El secuestro de PCs o Ransomware: lo que necesitas saber

Ransomware: secuestra tu PC

Existen muchos tipos de malware o software malicioso. Su actividad se ha triplicado en los últimos seis meses. La mayoría se camufla en forma de phishing que intenta hacerse pasar por un servicio web para que le des tus contraseñas, o un keylogger que detecta todo lo que tecleas. Pero también existe el Ransomware, un troyano que se introduce en tu PC y lo bloquea, impidiéndote utilizarlo. Entonces te pide que pagues una determinada cantidad de dinero para recuperar el control. Aunque aceptes el chantaje, nunca te desbloquearán el ordenador, porque este software malicioso no tiene capacidad para ello. ¡Así que no lo hagas!

El Ransomware se introduce en tu PC a través de una vulnerabilidad del equipo, por ejemplo si no actualizas el sistema operativo o el navegador. También cuando visitas una web infectada. Los ciberdelincuentes ponen cebos en formas de descargas de software, películas o vídeos eróticos para que entres en la web, y entonces introducen el troyano en tu PC. El Ransomware cifra tu disco duro o bloquea el sistema operativo, impidiendo que lo uses.

Cuando has sido infectado, aparece un mensaje que cambia según el tipo de Ransomware. Por ejemplo, en Rusia es común que se camufle como un mensaje de un antivirus que indica que tienes un virus muy poderoso, y debes pagar por el antídoto para eliminarlo. También, como un mensaje de la policía, que ha detectado programas piratas en tu equipo. En Europa es más común que aparezca una ventana avisándote de que han detectado videos pornográficos o material ilegal, y debes pagar una multa para eliminarlo. En cualquier caso, aunque sigas las instrucciones y pagues el virus no tiene capacidad para desbloquear el sistema, así que no lo recuperarás.

La única solución es usar un software de seguridad que arranque el PC desde un disco de rescate y elimine el Ransomware. Kaspersky dispone de WindowsUnlocker, una utilidad incluida dentro de su disco de rescate gratuito, que atacará al software malicioso desde la raiz del sistema, y lo eliminará definitivamente.