Samsung tendrá que pagar a Apple 120 millones de dólares

Sentencia juicio patentes Apple y Samsung

Un jurado federal americano ha fallado que Samsung deberá pagar 119.6 millones de dólares a Apple por violación de patentes, según los documentos judiciales presentados por el Tribunal de Distrito del Norte de California, de EE.UU..

Aunque, sin duda, este fallo no es nada insignificante, no supone una victoria total para Apple, ya que la compañía de Cupertino había pedido una suma mucho mayor a Samsung, y el jurado sólo le ha dado la razón en dos de las cuatro violaciones de patentes que Apple reclamaba, y en las que también se ha visto involucrada Google.

Además, según los documentos de la corte, Apple también deberá pagar a Samsung más de 158.000 dólares por las acusaciones de violación de patentes presentadas por el fabricante de teléfonos inteligentes coreano.

En un comunicado, Apple dijo que esta última sentencia "refuerza lo que los tribunales de todo el mundo ya han encontrado: que Samsung robó deliberadamente nuestras ideas y copió nuestros productos". Y añaden: "Estamos luchando para defender el duro trabajo que se dedica a los productos queridos, como el iPhone, que nuestros empleados dedican su vida a diseñar y ofrecer a nuestros clientes". 

Esta decisión sólo es un nuevo capítulo en la larga lucha entre Apple y Samsung, ya que las dos compañías están envueltas en docenas de disputas por patentes en los tribunales de todo el mundo. Apple ha sido, por lo general, la parte atacante, al acusar a Samsung de haber copiado aspectos de la tecnología del iPhone y el iPad, aunque Samsung también ha acusado de infracción de patentes propias.

En agosto de 2012, Samsung fue acusado de haber violado varias de las patentes de Apple, y un jurado dictaminó que Samsung debía pagar a Apple más de mil millones de dólares en daños. La Juez del Tribunal de Distrito de EE.UU., Lucy Koh, después, dictaminó que el jurado había calculado mal la indemnización, que se rebajó en casi 450 millones de dólares en un nuevo juicio.

En noviembre del año pasado, un jurado federal ordenó a Samsung a pagar 290 millones de dólares en daños, de los 640 millones en daños y perjuicios que la juez Koh mantuvo.

Aún así, después de un juicio tan largo y de varias batallas, todavía no hemos llegado al final, ya que ambas compañías han apelado la sentencia de agosto de 2012 y existe la posibilidad de una apelación de esta última sentencia del viernes.