Lenovo Yoga Book, toma de contacto y primeras impresiones

Cuando ya pensabamos que ya habíamos visto todo en lo referente a los tablets y equipos 2 en 1, Lenovo ha llegado con una presentación bomba, anunciando uno de los productos que están llamados a ser las estrellas del IFA 2016.

En nuestra toma de contacto con el Lenovo Yoga Book vemos que este da una vuelta de tuerca al concepto de movilidad, y nos presenta un equipo que puede dictar el siguiente paso en la evolución de los equipos de movilidad, ya que cuenta con todas las ventajas de una tablet en lo referente al tamaño y peso, y la flexibilidad y productividad de los portátiles 2 en 1.

Pero no se conforma con esto, y gracias a su característica más destacable, el halo keyboard, puede llegar a ser el dispositivo definitivo en algunos campos de aplicación como en diseño gráfico o la enseñanza.

Aunque ya os hemos hablado en la presentación del Lenovo yoga Book de todas sus características técnicas y su excelente precio, ahora que hemos podido estar más tiempo con el producto, e ir probando todas sus posibilidades, estamos en posición de ofreceros nuestras primeras impresiones del Yoga Book.

Ligereza a la máxima expresión

Ya lo vimos, y os lo confirmamos. El Yoga book es el 2 en 1 más ligero y compacto que hayamos tenido en nuestras manos. Cuenta con unas dimensiones de 256,6 por 170,8 mm de alto y ancho respectivamente y tan sólo 9,6 mm de grosor. Junto a un peso de 690 gramos, estas características parecen bastante normales para un tablet, pero aquí hablamos de un 2 en 1.

Galería de fotosImagenes de la toma de contacto del Lenovo Yoga Bookver las 18 fotos

La pantalla ofrece un grosor de 4,05 mm mientras que el teclado nos da un grosor de 5,55 mm, así que cuando está abierto es cuando nos damos cuenta de lo extremadamente ligero y delgado que es.

Lenovo Yoga 910 y Miix 510, nuevos 2 en 1 y tablet convertible

Todos los detalles están perfectamente pensados para sus diferentes posibilidades de funcionamiento, de forma que cuando lo tenemos en modo tablet, todo está donde tiene que estar, con la cámara principal de 8 megapixeles en la parte trasera y la frontal de 2 megapixeles en el centro de la pantalla.

Hardware y pantalla principal

En su interior contamos con un procesador Intel Atom X5 Z8550, que ofrece 4 núcleos que funcionan a una frecuencia base de 1,4 Ghz. Está acompañado de 4 GB de memoria RAM junto a un almacenamiento interno de 64 GB, que pueden ser ampliables mediante una tarjeta micro SD de hasta 128 GB, disponiendo de almacenamiento suficiente para realizar cualquier tipo de trabajo.

Si os decimos la verdad, no hemos ahondado demasiado en el apartado de rendimiento ya que el poco tiempo que hemos tenido en nuestro primer contacto con el Yoga Book lo hemos aprovechado en explorar las características más relavantes que os comentaremos más adelante.

Conexiones del Lenovo Yoga Book

En lo referente a conectividad, el Yoga Book nos demuestra que no existe un dispositivo perfecto, y aquí muestra alguna carencia al no contar con el nuevo USB tipo C, y se conforma con una conexión micro USB tradicional. Lo que si tenemos es una salida micro HDMI para poder conectar el Yoga Book a un monitor externo.

Pantalla del Lenovo yoga book

La pantalla del Lenovo Yoga Book cuenta con un tamaño de 10,1 pulgadas y una resolución de 1920 por 1200. Tanto la representación de los colores como la luminosidad de la pantalla han sido muy buenas en interiores con abundante luz, aunque tenemos pendiente ver que tal se comporta en exteriores.

El teclado táctil, el protagonista

Aquí no hay dudas que este es el apartado más destacado del Yoga Book. Un desarrollo realizado junto con Wacom, conocido por todos como uno de los fabricantes más importantes de tabletas digitales para diseño gráfico.

Fruto de esta colaboración se ha conseguido un teclado donde podemos identificar las teclas gracias a la retroiluminación incluida. Desde Lenovo han proclamado que la experiencia de uso de este teclado en comparación a otro teclado físico que podamos encontrar en cualquier otro modelo de 10 o 12” es incluso más eficaz en cuanto a velocidad de escritura.

Escribiendo en el Yoga Book

Nosotros lo hemos probado, y a pesar de no tener la sensación de pulsar una tecla física y el feeling que te da el recorrido de la tecla, podemos decir que, por poner un ejemplo, la diferencia con respecto al nuevo Macbook no es tan grande, ya que la pequeña vibración que produce nos ofrece la sucifiente información para apreciar que hemos realizado la pulsación. Además, el tacto de este panel también ayuda a que la sensación sea más agradable.

Alcatel Shine Lite, un smartphone para los más jóvenes

La función más interesante, sin embargo, llega cuando el teclado está deshabilitado, y entra en funcionamiento el modo de escritura y dibujo libre. Es aquí donde no tiene competencia, gracias a una sensibilidad excepcional que permite detectar la presión del lápiz digital incluso teniendo una libreta de papel sobre ella.

Modo libre del Lenovo Yoga Book

Su capa de detección magnética es capaz de captar hasta 2048 niveles de presión, y esta es capaz de mostrar con gran fidelidad la cantidad de fuerza e inclinación que estamos haciendo al escribir. La detección del lápiz integrado es instantánea, pudiendo ver la posición del puntero en la pantalla sin tan siquiera tocar esta o el papel colocado encima.

Lapiz del Lenovo Yoga Book

Ya que hemos hablado del lápiz, hay que decir otra buena noticia que nos trae el Yoga Book, y es que el lápiz digital viene incluido dentro del precio del dispositivo, sin tener que pagar nada extra, como si sucede en otros dispositivos como el iPad pro. Este no es activo, así que no requiere de baterías para su funcionamiento. Como buen detalle, también incluye una libreta de papel específicamente diseñada para encajar en el teclado táctil del Lenovo Yoga Book.

Por supuesto, hemos hecho diferentes pruebas con este teclado en modo tableta digital, y hay que decir que tanto el tacto como la respuesta han sido muy buenos, con unos resultados excepcionales respecto a la fidelidad de trazado alcanzada. Es incluso capaz de funcionar en modo tablet, estando está apagada, donde pulsando el botón específico para activar esta pizarra digital podremos tomar notas sobre papel y que estas queden guardadas en el equipo.

Dos versiones, dos sistemas

Este tablet llega con dos variantes con diferentes sistemas operativos, que son Windows 10 y Android 6.0. Es esta última la que llega con una capa de personalización muy completa que cuenta con diferentes funcionalidades muy interesantes como la posibilidad de trabajar con varias ventanas en el escritorio.

Lenovo yoga Book con android 6.0

También contamos con una nueva función multitarea, donde aparecen las últimas aplicaciones utilizadas en la barra inferior donde están los botones de atrás, inicio y multitarea, permitiendo un acceso a diferentes aplicaciones mucho más rápido.

Las novedades más importantes de Windows 10 anniversary update

La versión de Windows no presenta novedades referentes a personalización, pero si que cuenta con la Windows Ink, que complementa de una manera perfecta al Yoga Book, donde podremos realizar anotaciones en Word o en Edge de manera instantanéa, con tan sólo pulsar un botón.

¿Qué acogida tendrá?

Ante productos innovadores, a veces es difícil saber cómo va a funcionar un producto de estas características cuando llega al mercado. Pero también es cierto que está perfectamente rematado, y no hemos tenido ningún problema durante nuestra toma de contacto con el Yoga Book.

El precio del Yoga Book parte de los 499 € para la versión Android, y de 599 € para la versión con Windows 10, que vendrán acompañadas de sus respectivas versiones con conectividad 4G más adelante, un precio competitivo para un producto que tendrá mucho que decir en los próximos meses.