Cómo gestionar los archivos RAW de tu cámara

Cada vez es más común que las cámaras actuales puedan guardar las fotos en formato RAW. No obstante, este formato de archivo fotográfico todavía no está totalmente integrado en los sistemas operativos, por lo que abrirlos, editarlos y gestionarlos no siempre es sencillo.

Gestiona los archivos RAW de tu cámara
Dificultad:
media
Tiempo:
40 minutos

1: Revisa tus fotos en RAW desde Windows

Cada usuario o fotógrafo tiene un flujo de trabajo diferente en función de sus necesidades.

Algunos prefieren hacer una criba inicial de fotos desde el ordenador antes de comenzar a editar los archivos RAW uno a uno. Otros prefieren guardar todas las imágenes capturadas en un disco duro, para posteriormente editarlas con un software editor específico. Otros en cambio, prefieren hacer una previsualización en una tablet por motivos de movilidad e inmediatez. Seas del tipo de usuario que seas, vamos a tratar de darte una solución práctica para que gestionar tus imágenes RAW sea mucho más sencillo y natural.

Las 8 mejores cámaras Reflex de 2014

El visionado de las fotos es uno de los pasos básicos en el procesado de las imágenes en formato RAW que has obtenido con tu cámara y actualmente, algo tan sencillo como obtener una miniatura o una vista previa de las fotos en formato RAW puede llegar a ser complicado.

Una de las cosas más habituales al utilizar el formato JPG para guardar tus fotos es que al conectar la tarjeta de memoria de la cámara a tu equipo, puedes ver directamente las miniaturas y vistas previas de las fotos sin necesidad de abrir una por una cada una de ellas. De ese modo se optimiza mucho el proceso de selección para el procesado de las fotos.

Esto no sucede con las fotos guardadas en formato RAW ya que, en origen, las versiones anteriores a Windows 8 no tienen soporte para este formato.

Cuando abres en el Explorador de Windows una carpeta llena de archivos RAW, lo único que podrás ver serán los nombres de archivos.

Los 7 mejores tipos de objetivos de fotografía para cámaras réflex

Añadir el soporte para este tipo de archivos en Windows es tan sencillo como instalar un complemento creado por Microsoft.

En primer lugar, descarga el Paquete de códecs para cámaras de Microsoft desde el centro de descargas oficial. Este complemento habilitará la compatibilidad de tu ordenador con el formato RAW.

Pulsa sobre el botón Descargar y, a continuación, elige el archivo adecuado para tu sistema operativo.

Si tu Windows tiene una arquitectura de 64 bits elige el archivo MicrosoftCameraCodecPack-x64.msi. Si es de 32 bits, marca la casilla del archivo MicrosoftCameraCodecPack-x86.msi y pulsa sobre Next para comenzar la descarga.

Revisa tus fotos en RAW desde Windows

2: Instala el complemento de Windows

Este complemento se instala igual que cualquier otro programa.

Haz clic con el botón derecho del ratón sobre el archivo descargado y elige la opción Instalar.

Acto seguido, marca la casilla Acepto los términos del Contrato de licencia y haz clic sobre el botón Instalar que se activa.

Tras unos segundos se instala en complemento y, cuando termine, te solicitará reiniciar el equipo.

Desde ese momento, los archivos RAW pasarán a mostrar una vista en miniatura de la foto, tal y como sucede con el resto de archivos de imagen, y podrás abrirlos en el Visualizador de fotos de Windows.

3: El visor más avanzado

Este programa es FastStone Image Viewer. Desde su página web puedes acceder a las versiones disponibles de este programa.

Nosotros nos hemos decantado por la versión portable – ¡Cómo nos gustan las versiones portables!—, pero puedes utilizar cualquiera de las opciones instalables.

Tras descargar el archivo, descomprímelo en una carpeta donde no te moleste y haz clic sobre FSViewer.exe. A continuación, en el panel lateral de FastStone, busca tus fotos y selecciona la carpeta que las contiene.

En el cuadro central aparecerán las miniaturas de las fotos.

La primera vez que el programa detecta archivos RAW, te indica que puedes configurar desde el menú Ajustes el tamaño y calidad en la que FastStone te mostrará la vista previa de este tipo de archivos.

No obstante, el formato que te muestra en origen es perfectamente válido. En cada una de esas miniaturas se muestra, de forma muy clara, el nombre, formato de archivo y su tamaño. Justo encima de este panel encontrarás la barra de controles del explorador que te permitirán navegar por las distintas carpetas, crear nuevas carpetas o mover y copiar los archivos entre ellas.

Estas funciones también las encontrarás en el completo menú emergente que aparece al hacer clic con el botón derecho del ratón sobre alguna de las miniaturas.

El visor más avanzado

4: Pequeños retoques rápidos

Además de ofrecer un explorador muy cómodo para la clasificación de tus fotos en formato RAW, FastStone también te ofrece la posibilidad de realizar pequeños retoques a tus imágenes sean del formato que sean. ¡Incluso se atreve con los RAW!

Para llevar hacerlo, lo mejor es acceder a la vista en pantalla completa de FastStone.

Con esta vista optimizarás toda la superficie de trabajo para realizar esos pequeños retoques con comodidad.

Esta vista tiene la particularidad de que, en principio, la imagen ocupa toda la pantalla, aunque todas las herramientas están perfectamente accesibles. Tan sólo debes acercar el puntero del ratón hasta el lateral derecho de la pantalla y aparecerá el panel de información del archivo. Si lo acercas a la parte superior, accederás al panel del explorador de archivos y en la parte inferior aparecen las opciones de visualización, para que ajustes el tamaño de la imagen a tu gusto.

Pero el panel de herramientas que realmente te interesa en este momento, es el que aparece al acercar el puntero al lateral izquierdo de la pantalla. En él encontrarás herramientas para editar y mejorar tu foto.

Entre ellas encontrarás algunas con las que podrás rotar las imágenes, eliminar los ojos rojos, mejorar el color, cambiar el tamaño de la imagen o añadirles una marca de agua.

Cuando termines, dado que el formato RAW es un formato de solo lectura, deberás guardar la imagen retocada con extensión JPG.

Pequeños retoques rápidos

5: Edita archivos RAW desde tu PC

Otro proceso básico a la hora de gestionar tus fotos en formato RAW, es el procesado de la imagen con un software específico para este formato. Para ello no será necesario el desembolso de una importante suma de dinero en una licencia de uso, ni ser un experto en Photoshop.

El formato RAW está considerado como la versión digital de los negativos que usaban las cámaras fotográficas analógicas. Por lo tanto, debes someter al archivo RAW a un proceso de revelado digital.

15 consejos útiles para fotografía de ciudades y paisajes

En este caso no necesitarás productos químicos, ni salas de revelado. Bastará con usar Raw Therapee. Puedes descargar este editor fotográfico desde su página web oficial es gratuito y multiplataforma.

Elige la versión más adecuada para tu sistema operativo e instálala en tu equipo. Si tu Windows es de 32 bits, elige una de las versiones previas compatibles con Windows XP, aunque en realidad tengas instalada una versión de Windows 7.

Tras la instalación, cambia el idioma de la interfaz. Haz clic sobre el icono Preferencias que encontrarás en la esquina inferior izquierda de la ventana de Raw Therapee.

A continuación, en el cuadro de Preferencias, accede a la pestaña General y selecciona el idioma correcto en la lista desplegable de Select Language. Desde este mismo cuadro, también podrás configurar otros parámetros del programa, como la forma de abrir las fotos en el editor o el aspecto de la interfaz.

Cuando todo esté a tu gusto, haz clic sobre Aceptar y reinicia el programa para aplicar los cambios.

Edita archivos RAW desde tu PC

6: Todas las herramientas a tu alcance

Llega el momento de comenzar el revelado digital de tus RAW.

Elige una foto en explorador de archivos de Raw Therapee y haz doble clic sobre ella para pasar a la pestaña Editor.

Raw Therapee te ofrece una serie de perfiles preestablecidos que te podrán servir de guía para obtener un resultado inmediato. Los encontrarás en la lista desplegable Perfiles de procesamiento.

Si quieres empezar el procesamiento de tu RAW desde cero, elige el perfil Neutro. Justo debajo encontrarás las seis pestañas de ajuste de la imagen: Exposición, Detalle, Color, Transformar, RAW y Metadatos.

En cada una de ellas encontrarás menús desplegables con los distintos ajustes que puedes aplicar a la foto. Puedes ir viendo el resultado de los ajustes en la vista previa de la foto para obtener un ajuste más preciso.

Debajo de la vista previa encontrarás la barra de navegación con la que podrás hacer zoom sobre la imagen.

Si deseas obtener más espacio para trabajar, oculta el paneles lateral izquierdo y superior pulsando sobre los iconos de Mostrar/ocultar panel de las esquinas del espacio de trabajo.

Cuando termines de editar tu foto, pulsa sobre el icono Guardar imagen actual o usa la combinación de teclas CTRL+S y elige el formato, calidad y ubicación donde guardar el nuevo archivo.

Todas las herramientas a tu alcance

7: Tus archivos RAW en el iPad

Con la mejora de las pantallas y su aumento de su potencia, las tablets se han convertido en el complemento preferido por muchos fotógrafos y aficionados para previsualizar las fotos realizadas. Esta opción puede resultarte muy útil cuando necesites el máximo de movilidad y ligereza.

Si tienes un iPad y quieres revisar o editar las fotos en RAW que has tomado, puedes utilizar la app PhotoRAW Lite o su versión de pago, que encontrarás en la App Store.

Además, necesitarás utilizar el adaptador Camera Connection para poder acceder a los archivos RAW de tu tarjeta de memoria.Después inicia la app. Ésta los detectará y aparecerán listos para su edición. 

Toca sobre alguna de las imágenes y pasará a la pantalla de edición. En la parte inferior de esta pantalla encontrarás varias categorías de opciones.

Toca sobre alguna de estas categorías y aparecerán los respectivos controles deslizantes.

Cuando termines, accede a la pestaña Tools y toca sobre el icono de la cámara para exportar la foto con los ajustes actuales a formato JPEG.

Tus archivos RAW en el iPad

8: Revelado digital desde Android

Al igual que sucede con los dispositivos de Apple, desde Android también podrás editar los archivos RAW.

Para ello, necesitarás instalar la app PhotoMate R2 disponible en Google Play, y usar un lector de tarjetas USB y un adaptador USB OTG para conectarlo a tu tablet.

A continuación, inicia PhotoMate R2 y despliega el panel lateral tocando sobre su logo en la esquina superior izquierda.

En la sección Storages, elige usb_storage, que corresponde a la conexión USB y se mostrarán los archivos que contiene.

Las 5 mejores apps Android gratis de edición fotográfica

Ahora, si quieres revisar las fotos que contiene tu tarjeta, pulsa sobre Slideshow en la barra superior.

En cambio, si lo que quieres es editar tus archivos RAW, toca sobre uno de estos archivos y, a continuación, pulsa sobre el icono Develop, representado por un lápiz.

Acto seguido, pasarás a la pantalla de edición de PhotoMate R2.

En este aspecto, la app no tiene nada que envidiar a los mejores softwares de edición fotográfica de escritorio.

En el panel lateral encontrarás los paneles para controlar los distintos ajustes de imagen. Toca sobre alguno de ellos para desplegarlo y acceder a sus respectivos controles.

Cuando termines de editar tu RAW, toca sobre Save as file y configura el formato y calidad del nuevo archivo de imagen.

Revelado digital desde Android