¿Qué es NFC?

que es nfc

Gracias a Apple o Samsung se han popularizado los sistemas de pagos móviles, que son posibles gracias al NFC. Pero, ¿Sabes qué es o en qué consiste esta tecnología? Te lo contamos.

El NFC o Near Field Communication es una tecnología inalámbrica de corto alcance que permite conectar dos dispositivos al emitir una señal y que, al mismo  tiempo, puede también puede recibirla. El radio de acción del NFC es tan bajo que los dispositivos no pueden estar a más de 10 ó 15 cm entre sí.

Pero, ¿Cómo funciona el NFC? Su funcionamiento se basa en la creación de un campo electromagnético en el que, mediante inducción, se genera un intercambio de información entre ambos dispositivos.

Actualmente, hay dos tipos de NFC: activo y pasivo. El primero de ellos implica que ambos dispositivos están equipados con fuentes de energía, por lo que los dos son capaces de generar su propio campo electromagnético y utilizarlo para intercambiar información con otros dispositivos.

Por el contrario, en el modo pasivo, uno de los equipos no cuenta con fuente de energía propia, y necesita que el segundo dispositivo genere un campo electromagnético en el que, mediante la modulación de la carga, se intercambian los datos. 

Es decir, en el modo activo puede producirse un flujo de información en ambas direcciones, que resulta ideal para autentificar identidades o verificar pagos. Mientras que en el modo pasivo el dispositivo que cuenta con fuente de energía propia actúa como un lector de la información.

7 ideas para sacar partido al chip NFC de tu móvil

El principal uso del NFC son las transacciones comerciales, es decir, los pagos móviles. A pesar de que Google presentó Wallet en 2011 en EEUU, en España no vimos algo similar hasta 2016, con la llegada de Samsung Pay. Después vendrían Vodafone Wallet y Apple Pay, que nos permiten pagar desde nuestro móvil si tiene NFC.

Pero también podemos utilizarlo para sincronizar instantáneamente otros dispositivos, para recoger información turística en algún punto de interés o para transferir datos entre dos móviles. En definitiva, los usos son infinitos.