Cómo se consigue la inmersión total en Farpoint

Farpoint para PS VR

Tras un primer intento hace unas cuantas décadas, la realidad virtual parece que ha llegado para quedarse y utilizarse en videojuegos. Durante el E3 2017 celebrado la semana pasada hemos visto varias propuestas de realidad virtual, pero las más potentes vinieron de la mano de PlayStation 4 y su PlayStation VR. Y es que en la conferencia de PlayStation en el E3 se mostraron varios videojuegos para realidad virtual, una forma de jugar y sumergirnos en los videojuegos que no había sido posible hasta ahora. 

PlayStation es una de las mayores impulsoras de esta tecnología gracias a su dispositivo PlayStation VR, que se complementa con la cámara de PS4 y los mandos Move para lograr una sensación mejor dentro de los juegos y que los ''vivamos''. Sin embargo, no ha sido hasta la llegada del Aim Controller cuando, de verdad, los jugadores nos sentimos dentro del propio videojuego y experimentamos el campo de batalla como nunca antes.

Farpoint, fusilando enemigos

Antes de nada, veamos qué es Farpoint y por qué es de los mejores juegos y experiencias para realidad virtual que podéis encontrar ahora mismo en el mercado. El concepto es simple: se trata de un juego de disparos en primera persona que nos llevará a un planeta desolado en el que encontraremos decenas de enemigos a los que disparar. Solo por esto, Farpoint ya parece merecer la pena como juego para la realidad virtual, ya que el interés de esta tecnología es convertirnos en protagonistas de esos disparos. Sin embargo, la gente de Impulse Gear, los desarrolladores del juego, han metido una historia y un contexto espectacular para que realmente nos sintamos como en una película de ciencia ficción.

En Farpoint encarnaremos a un científico que va a bordo de una nave que se topa con un planeta radioactivo gigante. Cómo no, un par de compañeros bajan a explorar "por el bien de la ciencia", pero se pierden y seremos nosotros quienes tengamos que rescatarlos. Una vez en el planeta será cuando nos topemos con unos enormes insectos cuya afición es... cazar. Ellos quieren comernos, así que no sentiremos ningún reparo a la hora de disparar.

Los mejores juegos para PlayStation VR

Hay una historia interesante detrás (de la que, por supuesto, no vamos a hablar para no incurrir en posibles spoilers), pero lo interesante del asunto es que Farpoint nos mete de lleno en la acción gracias a unas animaciones fantásticas, un control fluido y, claro está, por ser un juego de realidad virtual. Es el sueño de muchos jugadores, tanto de aquellos que en su día fliparon con películas como Starship Troopers y algunas máquinas recreativas, como de esos que solo quieren adentrarse en la acción.

Para ello, Farpoint hace uso de PlayStation VR, el dispositivo que democratiza la realidad virtual.

Galería de fotosGalería de Farpointver las 6 fotos

La luz hace la magia

Con una brutal base de consolas instaladas a finales del año pasado, PlayStation lanzó su dispositivo PlayStation VR, unas gafas que tenían un objetivo claro: conquistar el incipiente mercado de la realidad virtual. No lo tenían sencillo debido al gran interés que, durante años, fue despertando poco a poco Oculus Rift y la tecnología de HTC VIVE, los terceros en discordia. Sin embargo, PlayStation tenía una baza bastante importante: ser la única consola de videojuegos con realidad virtual real, además de la base de consolas que ya estaban en los hogares.

Para conquistar el mercado, PlayStation debía abaratar costes, y por eso recicló los mandos Move y la cámara de PS4, a la que le dio un nuevo enfoque con un rediseño. Los Move se lanzaron en PS3 en plena fiebre por los controles de movimiento. Salió algún juego interesante y superproducciones como Killzone 3 utilizaron este periférico (con soporte en forma de fusil incluido), pero los Move, finalmente, no cuajaron. 

Las diez misiones espaciales más increíbles de la historia

Sin embargo, su tecnología sí era muy interesante, barata de producir (y, por tanto, vender) y, sobre todo, reutilizable en un futuro, tal y como podemos ver ahora. PlayStation VR en realidad es la unión entre un nuevo dispositivo, como el casco de realidad virtual, y algo más veterano, como los mandos Move.  Ahora, bien, ¿cómo funciona todo?

Si habéis visto unas PlayStation VR en movimiento os habréis dado cuenta que hay varios puntos de luz tanto en los mandos Move como alrededor del propio casco. Esto es así porque, gracias a esas luces, el dispositivo de Sony necesita menos hardware interno, al procesarse la información sobre el posicionamiento del jugador gracias a los datos de luz que la cámara de PS4 recoge. Es una solución muy ingeniosa para lograr distribuir el dispositivo de realidad virtual más barato de los tres disponibles (hablando de la alta gama para juegos) y con ello penetrar más en el mercado.

Es decir, las luces del casco y los Move no están ahí para ser bonitas ni quedar mejor en las fotos, sino que tienen una utilidad real. Gracias a la innovación de estos dispositivos en el pasado, ahora podemos reutilizarlos en un periférico preparado para el futuro. La inmersión que se logra con la combinación entre los Move y el propio casco es brutal, pero nos sigue faltando un ingrediente para los juegos de disparos: un arma ''real''.

Aim Controller de PS VR, el arma (virtual) definitiva

¿Cómo este periférico puede ser el mejor complemento de la realidad virtual? La realidad virtual en sí mola, pero seguimos teniendo el problema de controlar el juego tanto con el mando como con los controles gestuales por separado. PlayStation VR, HTC VIVE y Oculus Rift tienen sus propios mandos, que consiguen que nos metamos de lleno en el videojuego, pero si los desarrolladores quieren que nos creamos que estamos en un entorno hostil pegando tiros, lo ideal es que tengamos algo entre manos que nos ''engañe'' y nos haga pensar que, en efecto, estamos empuñando un arma.

Así surge Aim Controller, un dispositivo que le va como anillo al dedo a la realidad virtual. Anteriormente hemos mencionado el adaptador de plástico para los mandos Move que nos permitía utilizar estos controladores como si fuera un rifle en juegos como Killzone 3. Sin embargo, Aim Controller va más allá. No se trata de un dispositivo al que acoplar ningún mando, sino que ya tiene todo lo necesario para funcionar y, por tanto, vemos que a nivel de diseño es bastante más avanzado que otras soluciones que se pueden ver en el mercado.

Galería de fotosGalería de Aim Controllerver las 6 fotos

Tiene todos los botones que podríamos necesitar (los mismos que en un DualShock 4) y, sobre todo, tiene esa ''bolita'' de luz que permite rastrear nuestros movimientos a la hora de jugar. Es preciso, ergonómico, tiene un buen diseño y los sticks se adaptan a nuestras manos. Sin embargo, lo más importante es el sistema de vibración.

Puede parecer una tontería, pero si el Aim Controller solo fuera un dispositivo con el que apuntar y disparar, sin más, no sería ni la mitad de espectacular. Y es que la gracia de la realidad virtual, como ya hemos comentado, es que nos mete de lleno en la acción y, claro, una respuesta háptica juega un papel esencial en todo este proceso. La vibración al disparar y al producirse otro tipo de efectos en el videojuego es algo fantástico que, aunque no nos hace olvidar que es un videojuego, convierte nuestro salón en un auténtico parque de atracciones.

Lo tenemos todo: vibración para sentir que algo realmente está pasando a nuestro alrededor; precisión a la hora de apuntar como si fuera un fusil real; inmersión gracias a las PlayStation VR y al propio Aim Controller. Sin duda, es un dispositivo muy interesante que estamos deseando ver cómo se adapta al futuro y cómo se aprovecha en otros juegos.

El futuro de PlayStation VR

PlayStation VR, y la realidad virtual en general, tiene bastante futuro por delante. Las innovaciones en términos tecnológicos permitirán jugar sin cables que nos ''conecten'' la cabeza con la televisión y ese será un siguiente paso para lograr una inmersión aún mayor en el juego, gracias a no estar atados físicamente a la tele.

En la conferencia de PlayStation conocimos dos nuevos juegos para PlayStation VR. Los dos llegarán de la mano de Supermassive Games, los creadores de Until Dawn, y serán bastante diferentes entre sí. The Inpatient será una precuela de Until Dawn y un juego más tradicional (dentro de que es un título para PlayStation VR). El otro se llama Bravo Zero y, este sí, es más interesante en términos de innovación.

Y es que Bravo Team será un shooter militar en el que tendremos opciones tácticas y, al parecer, coberturas para evadir los disparos enemigos. Seremos un miembro de un comando que debe acabar con los terroristas de una zona y, claro, como eso está muy visto, lo harán para PlayStation VR. Con este sencillo cambio de perspectiva, algo que ya hemos vivido antes se convierte en un juego totalmente nuevo ya que, como hemos comentado anteriormente, con las gafas de realidad virtual de PlayStation 4 pensaremos que estamos ahí de verdad mientras vemos enemigos correr a nuestro alrededor y las balas silban por todos lados.

Aún no está confirmado si podremos utilizar el Aim Controller, pero PlayStation tiene varios títulos en desarrollo para este controlador y, sin duda, Bravo Team se adapta a la perfección a lo que supone la acción del juego de Supermassive.

El que sí está ya disponible es el citado Farpoint y es una experiencia que, aunque corta, se disfruta enormemente y es muy rejugable gracias a la gran sensación que produce sostener el Aim Controller entre nuestras manos. ¡Hora de masacrar bichos gigantes en PlayStation VR!

Y si queréis saber más sobre Farpoint, no os perdáis estos otros reportajes:

ComputerHoy para Sony