¿Libros electrónicos o en papel? ¿Con cuál te quedas?

¿Libros electrónicos o papel?

¿Son los eBooks una mejor alternativa al libro físico? ¿Morirá el libro de papel a causa de la dura competencia del libro electrónico?

Hay que reconocer que los libros digitales ofrecen multitud de ventajas, como es el hecho de poder sincronizar tu lectura en varios de dispositivos o poder almacenar cientos de ellos sin que tu espalda sufra.

Sin embargo, el libro tradicional adorna nuestras bibliotecas y su olor inconfundible nos atrapa cuando abrimos sus tapas. ¿Cómo comparar esa sensación con la frialdad de una pantalla?

¿Quieres saber cuáles son los mejores eReaders?

Aun así, he de reconocer que soy una fiel defensora de los eBooks y, desde que me compré mi primer Kindle, prefiero leer en digital (¡y leo mucho!).

¿Por qué? Reconozco que soy una persona impaciente y el hecho de poder comprar un libro electrónico que acaba de salir en el extranjero (¡sin tener que hacer cola en la librería!) es una gran ventaja para mí.

¿Te imaginas terminar un libro de una saga y poder empezar el siguiente al instante? Con los libros electrónicos es así de sencillo, igual que lo es el hecho de poder acceder a una biblioteca online muchísimo más extensa que la que puedes encontrar en la tienda más cercana.

Tienda Kindle

Inmediatez, comodidad y funcionalidad son las claves del éxito de los eBooks, que cada vez ganan más cuota de mercado. Eso sin tener en cuenta el enorme ahorro que suponen para nuestro bolsillo, un factor determinante desde el inicio de la crisis económica.

¿Pero morirá el libro en papel? Yo creo que no, cada producto tiene su público objetivo concreto y opino que los nostálgicos siempre preferiremos ver nuestra estantería repleta de nuestras obras favoritas.

No son pocos los que prefieren ojear el volumen primero, navegar por sus páginas, antes de comprarlo. Las tiendas de libros electrónicos han intentado solucionar este problema con las muestras gratuitas, pero no ofrecen la misma libertad que tener el libro entre tus manos.

A muchos nos parecería un sacrilegio subrayar nuestros pasajes favoritos en ellos, pero con el libro electrónico podemos hacerlo sin perpetrar el amado papel.

Y no sólo eso, son muchas las funcionalidades que nos ofrecen los eReaders hoy en día, como es la posibilidad de personalizar el tamaño y tipo de letra, por ejemplo.

Personalización libro electrónico

Otra de ellas es la integración de un diccionario que te permite consultar los términos que desconozcas, función muy útil cuando lees en otro idioma.

Sin embargo, de todas ellas destaco el hecho de poder llevar mis clásicos siempre conmigo, allá donde vaya, sin tener que ir al fisioterapeuta por ello.

Y, además, ¡ahorras papel y ayudas al medioambiente!

Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿Preferís leer en papel o en formato digital?