Rise of the Tomb Raider estrena los parches DirectX 12 en Windows 10

Rise of the Tomb Raider estrena los parches DirectX 12 en Windows 10

DirectX 12 ya está aquí. Los primeros juegos que utilizan está nueva tecnología gráfica, exclusiva de Windows 10, se han estrenado esta semana, ya sea en forma de novedades como Hitman o Gears of War Ultimate Edition, o con parches para utilizar DirectX 12 en juegos ya existentes, como es el caso de Rise of the Tomb Raider.

Y lo cierto es que el estreno tiene sabor a ligera decepción. Al menos en los primeros títulos y con tarjetas NVIDIA. Con las Radeon parece funcionar un poco mejor. Siempre partiendo de la base de que tanto la API como los drivers de las tarjetas están en pleno desarrollo, y aún no han alcanzado su potencial.

La API gráfica DirectX 12 es una de las estrellas tecnológicas de Windows 10, porque es exclusiva para este sistema operativo. Tanto Microsoft como las propias compañías de soft aseguran que ofrece un mejor aprovechamiento del hardware a nivel gráfico, tanto de la CPU como de la tarjeta gráfica, ofreciendo una mejora del rendimiento de hasta el 30% en un mismo equipo, tal como puedes ver en este vídeo:

Para poder aprovechar las virtudes de DirectX 12 es necesario disponer de una tarjeta gráfica que acelere DirectX 12 (las que han salido en el último año), instalar los últimos drivers de NVIDIA/AMD, y usar Windows 10.

Esta semana Microsoft ha retornado al mundo de los juegos de PC con Gears of War Ultimate Edition el clásico juego de Xbox que se ha convertido en uno de los primeros en usar DirectX 12 de serie. Se vende en exclusiva en la Tienda Windows 10 por unos 28€. Es el primero de una avalancha de juegos de Microsoft para Windows 10 con DirectX 12: Quantum Break, Killer Instinct, Forza Motorsport 6 Apex, etc.

Las primeras reviews de Gear of Wars Ultimate Edition hablan de un rendimiento poco optimizado y pocas opciones de configuración gráfica.

El pasado viernes se estrenó Hitman, también con DirectX 12 nativo, y salió el parche DirectX 12 del genial Rise of the Tomb Raider, estrenado en PC hace unas semanas tras la exclusividad de Xbox One, con abundantes mejoras técnicas que recopilamos en este vídeo:

En la nota de prensa para presentar el parche DirectX 12 de Rise of the Tomb Raider, Square Enix explica que supone un gran avance porque no sólo añade nuevos efectos visuales, sino también un mejor aprovechamiento del hardware para obtener un mejor framerate. Y cita un ejemplo de configuración media que pasa de los 45 a los 60 fps, gracias a DirectX 12.

Sin embargo, en los foros de Steam y NVIDIA los usuarios han publicado sus propios benchmarks y aseguran que el rendimiento apenas mejora con DirectX 12, e incluso se pierden algunos frames. Nosotros hemos hecho nuestras propias mediciones y, en efecto, en el equipo de prueba con una CPU i7 de última generación y una GTX 970, al activar DirectX 12 obtenemos 5 fps menos. Sin embargo, usuarios con CPUs poco potentes si han notado una notable mejora de rendimiento.

¿Por qué ocurre esto?

Aunque en un PC el trabajo gráfico lo lleva a cabo la tarjeta gráfica, la CPU también apoya en algunas tareas. Nixxes, creadores de la versión de PC de Rise of the Tomb Raider, que por cierto es un auténtico espectáculo gráfico, explica que DirectX 11 aprovecha las CPU multinúcleo, pero la mayor carga gráfica se realiza en un único núcleo. En DirectX 12 se reparte entre todos los núcleos, tal como se puede ver en estas gráficas:

Rise of the Tomb Raider estrena los parches DirectX 12 en Windows 10

Con una CPU muy rápida el renderizado en Direct X 11 funciona en un único núcleo muy rápido, así que no hay tanta diferencia al repartir dicha carga gráfica en DirectX 12. Al contrario, con una CPU lenta un único núcleo no puede con todo y, por eso DirectX 12 aporta una gran mejora. Esa es la razón de que, al menos al principio, las mejoras de DirectX 12 se aprecian más con CPUs lentas.

Pero hay que tener en cuenta que tanto la propia API DirectX 12 como los drivers DirectX 12 de NVIDIA y AMD están en pleno desarrollo, así que se esperan mejoras reales de rendimiento en las próximas semanas.

Otros juegos compatibles con DirectX 12 ya anunciados son Quantum Break, Just Cause 3, Ashes of the Singularity, Deus Ex: Making Divided y Forza Motorsport 6 Apex.

Los 7 juegos de Xbox One más esperados de 2016