Desafío Ateca: conducir a ciegas

Enfrentamos el tercer desafío con nuestro SEAT Ateca: conducir a ciegas.

Si tuviéramos que elaborar un ranking con los elementos más valorados por los pilotos que en las últimas semanas hemos sentado al volante del SEAT Ateca, el primer puesto sería sin duda para la cámara de visión 360º y el asistente de aparcamiento.

Haciendo memoria hemos comprobado que todos, sin excepción, se han rendido a los encantos de la pantalla táctil con calificativos como "intuitiva", "fácil de usar" o "de gran calidad de imagen".

Algunos incluso han ido más allá y no han dudado en decir que su coche ideal debe tener un sistema de infoentretenimiento y ayuda a la conducción como los que equipa el modelo de SEAT que protagoniza estas páginas, el Ateca.

 

¿Y por qué te contamos todo esto? Porque en este afán de darle la vuelta a las cosas y verlo todo desde otro punto de vista que nos ha contagiado el SUV de SEAT, hemos decidido someter al sistema de visión 360 a un interesante desafío...

Con los cristales tapados

Pedimos dos voluntarios. Se ofrecen los dos 'Kikes' de la redacción: Enrique Trillo y Enrique Ruiz.

Entre ambos, un desafío: llevar a cabo un recorrido idéntico con sorteo de obstáculos, estrechamiento de calzada, puerta de dirección y maniobra de aparcamiento incluidos en el menor tiempo posible.

El reto: los cristales del Ateca están vinilados, de tal manera que toda la información del exterior llegará exclusivamente a través de la cámara de visión 360º de SEAT.

Comienza la competición

Enrique Trillo es el primer piloto en ponerse al volante. Cambiando los enfoques de la cámara, recibe a través de la pantalla instalada en la consola central toda la información periférica que necesita para sortear los conos sin rozarlos.

Su tiempo: recorrido completado en dos minutos y 35 segundos. Parecía muy difícil de batir...

Turno para Enrique Ruiz. La cosa está que arde. Nuestro piloto está a punto de derribar los conos que hemos puesto en el circuito para complicar un poco este desafío tecnológico, pero al final consigue sortearlos sin que ninguno caiga al suelo. ¡Por los pelos!

Superada la prueba de puerta de dirección, Kike activa la visión 3D para aparcar 'a ciegas'. Lo consigue sin problema.

ComputerHoy.com para SEAT