Ransom_Cryptear.B, ransomware que secuestra tu PC para siempre

Ransom_Cryptear.B ransonware

Entre todo ese malware que se encuentra distribuido en Internet a la caza del ordenador de los usuarios, el más temible es el ransomware por su capacidad de inutilizar la capacidad de reacción del usuario y hacer peligrar todos los datos del ordenador. Recientemente se ha descubierto el Ransom_Cryptear.B, un ransomware que secuestra todos los archivos del ordenador, pero nunca los devuelve.

El pasado verano se distribuyó en Internet el llamado ransomware Hidden Tears, un ransomware que se diferenciaba de los demás porque había nacido con fines educativos y de libre acceso y modificación. ¿Cómo puede entenderse que un ransomware sea para uso educativo? En principio este ransomware incluía un fallo intencionado en su código para que los usuarios experimentaran en sus ordenadores pero pudieran después recuperar sus archivos sin problemas.

Lamentablemente los ciberdelincuentes han creado una variante de este ransomware educativo para fines oscuros, y en su lugar se ha transformado en Ransom_Cryptear.B, un ransomware que encripta los archivos del ordenador pero que pierde su clave para recuperarlos, haciendo que nunca el usuario infectado pueda recuperar sus datos.

A este ransomware se le ha visto por primera vez en un sitio web de Paraguay donde ya ha conseguido infectar a decenas de personas. Cuando un usuario accede a dicha página es redirigido a una página web falsa de Adoble Flash donde se le insta que se instale una nueva actualización de Flash, instalándose en sí el mencionado código malicioso del ransomware.

procedimiento Ransom_Cryptear.B

A diferencia de otros ransomware, donde se secuestran los archivos de la víctima pero donde se guarda en un servidor remoto la clave de desbloqueo, éste nuevo Ransom_Cryptear.B no guarda la clave de encriptación, con lo que una vez que eres infectado ya se pierden los archivos.

¿Qué es el ransomware y cómo evitarlo?

Hoy día el ransomware está presente en multitud de páginas web de todo el mundo, sobre todo en aquellas con bajas barreras de seguridad y son, posiblemente, las infecciones electrónicas más peligrosas. La única forma de evitarlas es asegurarnos de navegar por páginas webs convenientemente actualizadas y evitar descargarnos actualizaciones de páginas sospechosas.

[Fuente: Softpedia]