Snowden revela un nuevo sistema de vigilancia de la NSA

Mystic Snowden vigilancia NSA

Edward Snowden ha filtrado documentos al diario The Washington Post en referencia a un sistema de vigilancia telefónica construido por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense, llamado MYSTIC, que puede grabar el 100% de las llamadas telefónicas de cualquier país extranjero y recuperarlas en cualquier momento en el transcurso de 30 días.

El programa de vigilancia telefónica MYSTIC comenzó en 2009 y alcanzó su plena capacidad operativa en 2011 en al menos un país, que se desconoce porque funcionarios estadounidenses pidieron a The Washington Post que no lo revelasen.

En 2011, se implementa "Retro", una herramienta que permite "rebobinar" conversaciones, para que los analistas puedan retroceder en ellas hasta 30 días, aunque de los miles de millones de llamadas almacenadas sólo se llega a examinar una mínima fracción.

Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca, se negó a hacer declaraciones sobre las últimas informaciones reveladas por Snowden "Hemos dejado claro que las actividades de la NSA y nuestras actividades de inteligencia se someten a nuestras leyes y a la supervisión de los tres poderes del Estado". 

Según la ley estadounidense, la NSA puede espiar sólo en territorio extranjero y a ciudadanos extranjeros, no a estadounidenses, ya que eso viola la Constitución, especialmente utilizando este tipo de programas de espionaje indiscriminado.

La portavoz de la Agencia Nacional de Seguridad, Vanee Vines, ha advertido de que este tipo de información sobre "técnicas y herramientas específicas utilizadas para actividades legítimas de inteligencia exterior de Estados Unidos es altamente perjudicial para la seguridad nacional". 

Caitlin Hayden, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, se ha negado a responder sobre este asunto, pero ha enviado un comunicado afirmando que "las nuevas amenazas" se ocultan a menudo "en el sistema grande y complejo de las comunicaciones globales modernas. Estados Unidos debe, en consecuencia, recopilar grandes cantidades de información en determinadas circunstancias con el fin de identificar a estas amenazas".

El presidente estadounidense, Barack Obama, aseguró en la presentación de su propuesta de reformas a la NSA en enero, que "Estados Unidos no espía a la gente corriente que no amenaza a la seguridad nacional" independientemente de su nacionalidad.

Una vez más, y respaldados por la necesidad de la seguridad nacional se pone en entredicho nuestra privacidad

Snowden ha asegurado que las agencias de inteligencia son capaces de monitorear todo lo que lees, y ha culpado directamente a Amazon de negligencia por no implementar la encriptación adecuada.