Toshiba AT300SE: El primer tablet de la marca con Jelly Bean

Toshiba AT300SE

El fabricante Toshiba complementa su portfolio de tabletas con el nuevo modelo AT300SE, el primero con el sistema operativo Android 4.1 (la primera versión de Jelly Bean), enfocado al mercado de consumo. Tiene una pantalla táctil capacitiva de 10,1 pulgadas, con resolución de 1.280 x 800 píxeles, y un procesador nVidia Tegra 3, que ofrece un rendimiento gráfico más que aceptable. Esto, sumado a su memoria RAM de 1 Gb, ofrece potencia suficiente para utilizar sin problemas casi cualquier aplicación o juego y para la reproducción de vídeos en alta definición. En el apartado de conectividad, cuenta con wifi, bluetooth 3.0 y receptor Gps, por lo que se puede equiparar a otros tablets de gama media-alta. También incluye una cámara trasera con 3 megapíxeles de resolución, y una frontal de 1,2 megapíxeles, suficiente para realizar videoconferencias.

Diseño compacto y ligero

Toshiba AT300SE

El tablet Toshiba AT300SE es bastante delgado (10,5 mm de grosor) y ligero (625 gramos), y el fabricante hace incapié en que sus materiales son muy resistentes, y están preparados para el uso diario en un entorno familiar o durante los viajes. La superficie de su parte posterior tiene puntos rugosos que facilitan el agarre y su marco plateado le confiere la solidez que requiere un dispositivo al que se le dará mucho uso. 

Capacidad ampliable

Este tablet se comercializa con una capacidad de 16 Gb, pero su memoria se puede ampliar con hasta 64 Gb adicionales, mediante tarjetas de memoria SDHC o SDXC. Además, es posible conectarle un disco duro externo a su puerto micro USB, lo que permite tener más posibilidades de almacenamiento. El AT300SE cuesta 407 euros, un precio medio con el que el fabricante intenta abrirse paso en el mercado de tabletas de consumo de 10 pulgadas, donde la competencia se está volviendo más feroz cada día, gracias a lanzamientos como el de Google.