¿Qué sistema de archivos utilizar a la hora de formatear tu USB?

¿Qué sistema de archivos utilizar a la hora de formatear tu USB?

Si tienes un nuevo pendrive USB y quieres comenzar a usarlo, antes de hacerlo deberás tener muy en cuenta qué datos vas a llevar en él y desde qué dispositivos vas a leer o escribir datos. De lo contrario, podría suceder que tu llave USB no muestre su contenido en determinados dispositivos o sistemas operativos, e incluso que no lo reconozcan cuando lo conectes.

Esto es bastante habitual cuando vas a utilizar tu llave USB para mover archivos entre distintos dispositivos o con distintos sistemas operativos que no reconocen el sistema de archivos que le has dado a tu unidad USB.

Para que eso no te suceda, o al menos puedas evitarlo en la medida de lo posible, vamos a profundizar un poco más en los distintos sistemas de archivos y cuáles son sus diferencias y similitudes.

¿Qué son los sistemas de archivos?

Dar formato a una unidad de almacenamiento, ya sea un pendrive, un disco duro interno o externo o cualquier otro método de almacenamiento, significa que se va a preparar la unidad para alojar los archivos siguiendo un determinado sistema de ordenación de archivos.

Este sistema de ordenación de archivos es el sistema de archivos y, por hacer una analogía, el bibliotecario que ordenará y registrará la posición de cada fichero que escribas en esa unidad de almacenamiento.

Este sistema de ordenación de archivos es el sistema de archivos.

Existen muchos sistemas de archivos, algunos de los cuales nunca habrás oído hablar de ellos, pero los más conocidos y habituales son: FAT32, exFAT, NTFS, HFS+, ext2, ext3 y ext4.

Cada sistema de archivos tiene un método de ordenación diferente para los archivos que gestiona y cada uno de ellos tiene una serie de ventajas y limitaciones que lo diferencian del resto de sistemas de archivos. Por ese motivo, es recomendable conocer, a grandes rasgos, cuáles son las características de cada uno de ellos, para saber cuál es el más adecuado para el uso que vas a darle a tu unidad USB.

Formatear tu smartphone Android podría no servir de nada

Sistemas de archivos y sistemas operativos

Cada vez es más común utilizar diferentes dispositivos para reproducir tus archivos, como ordenadores, tablets, smartphones, smartTV o reproductores multimedia.

Cada uno de estos dispositivos puede utilizar un sistema operativo distinto, por lo que tendrás que tenerlo en cuenta a la hora de formatear tu unidad USB con un determinado sistema de archivos.

Los sistemas de archivos están íntimamente relacionados con el sistema de operativo que utilice el ordenador o dispositivo que deba leer los datos que contiene tu unidad USB.

Los sistemas de archivos están íntimamente relacionados con el sistema de operativo que utilice el ordenador o dispositivo que deba leer los datos que contiene tu unidad USB.

Del sistema operativo que utilices dependerá que tus archivos sean accesibles o no. Cada sistema operativo soporta de forma nativa un determinado tipo de sistemas de archivos, por lo que, si formateas tu unidad en un sistema de archivos que los sistemas operativos de tus dispositivos u ordenadores no soportan, no podrás acceder a los datos que llevas en tu USB e incluso podrían llegar a no reconocerlo cuando lo conectas. De modo que tendrás que tener en cuenta en qué dispositivos o sistemas operativos vas a conectar tu USB.

Cómo mejorar el rendimiento de tu equipo sin formatear

Tipos de sistemas de archivos

Ya que en función del sistema operativo que utilices, necesitarás formatear tu unidad con uno u otro sistema de archivos, conviene conocer un poco más sobre cada uno de ellos.

  • FAT32: Es un viejo conocido del mundo de la informática ya que es una evolución del FAT, que se viene usando desde los tiempos en los que MS-DOS era amo y señor de los primeros ordenadores de escritorio. Destaca por su versatilidad y compatibilidad ya que prácticamente todos los dispositivos y sistemas operativos lo soportan de forma nativa.
  • exFAT: Nació ante la necesidad de cubrir las carencias y limitaciones que tiene el sistema de archivos FAT. En términos de compatibilidad, puede utilizarse con sistemas Windows, OS X o Linux, pero dado que es relativamente nuevo, solo lo soportarán las versiones más recientes de Windows (a partir de Windows XP SP3) o OS X 10.6.5 (Snow leopard). Por lo que si vas a utilizarlo en ordenadores perfectamente actualizado no tendrás problemas.
  • NTFS: Este sistema de archivos nació como solución de Windows a los problemas de FAT32 con los discos duros de gran tamaño, así como con el progresivo aumento del tamaño de los archivos que se generan actualmente. OS X soporta de forma nativa la lectura de este sistema de archivos, pero no su escritura.
  • HFS+: Es el formato de referencia de OS X y todos sus componentes del sistema (como Time Machine). Este formato es exclusivo de Apple.
  • Ext2, ext3 y ext4: Son evoluciones de un mismo sistema de archivos que está fuertemente arraigado en los sistemas GNU Linux. Solo está soportado de forma nativa en las distros basadas en Linux.

Cómo gestionar los discos dinámicos de Windows

Máxima compatibilidad para tu pendrive

Aunque en un principio puede parecer complicado elegir el sistema de archivos ideal para tu unidad USB, en realidad no lo es tanto.

Si utilizas mayoritariamente ordenadores o dispositivos con sistema operativo Windows y solo vas a utilizar tu pendrive para llevar archivos de un ordenador a otro, bastará con utilizar un sistema de archivos que sea plenamente compatible con Windows. Es decir, los sistemas de archivos FAT32, exFAT o NTFS.

 Windows 10/8/7/VistaWindows XPMac OS XLinuxPlaystation 4Xbox One 
NTFS NoNo
FAT32 
exFAT 
HFS+ NoNoNo
Ext2, Ext3 y Ext4 NoNoNoNo

En cambio, si vas a utilizar sistemas Android o Linux, lo más adecuado será usar los sistemas de archivos propios como el ext2, ext3 o ext4, aunque también soportan FAT32 e incluso algunas distros pueden leer y escribir en NTFS.

Si vas a utilizar tu USB en entornos en los que predominan los ordenadores Mac con sistema OS X el sistema de archivos ideal para formatear tu unidad de almacenamiento USB será HFS+, el sistema de archivos propio de Apple, o en FAT32.

Cómo formatear un USB, disco duro o tarjeta SD en tu Mac

¿Qué tipo de archivos vas a llevar?

El sistema operativo que usen los dispositivos a los que vas a conectar tu unidad USB no es lo único que tienes que tener en cuenta a la hora de formatearla.

En esta elección también se tendrá que tener en cuenta el tipo de archivos que vas a llevar en tu unidad de almacenamiento USB, ya que algunos archivos tienen problemas para gestionar archivos grandes.

Como has podido ver, el formato FAT32 es el más adecuado si vas a utilizar diferentes dispositivos y sistemas operativos para acceder a los archivos que guardas en tu llave USB. No obstante, este formato tiene algunas limitaciones ya que, por ejemplo, no permite utilizar archivos con un tamaño superior a 4 GB.

Esta limitación descarta este sistema de archivos si tu intención es llevar archivos de vídeo con resolución 4K, o archivos ISO.

 Límite de tamaño por archivoTamaño máximo de volumen
NTFSEquivalente al tamaño de la unidad16 Exabytes
FAT32Inferior a 4 GBInferior a 8 Terabytes
exFATEquivalente al tamaño de la unidad64 ZB
HFS+Equivalente al tamaño de la unidad8 Exabytes
Ext2, Ext3Inferior a 16 GB32 Terabytes
Ext41 Exabyte 16 Terabytes

Además, los sistemas de archivos sólo pueden gestionar una determinada cantidad de espacio, por lo que la capacidad de los volúmenes o particiones también están limitadas por el formato de archivo. Aunque en este aspecto no resulta determinante en una llave USB, si lo puede ser al formatear un sistema de almacenamiento externo USB que pueda funcionar en modo RAID.

Comparte archivos entre tus dispositivos con Xender

Usar sistemas de archivos no soportados por el sistema operativo

Que un sistema operativo no soporte de forma nativa un determinado sistema de archivos, no significa que sea totalmente imposible utilizarlo, aunque para hacerlo será necesario instalar aplicaciones de terceros que sirven como intermediarios entre el sistema operativo y tu unidad USB.

Por ejemplo, si necesitas leer y escribir desde tu Mac en una unidad USB formateada en NTFS, puedes utilizar las aplicaciones FUSE for OS X o Tuxera para que tu Mac sea totalmente compatible con este formato.

Si necesitas leer y escribir desde tu Mac en una unidad USB formateada en NTFS, puedes utilizar aplicaciones de terceros.

Lo mismo sucede si necesitas acceder a una unidad formateada con el sistema de archivos HFS+ de Apple desde un ordenador con Windows. Para esos casos, puedes utilizar HFS+ for Windows o MacDrive.

En Linux sucede algo similar al resto de sistemas, aunque las especiales características de Linux permiten ejecutar una serie de comandos desde el terminal con los que se descargarán e instalarán los paquetes necesarios para que tu ordenador pueda gestionar tanto sistemas de archivos HFS+, como NTFS.

Cómo recuperar archivos borrados de discos duros y pendrives

Conclusión

No existe una norma fija e inamovible sobre cuál es el mejor sistema de archivos para formatear tu unidad USB ya que, como has podido leer en estas líneas, depende mucho del uso que le vayas a dar a la unidad, del tamaño de los archivos que vas a utilizar o de los ordenadores que utilices más habitualmente en tu día a día.

Como norma general, FAT32 es el que ofrece mejor compatibilidad con todo tipo de dispositivos. Por lo que es el mejor candidato para gestionar el sistema de archivos de tu USB, pudiendo ser sustituido por su evolución el exFAT, pero siempre teniendo en cuenta que los sistemas operativos y dispositivos tienen que ser relativamente actuales.

Si vas a utilizar archivos grandes y solo vas a utilizar tu USB en Windows puedes usar NTFS.

Si vas a utilizar archivos grandes y estás seguro de que tu unidad USB difícilmente va ser conectada a un sistema que no sea Windows, probablemente la mejor opción sea utilizar un formateo con NTFS.

Lo mismo sucede con las unidades que solo vayas a utilizar en entornos donde OS X sea el sistema predominante, aunque en ese supuesto lo mejor es optar por el sistema de archivos HFS+.

De cualquier forma, y en el peor de los supuestos en el que tuvieras que mover archivos grandes entre sistemas Windows y OS X, siempre podrás instalar alguna de las aplicaciones de terceros en alguno de los sistemas operativos para añadir soporte para ese sistema de archivos y acceder sin problemas a cualquier archivo que guardes en tu unidad USB.