Análisis en vídeo del LG G Watch R, el smartwatch de LG

Ya tenemos en nuestras manos el nuevo LG G Watch R, la segunda tentativa de la marca coreana en el mundo de los relojes inteligentes o smartwatch, tras el LG G Watch.

Entre las características del LG G Watch R destaca, sin lugar a dudas, la forma redondeada de su esfera. Y es que, asómbrense, el LG G Watch R es un reloj inteligente que… ¡se parece a un reloj!

Cuenta con una pantalla esférica táctil P-OLED de 1,3 pulgadas con una resolución 320x320 píxeles (245 ppp), ligeramente más pequeña que la de su más directo competidor, el Motorola Moto 360, en parte debido al generoso marco que rodea la esfera. Aunque con una mejor visualización en exteriores y mayor nivel de contraste, gracias a la tecnología OLED.

En su interior incorpora un procesador Qualcomm Snapdragon 400 a 1.2GHz, el mismo que podemos encontrar en muchos móviles de gama media, con 512 MB de memoria RAM y 4 GB de almacenamiento interno. Todo comandado por Android Wear, el sistema operativo para wearables de Google.

Conoce el Moto 360 de Motorola, el otro smartwatch con pantalla redonda

El LG G Watch R dispone de un acelerómetro de 9 ejes, brújula y giroscopio, además de barómetro, podómetro y sensor de pulsaciones, este último ubicado en la parte inferior de la caja.

En su análisis, el LG G Watch se mostró como un dispositivo eficiente, útil y muy cómodo de manejar. Su apariencia de reloj clásico con esferas configurables hace que puedas utilizarlo de forma discreta, aunque sin perder su esencia de gadget de última tecnología.

Su base de carga externa por contacto, elimina los conectores físicos y permite al LG G Watch R contar con la certificación IP67. O lo que es lo mismo, fuerte resistencia al polvo e inmersiones en agua a un metro de profundidad durante 30 minutos. Vamos, que te puedes duchar y hacer tu día a día con él sin ningún problema.

El precio del LG G Watch R es de 279 euros, y ya está disponible en el mercado español dispuesto a plantar cara a modelos como el mencionado Motorola Moto 360, o el reciente Samsung Gear S. La lucha está servida.