Aeromobil, el prototipo del auténtico coche volador

¿Cuántas veces has querido salir de un atasco volando? ¿Pulsar un botón y que a tu coche le saliesen alas? Ya puedes dejar de soñar y echar un vistazo al prototipo de Aeromobil, el coche volador que circula por carretera con total normalidad, alcanzando y superando los 160 kilómetros por hora mientras pisa tierra, y rebasando los 200 cuando alza el vuelo. 

Con una autonomía de 875 kilómetros por tierra y 700 por aire, apenas consume 8 litros de combustible por cada 100 kilómetros. Volando el índice de gasto es algo superior: 15 litros por hora.

Hemos conocido otros coches que no vuelan, pero que sí van acompañados por drones voladores

Construido con un esqueleto de acero y carcasa de fibra de carbono, este vehículo puede desplegar las alas y pasar de medir 1,6 metros a ocupar 8 metros y 200 centímetros de anchura. La longitud del vehículo no varía, y se mantiene en los seis metros. 

La capacidad está limitada a dos personas, y sigue siendo un proyecto en desarrollo, pero la verdad es que resulta muy atractivo. Además, todos los prototipos funcionan, así que nos remitimos a la cita de Henry Ford que abre la página de Aeromobil.com

"Recordad mis palabras: una combinación de aeroplano y coche de motor está llegando. Podéis sonreír, pero terminará por llegar". Teniendo en cuenta que esta frase fue pronunciada en 1940, la verdad es que ya se estaba haciendo de rogar.