Optimiza tu PC y tu tablet Android

Con el uso, los sistemas operativos sufren miles de cambios en sus configuraciones que lastran su rapidez de respuesta volviéndose más y más lentos. A continuación te mostramos algunos trucos para optimizar la fluidez que tu ordenador o tablet Android tenían el primer día que los utilizaste.

Optimiza tu PC y tu tablet Android
Dificultad:
baja
Tiempo:
20 minutos

1: Optimiza tu ordenador con Glary Utilities

Para optimizar el rendimiento de tu ordenador y mantenerlo como el primer día, puedes contar con la ayuda de herramientas que analizan los puntos críticos en el rendimiento del sistema y te ayudan a gestionar su optimización día a día.

Windows integra un buen número de herramientas de optimización para mantener tu equipo en forma durante más tiempo. No obstante, esas opciones pueden estar algo escondidas para el usuario más inexperto. Por ese motivo es mucho más sencillo utilizar herramientas como Glary Utilities, que te ofrece una interfaz amigable desde la que gestionar los puntos críticos para la optimización de tu PC, evitándote así la ingrata tarea de tener que buscar las opciones de optimización por todo el sistema operativo.

Descarga e instala Glary Utilities desde su página web. La versión gratuita de este software incluye las herramientas básicas necesarias para optimizar tu ordenador sin apenas esfuerzo.

Cuando termine la instalación, marca la casilla Run Glary Utilities y pulsa Finish para comenzar a optimizar tu equipo.

En origen, la interfaz de Glary Utilities estará en inglés. Cambiarla a tu idioma es muy sencillo.

Cuando se inicie Glary Utilities, haz clic sobre el botón Menú y elige la opción Settings. En el cuadro de configuración que aparece, en el apartado General Settings, haz clic sobre la lista desplegable de Language y elige el idioma adecuado.

Después, pulsa sobre Apply. Ahora, con la interfaz totalmente traducida te será más sencillo optimizar tu ordenador.

Optimiza tu ordenador con Glary Utilities

2: Programas que se inician con Windows

Algunos programas se activan al iniciar Windows. De esta forma se iniciarán más rápido cuando los necesites. Pero si no los necesitas, estarán lastrando tu sistema durante toda la sesión.

Si estos programas no resultan vitales para el buen funcionamiento del sistema, como pueden ser programas anti-virus, cortafuegos o similares, lo más recomendable es deshabilitarlos del inicio.

En Glary Utilities, haz clic sobre el icono de Gestor de arranque. En el encabezado de la ventana del Gestor de arranque se te muestra el tiempo aproximado que tarda el sistema en iniciarse y muestra un fondo que varía entre verde, ámbar o rojo en función de la optimización de arranque del ordenador. Siendo realistas, podrías darte por satisfecho si, tras optimizarlo, éste se mantiene en color ámbar.

En la pestaña Startup Programs encontrarás los principales programas que se activan al inicio. La mayoría de los que aquí aparecen no es necesario que se inicien con el sistema. Otros en cambio, tal vez si quieres que se inicien, pero puedes retrasar unos segundos su ejecución para que no colapse la carga del sistema.

Haz clic sobre el interruptor situado a la derecha los programas que no necesitas y este se deshabilitará. Ahora, elige alguno de los que, sin resultar vitales, quieres que se inicien automáticamente al iniciar el sistema. Haz clic sobre él con el botón derecho del ratón y elige la opción Retardo. Después, elige el tiempo que se retrasará el inicio automático de ese programa tras iniciar el sistema. Por ejemplo, elige 30 Seg.

Repite esta operación con el resto de programas de la lista, manteniendo habilitados los que son realmente importantes para el sistema.

Cuando termines, cierra el Gestor de arranque y reinicia el sistema. Comprobarás que ahora tu ordenador se inicia más rápido.

Programas que se inician con Windows

3: Desinstala los programas que no uses

Otro aspecto básico será mantener el sistema lo más ligero posible. Para conseguirlo será necesario mantener instalados sólo los programas que utilizas y desinstalar los que utilizas muy de tanto en tanto o directamente nunca has utilizado.

Seguramente sabes cómo hacerlo desde Windows, pero con Glary Utilities podrás desinstalar de un plumazo todos los que te sobran.

Haz clic sobre el icono Administrador de desinstalación. Ahora, en la ventana que aparece, marca la opción Desinstalar por lotes y haz clic sobre la entrada Programas raramente utilizados. En el cuadro central se listarán los programas instalados que menos utilizas.

A continuación, marca la casilla de cada uno de los programas que quieras desinstalar y haz clic sobre Desinstalar los programas marcados.

Revisa también el apartado Todos los programas para asegurarte de desinstalar todos los que no necesites.

Desinstala los programas que no uses

4: Limpia tus discos duros

Además de los programas que no utilizas, también debes eliminar los “archivos basura” que el propio sistema produce. Estos archivos son archivos temporales, registros de fallos, ejecutables de actualizaciones, etc.

Para eliminarlos del sistema, haz clic sobre el icono Limpiador de disco. Inmediatamente comienza a analizar el disco del sistema y te muestra el espacio de almacenamiento que puedes recuperar. En el panel lateral, marca los archivos temporales, cachés de los programas y archivos de actualización y registro que quieras eliminar.

A continuación, pulsa sobre Comenzar limpieza y se eliminarán los elementos marcados, recuperando un preciado espacio para archivos que sí te resultan útiles.

Limpia tus discos duros

5: Optimización constante

Glary Utilities cuenta con una opción que permite mantener optimizado tu ordenador de una forma muy sencilla. Con sólo un clic analizará los puntos clave del sistema y los optimizará para que tu ordenador permanezca sin fallos durante mucho más tiempo.

Para activar esta función, haz clic sobre la pestaña Mantenimiento con 1-Clic. Acto seguido comenzará a analizar el sistema la búsqueda de fallos en el registro de Windows y en los puntos más conflictivos del sistema.

Cuando finalice este análisis, pulsa sobre Reparar Problemas para que inicie la reparación de los problemas que ha encontrado.

6: Optimiza tu tablet Android

En aspectos generales, optimizar tu tablet Android no es muy diferente a lo que has visto hasta ahora con tu ordenador. Básicamente se basa en usar toda la potencia de tu tablet para obtener un buen rendimiento en las tareas que tú necesitas y evitar que esa potencia se utilice en otros procesos sin importancia.

El primer paso posiblemente te creará un conflicto interno ya que tendrás que luchar contra ese síndrome de Diógenes digital que la inmensa mayoría de los usuarios padecemos: eliminar todas las apps que no utilices al menos una vez por semana.

Cómo ahorrar batería en tu smarphone con JuiceDefender

Para ayudarte en las tareas de optimización, gestión y limpieza utiliza la app Clean Master que encontrarás en Google Play. Tras instalarla, iníciala y toca sobre la Gestor de aplicaciones.

En esta sección se listan las apps que tienes instaladas en tu tablet. Marca las casillas de las apps que ya no utilices y toca en Desinstalar. Después, toca sobre Aceptar para confirmar la desinstalación de las apps.Las apps seleccionadas se desinstalarán.

Ahora, toca sobre la entrada Aplicaciones preinstaladas. En este apartado encontrarás las apps que tu tablet tenía preinstaladas. Estas apps no podrás desinstalarlas. Sin embargo, si puedes desactivarlas para que no consuman recursos. ¡Ya que no las usas, al menos que no te estorben!

Por ejemplo, si ya estás usando una app específica para gestionar el correo, no necesitas tener habilitada la app Correo de Android. Por tanto, busca esta app en la lista y pulsa sobre el botón Desactivar de su derecha.

Si eres usuario root sí podrás desinstalar totalmente estas apps. En ese caso te aparecerá el botón Desinstalar.

Optimiza tu tablet Android

7: Elimina los archivos innecesarios

Ahora, procede a eliminar todos esos archivos temporales, cachés de las apps y archivos de registro que las apps y el propio sistema han ido generando con el uso cotidiano.

Para hacerlo, vuelve a la pantalla principal de Clean Master y toca sobre Archivos Basura.

Automáticamente comenzará a analizar todo el sistema y las unidades de almacenamiento interno y tarjeta microSD en busca de esos archivos innecesarios. Cuando termine, te mostrará una recomendación de lo que puedes eliminar.

Revisa los archivos que te sugiere eliminar para comprobar que, efectivamente, se tratan de archivos basura y no se están eliminando fotos o cualquier otro archivo equivocado. Si todo es correcto, pulsa sobre el botón Limpiar la basura.

En esta sección también encontrarás la opción Limpieza Avanzada. Como su nombre indica, con este sistema de limpieza avanzada será necesaria una cierta experiencia para saber exactamente qué estás eliminando. Con este tipo de limpieza puedes eliminar de fácilmente carpetas enteras de fotos o vídeos que ya no necesitas y otros archivos que podrías querer conservar. Por ello, en esta sección, debes poner especial atención a la hora de marcar los elementos a eliminar.

Elimina los archivos innecesarios

8: Libera memoria RAM de tu Android

Como norma general, las versiones actuales de Android (Ice Cream Sandwich, Jelly Bean y KitKat) gestionan de forma muy eficiente la memoria RAM de tu dispositivo.

Al contrario de lo que sucede en versiones antiguas de Android o con Windows, cerrar aplicaciones que están cargadas en la memoria RAM de tu dispositivo no mejorará su rendimiento. Es más, posiblemente, obtendrás justo lo contrario aumentando la carga de trabajo que soportará el procesador y el consumo de batería.

No obstante, en determinadas ocasiones, algunas apps mal optimizadas colapsan la gestión de la memoria RAM provocando la ralentización de todo el sistema. En ese caso, puedes utilizar Clean Master para que todo vuelva a la normalidad.

Inicia Clean Master y toca sobre la opción Optimizador de memoria. Acto seguido te mostrará el número de aplicaciones que están cargadas en la memoria y el nombre de las apps que puedes liberar. Desmarca la casilla de las apps que quieres conservar cargadas en la RAM y pulsa sobre Optimizar. A continuación, podrás ver como se libera la memoria de tu Android y mejora la capacidad de respuesta de tu tablet.

Libera memoria RAM de tu Android

9: Elimina los widgets de la pantalla de inicio

Los widgets son una magnífica forma de mantener determinada información siempre a mano. Sin embargo, abusar de su uso puede resultar doblemente negativo.

Por un lado, al tener que actualizar constantemente el contenido del widget, se consume batería.

Por otro lado, mantenerlo actualizado requiere utilizar la utilización del procesador, más aún cuando se trata de un widget animado, como lo acostumbran a ser los meteorológicos o los de noticias.

Si ese es tu caso, elimina los que no te sean absolutamente imprescindibles. Para ello, simplemente haz una pulsación prolongada sobre el widget y, cuando se seleccione, muévelo hasta el aspa de la parte superior de la pantalla.

En los widgets que conserves, amplía su tiempo de sincronización para, de ese modo, reducir el consumo de batería y de datos.

Algunos widgets cuentan con sus propias opciones de configuración desde las que podrás elegir cada cuanto tiempo se sincroniza el widget. Otros, en cambio, tienen esa opción en los ajustes de configuración de la app.

Por ejemplo, en el caso de Twitter, encontrarás esta opción en la sección Notificaciones y sincronización de la configuración de tu cuenta en la app de Twitter.

Elimina los widgets de la pantalla de inicio

10: Reduce el lag de tu Android

El lag, o bloqueo momentáneo en la fluidez de la interfaz de Android, es uno de los principales síntomas de que tu tablet está teniendo problemas de rendimiento gráfico.

Para reducirlo, accede al menú Ajustes de tu Android y toca sobre Opciones de desarrollador.

Si no te aparece esta opción es que todavía no la has activado. Para activarla, toca sobre Información del tablet y pulsa siete veces consecutivas sobre Número de compilación. Después, vuelve al menú ajustes y ya te aparecerán las opciones de desarrollo.

Accede a esta sección y, en el apartado Dibujo, toca sobre la opción Escala de animación ventana. Después, elige la opción Animación desactivada. Tras esto, notarás que tu tablet se comporta de forma más fluida.

Reduce el lag de tu Android

11: Utiliza las apps adecuadas

En Google Play tienes disponibles más de un millón de apps. Eso no significa que todas ellas estén correctamente programadas o actualizadas.

Podría suceder que alguna de esas apps provoque un comportamiento anómalo en tu tablet y, al iniciarla, se produzca un descenso del rendimiento de tu tablet.

En ese caso, localiza la app que provoca el fallo y sustitúyela por otra equivalente.

Seguro que entre un millón de apps encuentras una que realice exactamente la misma función… ¡o incluso alguna mejor!

Aquí encontrarás algunas de las mejores apps Android de 2014