electrónicos que los trabajadores mandan a diario a varios clientes de forma simultánea. ¿Lo hacen incluyendo a los distintos destinatarios en copia oculta?

Pues es evidente que en muchos casos, no.

En la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) está la explicación exacta de por qué uno de esos correos enviados a varios clientes sin introducir las direcciones de email en copia oculta puede salirle muy caro a tu compañía.

Además cualquier usuario se encuentra en el derecho de evitar estas prácticas ya que infringe directamente en la LOPD. Aquí tienes un vídeo sobre cómo proteger tu privacidad y conocer los derechos de protección de tus datos.

Cuando una empresa gestiona el fichero de datos de sus clientes está en la obligación de protegerlos. Esta protección pasa por no compartir ni vender esos datos a otras personas o empresas. Es ahí donde aparece el problema de los correos que no van en copia oculta: los destinatarios pueden ver las direcciones de correo electrónico de todos los que han recibido el mail, algo que la LOPD cataloga de infracción grave.

Si alguno de los destinatarios de estos correos decide denunciar a tu empresa, esta práctica habitual e ilegal de las empresas puede salir muy cara. La propia ley establece que las multas pueden ser de entre 40.000 y 300.000 euros, aunque es cierto que las sanciones suelen ser menores (se adaptan en función del número de afectados o las veces que se haya cometido el error).

Habitos ilegales empresas e-mail masivo

¿Cómo evitarlo?

No cometer estos prácticas ilegales en Internet es tan sencillo como tener cuidado a la hora de enviar un correo masivo. Solo hay que añadir a los destinatarios por medio del botón "Cco" que aparece en la barra superior de los correos. Así, se añadirán los destinatarios en copia oculta y éstos no podrán ver las direcciones de correo electrónico de las personas que reciben el correo.

Sin embargo, el envío masivo de correos sin añadir a sus destinatarios en copia oculta no es el único problema que puede tener una empresa a la hora de comunicarse.

Otras prácticas ilegales de las empresas en Internet

También la presencia de las compañías en redes sociales puede salir cara si no se siguen ciertas precauciones.

El principal problema se encuentra en Twitter. Si una empresa decide seguir a otros usuarios unilateralmente puede estar infringiendo la LOPD y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información. ¿La razón?

Que el simple "follow" de una empresa en Twitter se considera una comunicación comercial. Si esta comunicación no ha sido consentida por el otro usuario, entonces estamos ante un caso de spam.

¿Sabes cómo tu móvil Android comparte tus datos personales?

La solución es también sencilla, aunque quizás algo dolorosa para las empresas, que ya no podrán seguir a miles de usuarios en Twitter.

Para poder seguir a usuarios sin que se considere spam, las empresas deberán conseguir el consentimiento del otro. En este caso, el "follow" del usuario hacia la cuenta de la empresa puede entenderse como la aceptación del otro usuario por lo que no infringirá ninguna ley de protección de datos.

Toda empresa debe ser consciente del material que manejan a diario sus empleados: los datos de los demás también son un bien a proteger, especialmente en Internet. Algo tan sencillo como enviar correos en copia oculta o seleccionar a quién sigue nuestra empresa en Twitter puede ser suficiente para proteger los datos de los demás y, de paso, ahorrarnos una multa.

Fuente: Panda Security