Cómo crear una Live-USB para una distro Linux

Crear un Live-USB es imprescindible para instalar el sistema operativo en un Netbook o en equipos que no disponen de unidad de disco. Además este método hace que la instalación del sistema sea mucho más rápida, ya que las velocidades de lectura de las memorias USB son mejores que las de los DVD o CD

 Live-USB para una distro Linux
Dificultad:
media
Tiempo:
15 minutos

1: Descargar una distro de Linux

Las distribuciones de Linux acostumbran a tener sus propias comunidades que se encargan de desarrollarlas. Lo más recomendable es acceder directamente a la web de la distro que elijas y descargarla desde allí. Tal vez te sea de gran ayuda esta lista con las mejores distros para Linux. Dependiendo del tipo de soporte al que va destinada, versión de escritorio, etc…, tiene un tamaño u otro. Habitualmente se suelen encontrar en formato ISO, para que posteriormente los graves en un CD. Descarga la que sea más apropiada para tu equipo.

Para instalar la distro Linux en tu equipo, lo más cómodo es crear un Live-USB. Es decir, copiar la distro a un USB. De ese modo podrás probar la distro sin tener que instalarla completamente en tu equipo. Aunque, si así lo prefieres, también puedes instalarla en tu ordenador desde el Live-USB, sin necesidad de utilizar ningún DVD o CD en el proceso. Cuando apagues el ordenador y retires la memoria USB, se perderá todo lo que has hecho mientras probabas la distro. Tu sistema permanecerá intacto, como si nada hubiera pasado. Para crear este Live-USB necesitarás la ayuda de un programa llamado UNetbootin, que puedes descargar desde su página web.

2: Crea el Live-USB de la distro Linux

UNetbootin es un programa portable, que no precisa instalación. Pero antes de iniciarlo, conecta una memoria USB vacía a tu equipo. Haz doble clic sobre el archivo que has descargado y se iniciará. Puesto que ya tienes descargada la imagen ISO de la distro, activa la opción DiscoImagen. Pulsa el botón de búsqueda que tiene los puntos suspensivos y selecciona el archivo de imagen de la distro Linux que has descargado.

Crea el Live-USB de la distro Linux

3: Crear un espacio para tus datos

Algunas distros de Linux, permiten guardar los datos o documentos que creas en la sesión dentro de la propia memoria USB, de ese modo no se perderán al cerrar la sesión de Live –USB. Puedes asignar un espacio, con el control que tienes bajo el botón de búsqueda. A continuación elige el tipo de almacenamiento. En este caso unidad USB. Elige la letra de unidad que Windows ha asignado a tu memoria USB. Aquí tienes que asegurarte de elegir la correcta, porque la unidad se formateará y un error podría borrar datos importantes de otra unidad. Cuando termines, haz clic en Aceptar, para comenzar con la creación de tu Live-USB.

Live-USB almacena tus datos

4: Iniciar desde el Live-USB

Para comenzar a usar el Live-USB, bastará con que reinicies tu equipo con la memoria USB conectada y configurar la prioridad de inicio desde la BIOS de tu equipo, para que se inicie desde la memoria USB que contiene el Live-USB de la distro Linux, en lugar de hacerlo desde tu disco duro con Windows. Si no sabes cómo hacerlo, consulta el manual de tu equipo o el de la placa base.

Iniciar desde el Live-USB