La NSA infectó más de 50.000 redes con malware

La NSA infecta con malware más de 50.000 redes en todo el mundo

Por lo visto, no se conforman sólo con espiarnos. También nos infectan con malware para tenernos controlados, a la espera de que un espia gubernamental americano apriete un botón, y al instante comience la recolección de información privada.

Vía Mashable nos llegan los últimos documentos publicados por Edward Snowden, que en esta ocasión recoge el periódico holandés NRC.

En ellos se revela un PDF de alto secreto perteneciente a la NSA, la Agencia de Seguridad Americana, fechado en 2012, en donde se muestran unos puntos amarillos que hacen referencia a "más de 50.000 redes con implantes CNE". Las siglas CNE significan Computer Network Exploitation, es decir, simple y llanamente, malware que infecta ordenadores.

Este es el mapa en cuestión:

Redes infectadas con malware. Foto: NRC.nl

Como se puede ver, los puntos amarillos en donde más se concentran dichas infecciones se encuentran en Asia, Sudamérica, México, y parte de África.

Según los documentos filtrados, el malware fue desarrollado por el departamento de élite de la NSA, llamado TAO, que tiene a su disposición más de mil hackers altamente cualificados.

Este malware actúa como una célula durmiente. Puede permanecer oculto muchos años, indetectable, y activarse o desactivarse a voluntad. Cuando un hacker lo "despierta", automáticamente comienza a recopilar toda la información de la red en donde está oculto.

La NSA supuestamente espió más de 60 millones de llamadas en España

Hace unos meses se descubrió que los espías británicos habían utilizado un sistema similar para espiar a la compañía de telecomunicaciones Belgacom. La infección se llevó a a cabo a través de unas fichas de LinkedIn.

Las revelaciones de hoy demuestran que el uso de malware era supuestamente utilizado, de forma masiva, por la NSA, en todo el mundo.

Tal como puede verse en la parte inferior de la imagen, esta información secreta se compartía con las agencias de espionaje de Australia, Canadá, Reino Unido y Nueva Zelanda, los principales aliados anglosajones de Estados Unidos en el mundo.