Cómo desactivar los datos extra con cualquier operador

Hay compañías telefónicas que cobran el MB extra una vez agotados los contratados a precio de oro. Te explicamos cómo desactivar los datos extra más allá de los de tu tarifa para que no te lleves sustos en la factura.

Cómo desactivar el consumo de datos extra cuando se agotan los megas de tu tarifa.
Dificultad:
media
Tiempo:
15 minutos

1: Los datos extra, una mina de oro para las operadoras

Actualmente hay dos tipos de operadoras de telefonía en el mercado: las que cobran los datos extra una vez que se agotan los que vienen incluidos en la tarifa por un lado, mientras que por el otro las hay que simplemente reducen la velocidad.

Si eres del segundo grupo, no debes preocuparte. Cuando te quedes sin gigas, no tendrás que pagar más. Eso sí, quizás te interese contratar un bono extra o cambiarte de plan para el próximo mes, ya que la velocidad restante da para enviar y recibir WhatsApp y poco más.

El primer paso es averiguar si Orange, Movistar, Vodafone, MasMovil y similares te hacen pagar por los datos extra, algo que puedes comprobar en las condiciones de tu tarifa.

2: Cómo averiguar si te cobran los datos extra

Para saber si tendrás sobrecoste en tu próxima factura, debes conocer dos datos:

  • El nombre de tu compañía
  • La tarifa que tienes actualmente contratada

El primer detalles es bastante obvio, el segundo no tanto. Si no sabes qué tarifa tienes, ponte en contacto con tu operadora para averiguarlo.

Cuando lo sepas, ve inmediatamente a su página web oficial. Allí listan de forma obligatoria todas las tarifas disponibles, con condiciones generales y pequeños detalles que pueden pasar desapercibidos como el coste del MB de datos extra.

Si descubres que te están cobrando por ellos, a continuación te explicamos de qué formas puedes desactivarlos.

Estos móviles con WiFi AC te permiten navegar en casa a máxima velocidad

3: Desde su aplicación o página web

A día de hoy prácticamente todas las operadoras tienen aplicaciones para dispositivos móviles bastante competentes. Las mejores permiten hacer todo tipo de gestiones directamente desde ellas, sin necesidad de esas tediosas llamadas que todos odiamos.

Una de las opciones que suele aparecer en ellas es la de desactivar el coste de los datos adicionales a tu tarifa. No siempre está al alcance, aunque en poco tiempo deberías localizarla, si es que tu compañía se ha dignado a incluir esta opción en su app.

Si no la encuentras en tu móvil, siempre queda la opción de visitar tu perfil en el área de clientes de su página web. Lo normal es que tengas que introducir tu número de teléfono y una clave que te enviarán por correo electrónico o SMS.

Dentro, busca la sección de servicios contratados con tu operadora, ya sea Orange, Movistar, Vodafone y otra y desactiva los los datos extra . Si no aparece, pasa al siguiente punto.

Ejemplo de cómo limitar el consumo de datos desde el Área de Clientes de Orange

4: El penúltimo recurso, el comodín de la llamada

Como hemos dicho antes, no es plato de buen gusto tener que pasar bastantes minutos colgado del teléfono para que te atienda un operador. Ya sabemos que las líneas siempre están ocupadas y que a veces es prácticamente imposible hacerse entender por teléfono, pero es lo que hay si todas las demás opciones se han agotado.

Al operador -cuando consigas hablar con él- sólo tienes que decirle una cosa: “Quiero desactivar los datos extra de mi tarifa de teléfono móvil. Nada más, la afirmación es bastante sencilla y no debería haber ningún problema por su parte, aunque nunca se sabe.

Con estos consejos para ahorrar datos móviles quizás no necesites limitar el consumo

5: El control de datos en Android

Si como última o primera opción prefieres ignorar a tu operadora telefónica y limitar el uso de datos móviles directamente, puedes hacerlo desde Android.

Si vas a Ajustes y a Datos Móviles, tienes una opción que te permite desactivar el consumo de datos cuando llega cierto punto. Dependiendo del fabricante de tu móvil se accederá de una forma u otra, pero siempre está presente en el apartado de conectividad inalámbrica, junto al WiFi o el Bluetooth.

Sólo hace falta indicarle a Android cuándo quieres que cierre el grifo de datos cada vez. Si tienes por ejemplo una tarifa de 5 GB, puedes hacerlo a los 4,5 GB y guardarte los 500 MB restantes para una emergencia.