Se presenta AEVI, La Asociación Española de Videojuegos

aDeSe se refunda, dando lugar a AEVI, la Asociación Española de Videojuegos, representada por Microsoft Ibérica, EA, Nintendo, Sony, Ubisoft, Novarama, y otras compañías

Tras varios años de caída en las ventas, durante 2013 los videojuegos en España frenaron su descenso. En los últimos meses del año incluso se obtuvieron resultados positivos, motivados por el lanzamiento de las consolas de nueva generación.

Parece que el mercado lúdico repunta, y eso ha animado a la industria local a refundar su asociación aDeSe, que ahora pasa a llamarse AEVI, La Asociación Española de Videojuegos.

Una nombre que deja muy claras sus intenciones. Es hora de quitarse las máscaras, los prejuicios, y dejar atrás los eufemismos. Ya no son una Asociación de Software de Entretenimiento. Ahora son una Asociación de Videojuegos.

Sí, videojuegos, con todas la letras. Como debe ser.

Nace AEVI, La Asociación Española de Videojuegos

Carrera Cofrade, el juego de Semana Santa sevillana, en tu móvil

AEVI representa al 90% de la industria de los videojuegos en España, con compañías productoras y distribuidoras como Sony, Nintendo, Microsoft Ibérica, EA, Ubisoft, Activision, Disney, o Take Two.

En su refundación han comenzado a unirse también compañías desarrolladoras de videojuegos, como Novarama, creadores de la franquicia InviZimals.

AEVI está presidida por Alberto González Lorca, de Bandai Namco. Los vicepresidentes son James Armstrong de Sony, y D. Bertrand Caudron, de Microsoft. Ejecutivos de Nintendo, EA o Ubisoft también forman parte de la directiva.

AEVI nace con cinco objetivos institucionales:

  • Promover el desarrollo de la industria local en nuestro país, favoreciendo el atractivo de inversión de España y contribuyendo con ello a la generación de riqueza y empleo en el sector del videojuego.
  • Colaborar con las Administraciones Públicas e instituciones decisoras en el desarrollo de programas e iniciativas para el impulso de una industria local del videojuego en nuestro país.
  • Defender los intereses de todos los agentes implicados en la cadena de producción de la industria.
  • Velar por un modelo sostenible y de futuro para el sector, que pasa por la defensa de la propiedad intelectual y la innovación en las fórmulas de oferta y comercialización de productos en un entorno de convivencia entre el mercado físico y el online.
  • Generar una proyección positiva en torno al carácter cultural e innovador del sector, promoviendo un consumo plural, pero también una actitud responsable por parte del consumidor en relación al respeto de la calificación PEGI.

Ójala se cumplan estos objetivos y la industria del videojuego española consiga generar empleo y consolidarse como un referente del sector tecnólógico en nuestro país.