Aprende a trabajar sin conexión con archivos de Drive

Es una realidad que no siempre puedes trabajar con conexión, como por ejemplo cuando estás de viaje o en sitios que no tienen una buena cobertura. No te preocupes, afortunadamente Google Drive permite acceso a los archivos aunque no tengas conexión. Configurálo para que estén siempre disponibles.

drive sin conexión
Dificultad:
baja
Tiempo:
15 minutos

1: Elige el archivo

El primer paso que tienes que dar es el siguiente: desde la aplicación Google Drive, pulsa el botón Mi Unidad. Verás que allí aparecen todos tus archivos. Encuentra el que necesitas para trabajar sin conexión y después pulsa en el icono de la flecha gris que está a su derecha para continuar.

selecciona el archivo

2: Activa la casilla

Ahora verás, cómo se abre la pantalla de información del documento. Después activa la casilla Disponible sin conexión. El archivo se descargará a tu dispositivo y cuando haya terminado la descarga se mostrará en la barra de notificaciones.

Activa la casilla

3: Sin conexión

A continuación tienes que volver a la pantalla principal de Drive y después elegir la opción Sin conexión. Aparecerá una nueva pantalla con una lista de los archivos de Google Drive que se han descargado para trabajar sin conexión. Verás que si pulsas sobre uno, se abre para poder editarlo.

sin conexion

4: Edita el archivo

Ahora que ya tienes el archivo abierto, puedes empezar a editarlo, del mismo modo en que lo harías si estuvieras conectado. Una vez que hayas terminado de editarlo, pulsa sobre el icono de Marcado  que está en la esquina superior izquierda para poder guardar el documento.

edita el archivo

5: Sincroniza los cambios

El documento modificado se sincronizará automáticamente con el de la nube, cuando vuelvas a tener conexión. Si el documento de tu smartphone es anterior al documento que está en la nube, la aplicación te avisará y pedirá que lo actualices.

sincroniza cambios